Como lo veo lo escribo CLXXII

El diálogo con quién; ¿al carajo quién?; ¿calidad educativa para quién?

Revisando algunas cosas me encontré con una hoja escrita con algunas reflexiones que titule crítica y debate de propuestas, como no tenia fecha lo busque en el archivo de aporrea  y me encontré con el debate que propició aporrea a finales del 2011, realmente me emocione pensando que se abría una  nueva oportunidad de corregir los entuertos y asistí a una de las reuniones como las que se están dando en el PPT; y en mí, Como lo veo lo escribo CLV, titulado “El debate es primero hacia adentro”, decía entre otras cosas lo siguiente:

 
“Aprovechando la apertura de un debate conducido por Aporrea, quiero comenzar mi contribución planteando la necesidad que se tiene de sincerar sin tapujos ni miedo, todo lo concerniente a situaciones y deficiencias graves que muchos no captan y otros, sobre todo los interesados en que esto se caiga, tratan de seguir ocultando, sin mencionar a los que por agradecimiento o fanatismo cierran los ojos ante lo evidente. Pienso que lo primero que tenemos que hacer es dejar claro, ante todo a los que están con el Proceso Bolivariano, que no hay excusa que valga para que con los recursos y el material humano con que se ha contado, no se hayan logrado los objetivos esperados, o que al menos algunos indicadores muestren que vamos en buen camino para lograr la mayor suma de felicidad posible”
 
Pero como ahora, salieron los escribidores a censurar y a llamar contrarevolucionarios y terroristas a los que criticaban, con justo derecho las contradicciones del proceso; en mí Como lo veo lo escribo titulado “Aporrea ¡Ay Aporrea!” expresé lo siguiente:
 
 “Estoy seguro, que por más silencio y vueltas que se le dan a la situación tan grave que está viviendo el Proceso Bolivariano; muchos han llegado a la conclusión, que a pesar de todas las buenas intenciones, nuestros sueños de una patria digna y la búsqueda de la mayor suma de felicidad posible están siendo opacados por los que se adueñaron del poder y se creen imprescindibles.  
 
Únicos dueños de la verdad, no les hace falta consultar y sus pensamientos e ideas ya no son propuestas sino órdenes y ejecuciones personales, que están violentando todos los derechos y deberes de cualquier ciudadano socialista o simplemente humanista. Por eso digo ¡Ay Aporrea!: porque no podrás filtrar a los insidiosos, ni a los patriotas, ni al simple pueblo que se desahoga por tus páginas. Tal vez te dejen tranquila si se basan en que la mayoría escribe pero no se comunica y el debate queda en lo virtual sin materializarse realmente, indicando que no hay peligro de unidad aunque coincidan en ideas y propuestas.”
 
Con lo anterior quiero dejar claro, que el Proceso Bolivariano venia cambiando su curso progresivamente, pero muy pocos escuchaban, la mayoría aplaudía como focas lo que eran errores evidentes, y el pueblo seguía una imagen con esperanza. Esperanza que se nubla cuando vemos a la mayoría de funcionarios que nos representan en un llamado a dialogo con los depredadores de siempre, que decepción con ellos, pero que se puede esperar de quienes realmente no tienen nada de revolucionarios ni socialistas, y no es porque yo lo diga, son sus mismas declaraciones y actitudes que lo revelan sin lugar a dudas; es más, son los primeros antichavistas, porque aunque utilizan la imagen del Comandante para mantenerse, hoy están reconociendo con sus reformas que no lo hizo también y para no extenderme mucho, les dejo algunos de los muchos interrogantes que existen para que respondan a estos, aquellos que se hacen cómplices de la entrega del Proceso Bolivariano y atacan con pobres argumentos a los que se atreven a ser irreverentes ayer, hoy y siempre:
 
Puede ser socialista el Sr. Presidente, cuando le pidió a su equipo de gobierno dejar los “gamelotes mentales” y expresó lo siguiente:
 
 "¿Puede negar alguien que el tejido económico del empresariado privado en Venezuela, tiene un altísimo impacto en la creación de empleo, en la creación de riqueza, en la creación de la economía? ¿Alguien lo puede negar en su justo juicio?" (en mi anterior conteste a esto)
 
Y a los que son, que argumentan que Chávez también dialogó con la oposición y nadie lo mando para el carajo; analicen con la razón y respondan; que tan positivo resultó, y si con esto el país avanzó o llegó a ser productivo en algún momento.
 
Para los que llevan en su ser el socialismo un error imperdonable del Comandante; la entrega del camarada periodista colombiano, violando no solo la constitución sino traicionando todos los preceptos revolucionarios y humanistas.
 
¿Al carajo quién?
 
Desde el 2005, sabíamos a quien mandaríamos para el carajo ya lo expresaba en mi artículo titulado: “Muchos hablan y pocos escuchan, mientras la revolución languidece”
 
Pero les digo con todo respeto, a los compatriotas Roland Denis y  Patricio Silva, que la pregunta es:
 
¿Quién carajo está dispuesto a parar la entrega del socialismo y tomar las riendas del país para dar el golpe de timón y retomar el camino del Proceso Bolivariano?
 
Si quiere saber quiénes pueden ser, búsquenlo en Aporrea, en el artículo de Gustavo C Vásquez, titulado: 
 
“Presidente Maduro, es urgente una mesa de diálogo con los disidentes o críticos que están con la Revolución”
 
¿Calidad educativa para quién?
 
El ministro Héctor Rodríguez, aseguró que el sector educativo ha avanzado en calidad durante el periodo 2013-2014, un año que consideró de muchas victorias en el aspecto social, pese a ser un periodo difícil por toda la situación política, en referencia a una derecha que pretende acabar con el Gobierno Bolivariano del presidente Nicolás Maduro.
 
Personalmente, sé de varios estudiantes liceístas que no cuentan con profesores en varias materias desde que se inicio el año 2013-2014, quién se hará responsable del daño que se les está causando a esos cientos o quizás miles de estudiantes, que sacaran por promedio sus notas en esas materias sin haberlas cursado. En mi anterior escrito expresé mi opinión pero leyendo al compatriota René Barco, en su artículo:
 
“Por ahí va la cosa señor ministro Héctor Rodríguez: “sin prisa pero sin pausa…” aumento la explicación de este grave problema:
 
Y aquellos que de corazón sientan realmente el devenir de la Patria y su Pueblo; denle una lectura al artículo de José Bernardo Arias Rondón, titulado “El peligro de caricaturizarnos” que habla de educación y dice también esta gran verdad:
 
“No basta con decir: Soy chávista, revolucionario y amo al comandante. No basta con estar inscrito en todas las misiones y permanecer rodilla en tierra.
¡NO! Hay que trabajar duro, para producir lo que comemos. ¡Aquí mismo y en nuestro propio lugar!
De lo contrario, no seremos más que un mal chiste.
Tal vez....¡UNA MUY BUENA CARICATURA!”
 
http://www.aporrea.org/actualidad/a187150.html

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1199 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a187217.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO