Ah Muchacho pá bobo

Esta es una transmisión directa y a control remoto desde el Municipio más chic de Caracas, O sea, el Municipio Chacao, o sea, del cual yo, Ramón Muchacho, soy su alcalde. Pido perdón a la comunidad por molestarlos a la hora de su novela preferida, o del espectacular show del vacilón a esta hora del anochecer, para pasarles el parte de esta hora  día, sobre los últimos acontecimientos en mi territorio, ok. Allá voy, paren la oreja: los bebés han incendiado a la sede del ministerio de la vivienda, ja, ja. También tumbaron 100 árboles que yo no sembré, je, je. Quemaron dos casetas del Metrobús y le lanzaron bombas molotov al Metro de Caracas. Cinco efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, fueron agredidos con chinas, o fondas, como ustedes quieran, lo mismo da, ja, ja. Mis colaboradores atendieron a 10 muchachos, estudiantes, lógicamente, fueron bañados, secados, se les dio ropa y la papa, también. ¡Ojo, el parte sigue!

2

Ramón Muchacho, el mejor alcalde de Venezuela, se toma dos buchitos de agua, y retoma su perorata: Los muchachitos de Voluntad Popular, mis amiguitos, quieren que yo renuncie, pero no renunciaré a este paraíso, convertido en infierno por los chamos de Leopoldo y María Corina. ¿Por qué a mí? Porque no van a j a Antonio Ledezma o al chavista, Jorge Rodríguez Ah, ¿por qué, porqué, porqué? Yo sé que nos soy monedita de oro ni para el chavismo  ni para los boys de VP Oh, perdón, habitantes de este municipio, me desvié, voy a tomar el carril. O sea, yo mismo me corrijo, en aras a la brevedad y de la verdad. O sea, que sigo: hubo varios heridos de nuestros muchachos, con aporreos generalizados, por caída en patinetas. Todos han sido atendidos, satisfactoriamente, por nuestros competentes funcionarios.

3

Y el alcalde Muchacho, habló, en la recta final, de lo más espectacular. Dijo: Yo no estoy contra las manifestaciones, pero tampoco estoy con los bochinches. Yo apoyo a unos y otros, pero al final no apoyo a ninguno, sino a mí mismo. ¿Cómo lo ven ustedes? Dicen, los chavistas, que fue elegido por mi pueblo para que gobernara. Eso es cierto, pero una cosa es gobernar, como yo gobierno, y otra no gobernar como dicen por allí. ¿Me explico? ¿O sea, me hago entender? A mí me eligieron para que cumpla mi mandato, por tal cosa, no renunciaré. Quien debe renunciar es otro. ¿Por qué? Porque los muchachos así lo han decidido. Y lo que digan los muchachos, es santa palabra. Yo, en mi condición de alcalde, seguiré combatiendo aquí y allá. Perdón, lo que quise decir es que no limpiaré las calles hasta que se vayan. Porque eso de limpiar hoy para volver a limpiar, no va conmigo. ¿O sea, limpio o no limpio? ¿Soy o no soy? Mañana, a esta hora, volveré para leerles otro parte del juego entre buenos y malos. O sea, entre la contienda entre los dos bandos, perdón entre dos bandas. O sea, no quiero extenderme mucho. Huy, última hora, mis apreciados vecinos: La GNB y la PB han lanzado toneladas de gases perdón de bombas lacrimógenas. No escapo a esta escalada, estoy llorando. Chao Búscame la moto. Y una moto, negra como la noche, con el alcalde Muchacho encima, se perdió en la entre las avenidas oscuras, sucias y llenas de escombros de Chacao. ¡Se cansa uno! ¡Volveré!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3218 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a186057.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO