Carajo Belén! ¿Dónde quedó la espiritualidad que practicas?

Los seres humanos vivimos etapas sentimentales que se conjugan en tristezas y alegrías cada una de ellas con diferentes sinónimos, dependiendo de la situación vivida.
 
Hay quienes hacen estudios para ayudar a otras personas a superar trances muy difíciles y puedan encaminarse en la vida positivamente. Asimismo hay quienes no lo estudian y tienen la capacidad espiritual para ayudar a sus semejantes andar por el camino de la armonía y el saber vivir en paz para con los demás.
 
Estas personas que con estudios o sin ellos se hacen llamar espirituales, entre una de los lemas que profesan es  aceptar a cada quien como es, desarrollar el perdón para vivir la vida en eterna armonía.
 
Belén Marrero, conocida actriz, locutora y animadora, quien paralelamente con su carrera se interesa por estudiar lo referente a la Energía Universal, que se dedica a la imposición de manos y trabajos de chacras y centros de energía. Siguió sus especializaciones, obteniendo un título en Londres como Terapeuta Certificada. Continuo sus estudios en USA realizando técnica de terapias en respuesta espiritual, herramienta que la convierte pionera en Venezuela, en el trabajo de péndulo, fue exitoso su trabajo que la llevo a convertirse en instructora calificada por la Asociación en USA. 
 
Esto es solo parte del curriculum de la conocida Belén Marrero. A hora bien, cuando personas como ella estudian los temas que conforman la parte espiritual del ser junto a la energía del universo, se supone que son personas que saben manejar las reacciones en cuanto a sentimientos como el de odio ante las diferentes situaciones que les sucedan en la vida.
 
Belén, ante la tragedia suscitada con la muerte de Mónica y su compañero dejo ante el mundo claro que sus estudios no le sirvieron para nada. Se transfiguro totalmente ante esta situación de dolor, y más que el dolor del hecho,  se dejó arrastrar por el odio hacia el Gobierno Chavista. Emano mala energía ante los seres humanos, ella que profesa en sus programas como controlar las malas situaciones de la vida  y canalizar las energías  en positivo, se le olvido como hacerlo. Eso me da a entender lo siguiente: sus estudios solo fueron netamente para ser utilizados comercialmente (su gran negocio) pues su alma sigue podrida.
 
Quien se hace llamar terapeuta espiritual, no puede profesar odio. ¿Cómo alguien que odie al semejante así como por ejemplo,  a sus colegas como Wiston Vallenilla y Roque Valero puede imponer manos para sanación o hablar a nivel de energía positivas? Dios me libre…!
 
Ojala te hubieses pronunciado del mismo modo, ante las muertes de los yukpas o de las muertes que se suscitaron después de las elecciones presidenciales del 15 A.
 
Belén Marrero, eres una falsa terapeuta espiritual!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 10707 veces.



Elizabeth Valdiviezo


Visite el perfil de Elizabeth Valdiviezo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elizabeth Valdiviezo

Elizabeth Valdiviezo

Más artículos de este autor