2014: economía en ascenso

Siempre han existido mitos creados por algunos “expertos” para explicar los hechos históricos y sus dimensiones económicas y sociales, que no por casualidad siempre han sido proclives a crear matrices favorables en torno a quienes mueven los hilos del poder mundial.

Algunos han llegado a explicar que el origen de la crisis económica de los países en desarrollo se debe a la excesiva inversión social no retornable a la banca, otros han hablado del excesivo personal en nóminas de instituciones del Estado, y en consecuencia sugerido el descongestionarlo del mismo a través de empresas privadas, soslayando que la ineficiencia, la improductividad y la corrupción son las causas a atacar en lo público, pero también fuertemente en lo privado. Despuntan en tales razones sus inefables visiones sobre el desarrollo de nuestras naciones.

En esa perspectiva, actualmente han aseverado que Venezuela está “crecientemente aislada de las modernas corrientes de progreso político-institucional, económico y tecnológico del globo”, desconociendo su fuerte relación con los países emergente agrupados en el BRIC (Brasil, Rusia, India y china) cuyo PIB mundial para el 2050 se estima en 44%, así como también ignorando la plena integración a MERCOSUR y de ser miembro impulsor de la CELAC y del ALBA, bloques que ponen énfasis en la integración latinoamericana para llegar a ser potencia económica y luchar contra la pobreza y la exclusión social; así como también para construir un gran frente ideológico, particularmente desde el ALBA.

Todo ello permite hoy día dar una mira distinta a Venezuela en el análisis de la geo-político internacional, y sólo como ecos se dejan escuchar voces de los economistas que añoran se hagan realidad las premisas privatizadoras que robustecerían el Estado burgués sentenciado a morir. Porque Chávez ideó hace catorce años ideó como debería perfilarse el desarrollo de la nación al precisar en el su primer Plan de gobierno que no habría desarrollo económico sino hay desarrollo social, y materializó tal concepto por ejemplo, en la disminución de la pobreza extrema y la universalización de la educación pública. En la actualidad, Maduro además de proseguir tales logros, está atacando la médula del sistema consumista que dinamizan los grandes capitales.

En esa dirección está cimentando un modelo que propende a lograr el bienestar sostenible de los venezolanos en el 2014 y más allá. Un paso importantísimo para ello es combatir la merma en el poder adquisitivo a través de las acciones y mecanismo que el ejecutivo empezó a implementar desde noviembre pasado, lo cual es factor decisivo en la disminución de la sensación de inflación en la población, batalla que estará blindada este año con la “Ley para el Cálculo de los Costos, Ganancias Razonables y Precios Justos”, y con el diseño de una “Tabla Salarial” que regirá a todos los trabajadores del país para resguardar el derecho a sus ingresos justos. ¡Ah! A esto los sesudos “expertos” llaman peyorativamente medidas administrativas y no económicas como orgánicamente son.

Pues bien, todas esas acciones acompañadas con el mantenimiento del dólar a 6.30 Bf para que los importadores sigan adquiriendo insumos y bienes, garantizarán de modo efectivo la colocación de productos en las redes de distribución oportunamente y sin escamoteo. Y si agregamos la posibilidad que tendrán las personas naturales de adquirir libremente dólares a 12 Bf para hacer importaciones particulares, sin la intermediación, ganaríamos todos: los ciudadanos y ciudadanas comunes y nuestro sistema financiero.

Es menester indicar, que aparte de los procesos de integración económica, como factores macros exógenos, el cierre del PIB en 360.000.000 ahora en 2013, así como la tendencia creciente de las reservas internacionales, validan el equilibrio económico y social venezolano de modo determinante en los tiempos venideros. Todo lo cual presupone un marco de garantías ciertas para el inversionista extranjero, aunque los empresario connacionales sigan diciendo que no las hay, en fin, así se comportan los hacedores de mitos económicos.

Venezuela tiene bien delineado el camino a seguir: a la par de acoger al inversionista extranjero, habrán de consolidarse los grandes logros de la revolución, entre ellos los antes descritos así como los económicos inherentes al nacimiento del Estado Comunal que propende al desarrollo de una economía local productiva; para lo cual ya existe la legislación y el Plan de la Patria apuntala hacia allá al proponer como objetivo estratégico “Fortalecer la base social del sistema de economía comunal. Procesos de transferencia de empresas de propiedad social indirecta a instancias del Poder Popular, así como el financiamiento autosustentable”.

En suma, el ascenso económico a lograrse en Venezuela en el dos mil catorce, deberá calibrarse desde los niveles macro, meso y micro económico y sus incidencias el avance de: 1) La propiedad social de los medios de producción; 2) la producción social organizada por los trabajadores; y 3) la producción para las necesidades comunales. Pues no se puede perder de vista que se trata de un ascenso económico en el contexto de la consolidación del Estado Comunal Socialista.


aquileonarvaez@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1817 veces.



Aquileo De Jesus Narvaez


Visite el perfil de Aquileo De Jesus Narvaez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aquileo De Jesus Narvaez

Aquileo De Jesus Narvaez

Más artículos de este autor