Maduro y sus preocupaciones

El 5 de junio Día Internacional del Ambiente, a solo cuatro días de cumplirse un mes de la realización del Congreso Nacional Constituyente de los Movimientos Sociales y Ambientalistas y Ecologistas de Venezuela, efectuado en Caracas del 09 al 11 de Mayo de 2014. Presentamos algunas de las preocupaciones ambientales del Presidente Maduro. Iniciándolas con el gran objetivo de dicho Congreso: avanzar hacia la conformación del Gran Movimiento Unitario Ecosocialista.

A tal evento, concurrieron voceros de casi 1000 organizaciones, produciéndose la Declaración de Caracas del Congreso Constituyente. En ella, se recogen alrededor de 45 problemas ambientales estructurales. Referimos, lo estructural a las relaciones entre los distintos componentes de un sistema determinado. Nuestro estado es una estructura de poderes en transición, que deben funcionar coordinadamente para encontrar los controles y poder dinamizarse en la nueva estructura ambientalmente societaria que necesitamos construir.

Todas las acciones individuales, colectivas y las actividades en general inciden en los impactos directos e indirectos en los ecosistemas o agroecosistemas y de manera global, en los distintos sistemas o componentes de la ecosfera (todas las relaciones naturales y socioculturales que se dan en la corteza terrestre con la atmósfera).

Las múltiples consecuencias ambientales y sociales que estamos administrando desde décadas atrás, las resumimos: los recursos se agotan y se recalienta la tierra, los ciclos bio-geoquímicos están alterados y algunos han pasado sus limites; otros avanzan a un estado critico, pudiendo entrar en proceso de caos. La actividad antrópica del hombre puede poner en peligro su propia existencia y de la biosfera. No es exagerado y científicamente se viene reportando: debemos encontrar otro orden civilizatorio que nos proporcioneun nuevo modo de vivir, convivir, de producir y reproducir los bienes que permitan racionalmente consumir y establecer una nueva relación con la naturaleza.

Reiterativamente la propuesta de construir otro modelo civilizatorio fundada en nuestra carta magna, con preocupación, la ha venido haciendo el Presidente Nicolás Maduro, cuando el pasado 23 de mayo en el encuentro Pueblo Universitario le solicito a los rectores universitarios presentes, avanzar y apoyarlo en: jornadas por la defensa de la Constitución Bolivariana de la República de Venezuela(CBRV); consolidar el sistema publico de salud y el educativo; reducir la guerra económica con productividad; la agroecológica rumbo al ecosocialismo y romper con la tecnocracia capitalista, la cual es la responsable de los cambios climáticos que esta padeciendo el planeta tierra. Incluso allí, con preocupación nos alerto, sobre los dramáticos efectos de la sequía que se avecinan en Venezuela, por los embates de ese fenómeno climatológico extraordinario como lo es El Niño. Así mismo, en esa referencia el Presidente Maduro el pasado 9 de mayo en la conformación de la Constituyente Ecosocialista, le solicitó a los voceros concurrentes, ideas para avanzar a un nuevo modelo civilizatorio y tecnológico. El Presidente Maduro le exige a ese sorprendente movimiento eco-socialista bolivariano, la conformación de programas de formación técnico-político para 1000 cuadros destinados a masificar el 5to Objetivo del Plan Patria: Preservar la vida en el planeta y salvar la especie humana.

Esta magna exigencia del Sr. Presidente Maduro, por múltiples razones, toca directamente el papel, las competencias y los destinos de todas nuestras universidades nacionales. Inquietudes que coincidente-mente, por el justo y oportuno mandato de las altas autoridades del Ministerio del Poder Popular de Educación Universitaria, se debaten en un curso de Gestión Universitaria para todos los directores, rectores coordinadores de todas las universidades nacionales, donde con profundidad, se estarán dando aportes sobre la calidad educativa y la transformación universitaria.

Todos este conjunto de preocupaciones ambientales y constitucionales que nos expresa el Presidente Maduro, tienen también mucho que ver, con nuestros niveles de compromiso en la defensa de nuestro proceso revolucionario y la soberanía de nuestros recursos naturales. Ello implica que debemos iniciar distintos procesos encaminados en la re-significación de las relaciones con la naturaleza. Desde allí se deben iniciar los cambios de conductas(mentes) con nosotros mismos, para avanzar en la transformación de lo que el país requiere, desea y exige la CBRV. De verdad no es casual la preocupación-solicitud del Presidente Maduro en generar jornadas de estudio y defensa de la CBRV implícita en ella la defensa constitucional de nuestro ambiente, el cual aterradora-mente fue atacado por las acciones fascistas-terroristas las últimas semanas y se despiertan amenazas en repetirse, con inimaginables consecuencias para todo nuestro pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1767 veces.



Miguel Angel Nuñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas