Como lo veo lo escribo CLXVII

Felicitaciones a la Valiente Aporrea

En estos últimos tiempos he dejado de escribir. Tantos “Como lo veo lo escribo” con llamados a la conciencia, propuestas e ideas. Miles de lecturas en APORREA; llenas de pasiones y de lucha, pero con la ignorancia de cómo encausarlas y convertirlas en realidades productivas y satisfactorias para la Patria y su Pueblo. Siempre pensando que algún día, una gran mayoría comprendería que la revolución es de todos y que el estimulo de sus luchadores debe ser constante y creciente para arrastrar en ese huracán revolucionario a los incrédulos y contrarios, para juntos construir el país que Bolívar dibujo en el Congreso de Angostura. Nada de eso ha sucedido y ante la evidencia de una dirección que perdió el camino, que no escucha realmente, que para mí es ya incapaz de corregir el rumbo; produce en mí una decepción tan grande que me lleva de nuevo a continuar mi lucha solitaria.
 
Sólo escribo para felicitar a los que hoy rompen el silencio, aunque esto no sea suficiente para encender la llama que ilumine el camino. Entre ellos a Aporrea, que valientemente abrió las puertas para el debate de la entrega insólita de un camarada; que las fuerzas oscuras o alacranes impidieron que se siguiera discutiendo. Diez años escribiendo en su página me acredita para confirmar ante el mundo, que es la única ventana en la red que llena el vacío de la crítica verdaderamente libre y por lo tanto la más respetada con que cuenta la Revolución Bolivariana.
 
Por eso al leer algunos articulistas puedo confirmar, que la conciencia del pueblo ha sido anulada de nuevo, mentiras van y vienen unos para perjudicar a la Patria y otros por no reconocer las verdades del engaño, la falsedad y la debilidad de los que después de una ocurrencia se eligen a dedo y aceptan la responsabilidad, sin tomar en cuenta sus limitaciones y a la larga  la misión se mengua.  Que menosprecio para los que se ofrecen a luchar por la Patria y a su Pueblo, y  a tantos que lo hicieron sin pedir  nada a cambio, solo el respeto a su dignidad y a sus ideas.
 
Fueron muchos los escribidores que advirtieron lo que hoy  hace peligrar esta nueva oportunidad de dignificar a la Patria. Las tres i: incapacidad, indolencia e ineficiencia pareciera que están venciendo a las tres erres “revisión, rectificación y reimpulso de la Revolución” a un elevándolas al cuadrado; situación que está hundiendo nuestros sueños desde hace un largo tiempo.
 

Por un verdadero socialismo; que logre la mayor suma de felicidad posible, que respete y juzgue por igual al ser humano y que reconozca el talento y la probidad de los venezolanos gritaría con gusto y por siempre ¡Patria Socialista o muerte! ¡Felicitaciones a la valiente Aporrea! 

luisdiaz152@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2106 veces.



Luis Diaz


Visite el perfil de Luis Diaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: