Venezuela, intento fallido de tumbar al gobierno a través de redes sociales.

Es sorprendente como las redes sociales enloquecieron a buena parte de los opositores venezolanos y los han hecho apoyar: la quema de sus propias urbanizaciones, el asedio al canal estatal VTV, los disturbios y violencia contra las personas y bienes públicos orientadas desde un formato imperial a la caída del gobierno de Nicolás Maduro, acusado de ser gobierno represor e ilegítimo.

Los hechos vividos en Venezuela después del 12F, han demostrado con crudeza que al fin de cuentas la oposición venezolana juega al ritmo que le toquen desde el imperio, unas veces conspirando de manera evidente, como en estos días y otras de manera sibilina.

Desde el 12F vimos en acción los actores que reciben instrucciones y financiamiento directo de los gringos para acabar con la revolución bolivariana, Leopoldo López, María Corina Machado. Y vimos como al desatar la chispa de la violencia, al final de la marcha opositora, pusieron en acción a grupos estudiantiles violentos que, se convertirían en la punta de lanza de la conspiración.

La mayor prueba de ello es que Leopoldo escasos minutos antes de que se iniciara la refriega frente a la Fiscalía se encargó de arengar a las masas y a los pocos minutos desapareció del lugar, aplicando la vieja conseja de “tirar la piedra y esconder la mano”. Refriega que dejó como trágico saldo dos personas asesinadas y destrozos a la Fiscalía.

Así después de incendiar la chispa (12F), hemos visto como esa ala extremista opositora, con apoyo casi que expreso del resto de la MUD, ha puesto en la agenda el viejo lema del “vete ya”, pero acuñándoselo a Maduro, como antes infructuosamente lo hicieron con Chávez.

Antes sabían como ahora, que no lograran el objetivo de hacer renunciar a un presidente electo democráticamente, pero tienen claro que el objetivo es generar desestabilización y promover las condiciones para la ruptura del hilo democrático y mostrar fuera de Venezuela que el país es un caos y que Maduro no tiene capacidad de gobernar el país, ya vivimos esto con Chávez y la guerra sostenida que la oligarquía le declaró durante 14 años de gobierno.

Ahora, igual que antes, les falta pueblo. No lograr imponer su caos y crisis social porque la mayoría del pueblo entiende que a pesar de las dificultades económicas, en buena medida derivadas de la guerra económica que la burguesía impuso, el gobierno adelanta esfuerzos para superarla y la derecha utiliza hipócritamente la justificación de estar “protestando pacíficamente” por medidas económicas del gobierno, cuando realmente protestan violentamente creando escenarios donde la violencia pueda desbordarse y posteriormente justificar la salida del gobierno de Maduro, incluso apelando a la idea de la invasión de potencias extranjeras que garanticen el respeto a los derechos humanos y la democracia en el país.

Han logrado en parte sus propósitos golpistas y desestabilizadores, especialmente en el terreno internacional donde como lo señaló la Fiscal general Luis Ortega Díaz, Venezuela ha sido sometida a un asedio comunicacional internacional y diríamos nosotros que a una especie de terrorismo mediático por parte de las corporaciones de la comunicación en el mundo que divulgan y retrasmiten mentiras, manipulaciones, tergiversaciones que han hecho ver que en Venezuela nos estamos matando y que el gobierno de Nicolás Maduro aplica una brutal represión contra estudiantes que protestan pacíficamente.

Las mentiras, manipulaciones, engaños se han puesto sobre el tapete cuando de informar acerca de lo que pasa en Venezuela se trata en el mundo exterior, las redes sociales juegan un papel crucial en este sentido. Fotos trucadas, imágenes descontextualizadas, montajes de cualquier tipo han servido para alimentar la idea de que “el gobierno represor” de Maduro es insostenible y que el mundo debe hacer algo por el pueblo de Venezuela.

Mientras tanto el pueblo chavista mayoritario, que reside en las zonas populares de las ciudades y la mayor parte en las poblaciones del interior del país, donde el gobierno de Maduro goza de respaldo y popularidad, se mantiene confiado en que el gobierno y sus dirigentes sabrán derrotar esta situación apelando a las enseñanza del maestro de la política y padre de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez Frías.

Queda por resolver aún lo que ocurre en el estado Táchira, donde la situación del golpismos y desestabilización política de la derecha se complejiza con el paramilitarismo, el contrabando, el narcotráfico y el descontento político de una población que por distintas razones el gobierno nacional no ha dado respuestas oportunas a sus necesidades legítimas.

Tendrá el gobierno nacional, con Nicolás Maduro al frente, que aplicar las 3R en territorios como el Táchira, Mérida y Zulia y seguir adelante para garantizar que la Revolución Bolivariana continúe victoriosa a la senda del Socialismo que Hugo Chávez vislumbró para ella.

Con Chávez, Maduro y el Pueblo Socialismo seguro.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2617 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: