A mi tu no me jodes

Pido doblemente disculpas primero por la mala palabra, no es mi estilo hacer uso de ellas y en segundo lugar por recurrir a esta frase que fue usada por Jaime Lusinchi en su momento, para evadir una pregunta que le hizo el periodista Luis Guillermo García, pero es que en realidad esta frase y otras peores es lo minino que uno puede decir ante las situaciones y acciones que se comenten en contra de nuestra maltratada patria y su gobierno.

Podemos iniciar comentando la extraña y sospechosa redención de Henrique Capriles, un hombre que ha tenido las manos metidas en todos los actos violentos de los últimos años, hoy dice desligarse de sus aliados porque no está de acuerdo con los actos violentos que han emprendido María Corina, Leopoldo López y el infaltable justiciero Antonio Ledezma, y que ahora se da cuenta que en el discurso de ellos no están incluidos los pobres, que su discurso no tiene propuestas, pareciera, que no estuviéramos hablando del mismo hombre que el 14 de abril mando a sus seguidores a drenar su arrechera y fueron derechito a terminar con la vida de 11 venezolanos, ¿no estaba él metido con Leopoldo López en el asalto a la Embajada de Cuba el 11 de Abril cuando dijeron que tendrían que comerse las alfombras?, el mismo que hasta hace poco decía que no iría a dialogar con el gobierno con una pistola en la cabeza, como si él fuera el único dirigente de la oposición apto para asistir al diálogo, cuando en realidad el llamado era para todo la oposición en general, ¿que pretende? A que juega Capriles, mostrándose ahora como la oveja extraviada que encuentra su rebaño y se redime .por lo menos mantiene su oposición al gobierno y es lo único que le creemos y respetamos.

Por el otro lado tanto chavistas como opositores estamos dándonos trompadas entre nosotros mismos y buscando ganarnos el premio a la mejor crítica en contra del gobierno, y por lo visto va ganando el sector revolucionario, anunciando la caída de la revolución tildando a Maduro de Capitalista de perder la línea de la revolución y que se yo cuantos cuentos más, mientras el contrabando con los alimentos y productos que deberían surtir a nuestro pueblo está dejando nuestra patria desnuda, cuántos de los que nos creemos más chavistas que Chávez estamos metiéndole el pecho a esta lucha que el gobierno ha emprendido para asegurar la alimentación al pueblo, criticamos despiadadamente al gobierno porque no conseguimos los alimentos en los anaqueles y nos quedamos callados cuando vemos a los buhoneros que tienen todo al doble de su precio y no conforme con eso nos hacemos cómplices cuando les compramos a los vividores y vagos de oficio los cupos para entrar de primero al supermercado, porque aunque es triste reconocerlo aquí sigue imperando la cultura del más vivo de obtener las cosas fáciles, porqué no reconocemos los logros que el gobierno ha obtenido cuando desmantela esas mafias, que no son nuevas que ahora les estén haciendo seguimiento y haciéndolas públicas no significa que estén recién creadas, todo ese movimiento clandestino que está desmantelando el país es herencia recibida de la IV República, estas mafias han arremetido toda la vida con nuestro pueblo cierto es que ahora se ha propagado con más fuerza, es lamentable que entre tantas cosas maravillosas creadas por nuestro comandante haya dado pie para que los corruptos y delincuentes hagan su agosto con los bienes y beneficios de nuestra patria, para nosotros es muy fácil criticar y creer que podemos hacerlo mejor y dictarle pautas a seguir al presidente y su gabinete porque lo hacemos desde esta trinchera y el papel aguanta todo, pero yo no quisiera estar en los zapatos de Nicolás Maduro que no sólo tiene que enfrentarse a las exigencia e inconformidades de sus seguidores, sino enfrentarse y cuidar su propia vida de sus detractores. nacionales como internacionales, que estarían dichosos de obtener como premio su cabeza junto con Venezuela en bandeja de plata, estamos olvidando que Hugo Chávez no empezó esta lucha para dar a conocer un nuevo partido sino para erradicar los vicios de un sistema corrupto y vendido instaurado en nuestro país por más de cuarenta años y de los cuales aún quedan muchos vestigios por borrar para empezar a creer en esa una nueva república, que Hugo Chávez tanto nos ofreció y nos pidió que le ayudáramos a levantarla

Segura estoy que más de uno de los que creen que Nicolás Maduro está acabando con el legado de Chávez, no pensó en Chávez cuando se fue a raspar su tarjeta a disfrutar de sus cupos, de eso si es culpable el gobierno de no haber parado esa situación a tiempo, pero no se le puede culpar por el desabastecimiento porque ya sabemos en dónde y en manos de quien están los productos que en nuestro país escasean, pareciera que estuviéramos olvidando las últimas palabras del gigante Hugo Chávez el 8 de diciembre de 2012. Que son todo lo contrario a lo que nosotros como revolucionarios y que tomamos la consigna de todos somos Chávez estamos haciendo en estos momentos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2418 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a181566.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO