Una voz desde la tumba

Ayer cumplió mi programa televisivo 15 años. Siempre recuerdo ese primer día de ¡Aló, Presidente! Estuve, al inicio un poco nervioso, pero luego cogí vuelo y me remonté como el águila. Por eso me siento como si estuviera amaneciendo en Sabaneta o en Cajón del Arauca. Pero nada de eso es verdad. La vida no es como uno quiere que sea, sino como Dios quiere. Por eso estoy donde debo estar, en la casa que me construyó Fruto Vivas. Sin embargo, observo. Observo mucho.

Pienso que acerté en mi decisión respecto a Nicolás Maduro. Él, a pesar de su debut en las grandes ligas, desde un equipo A, sin pasar por AA o AAA, llegó y se estableció. Hay un dicho que reza que llegar es fácil, lo difícil es mantenerse, hablando beisbolericamente. Ustedes saben mi pasión por el beisbol. Siempre soñé con emular al Látigo Chávez, y después llegar a la gran carpa. Una vez, soñé que estaba pichando en el viejo Yanqui estadio. Y que le estaba lanzando nada más y nada menos que a Mickley Mantle. Casi lo poncho… Como ponché a García Carneiro, una vez. ¿Te acuerdas García Carneiro, cuando jugamos aquella caimanera? Te tiré tres rabo e´cochino, y te dejé como pajarito en rama, como decía Joselo. Había dicho que observo mucho. La situación a la que se enfrenta Nicolás no es fácil. Creo que es tan difícil como la que yo confronté en el 2002. Pero mi Canciller está maniobrando bien. No se le agua el guarapo. Y eso es fundamental en un líder. Me llamó la atención oírle, en una reunión con las Comunas, que “…Estoy resteado y pa´lante es que voy”.

2. A esa oposición tramposa la conozco bien
Son los mismos que trataron de darme un golpe de Estado. Mejor dicho, me lo dieron, pero la unidad entre pueblo y los militares, impidieron que se salieran con la suya. En menos de 48 horas terminaron con las pretensiones de Pedro el Breve. Ayer estuvieron reunidos alrededor de la “Coordinadora Democrática”, hoy lo hacen en la llamada MUD. O sea la Mesa de la Unidad. Pero son los mismos que firmaron el libro de asistencia en Miraflores, en la noche del Carmonazo. Por cierto, ese prófugo golpista vive en Colombia dando conferencias, y conspirando contra Venezuela y su gobierno. Hace unas noches recordaba con un amigo aquellas horas que me hicieron pasar, pero sobre todo lo que le hicieron pasar al pueblo venezolano. Siempre le dije a Nicolás si te conviertes en el líder de la revolución, cosa que no dudo ni un segundo, confía en el pueblo y mantén la unidad, la unidad, siempre la unidad. Solo la unidad del pueblo salva al pueblo. Eso me lo reiteró Fidel una noche que duramos muchas horas hablando de todo. Inclusive de beisbol. El tiene una espinita de cuando le descubrí el contrabando de jugadores estrellas con ropaje de amateur. Y aun sí lo pelamos. Fidel me dijo: “Mantén la unidad. La unidad de los revolucionarios y la unidad entre ese pueblo chavista y tus compañeros de armas. Con esa unidad nadie puede, ni el imperio osará tocarte”. Así que, Nicolás mantente firme. Eso de “…Estoy resteado, y voy pa´lante”, es una frase que le cae mal a tus opositores, que fueron los mismos míos, y le cae bien al pueblo chavista. ¡Adelante!

3. No caigas en provocaciones
Le va mal a quien se deja provocar. Puede equivocarse. Y eso no es bueno. Mantén el sartén agarrado por el mango. Trabajo, trabajo y más trabajo. Unidad, unidad y más unidad, Y siempre tendremos Patria. Déjalos que se cocinen en su propia salsa. Eso, sí, oye con atención a los Cancilleres de UNASUR. Oye a Fidel. Comunícate siempre con él. Es un sabio. Hay que oír a los sabios. Él, con su sabiduría, pueden ayudarte mucho. Oye a los Cancilleres de UNASUR. Con UNASUR todo. Sin UNASUR nada. Por allí me soplaron sobre unas declaraciones del compañero Rafael Correa y del Pepe Mujica. Tranquilo, Nicolás. Ellos saben lo que hacen. Son comprobadamente mis amigos, y además revolucionarios. Con sus estilos propios, pero revolucionarios al fin. La derecha tratará de sembrar cizallas entre tú y el resto de compañeros de Latinoamérica. Pero no le pares. Esa derecha, está desesperada porque no pueden derrotarnos ni electoralmente, ni en ningún terreno que escojan. Aunque tú no lo creas ellos (me refiero a la derecha radical y sus mercenarios, te están favoreciendo significativamente. No se dan de cuenta que nadie quiere la violencia. Que nadie quiere guarimbas y muertes innecesarias. Les está pasando como Chacumbele. Yo sé porque te lo digo. Eso sí, mantén los ojos abiertos respeto a la unidad. Seguiré observándote y observando los acontecimientos. Que no se equivoque el imperio contigo. Te están atacando fuerte. Vendrán días más duros. El imperio está desesperado. La revolución bolivariana y socialista los tiene locos. El señor Obama, no encuentra qué hacer. Vendrán con todo, pero pueblo unido jamás será vencido. Yo sé porque se lo digo. ¡Adelante, siempre adelante! Que Dios bendiga a mi pueblo. ¡Volveré!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1299 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a188652.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO