El año que se va

Si nos dedicamos a buscar solo los acontecimientos políticos más importantes de Venezuela en este año que ya tiene listas sus maletas, necesariamente encontraremos tres que retuvieron la atención del país, y tuvieron variada repercusión en el exterior, particularmente en la región, y uno que nos conmovió a todos e igualmente, en diversos grados, en los países latinoamericanos.

Me refiero a las elecciones presidenciales del 14 de abril, a las recientes municipales del 8 de diciembre, al diálogo Presidente-oposición y a la muerte del presidente Hugo Chávez el 5 de marzo.

Reelecto por tercera vez con el 55,14% de los votos, que representaban mas de ocho millones, la mas alta que haya recibido venezolano alguno en cualquier votación, el 8 de diciembre de 2012, agobiado por un mal que nos había anunciado sorpresivamente casi dos años antes. Objeto de especulaciones en los medios durante toda su enfermedad, agravada en la fase final de su violenta campaña, de Sabaneta a Caracas en pleno aguacero, debió volver a La Habana donde recibía tratamiento médico, para venir el 8 de diciembre a decirle al país que ante una eventual separación suya de la Presidencia, votaran por Nicolás Maduro, a quien había escogido para reemplazarlo entre todos sus colaboradores. Regresó a Cuba, y cuando era inevitable su desenlace vino al piso 9 del Hospital Militar Carlos Arvelo, donde falleció en la tarde del 5 de marzo.

Las demostraciones de dolor y cariño de los venezolanos se expresaron durante varios días mientras su cadáver permaneció en la Academia Militar, y en su entierro, cuando vinieron delegaciones de unos 70 países.

Su muerte tuvo, tiene y tendrá efectos en la política venezolana y en el proceso integracionista y de unidad latinoamericano, y en las luchas nacionalistas y por la independencia de nuestros pueblos. Fue el hecho político mas trascendente ocurrido en Venezuela este año, como ya hemos dicho, con repercusiones fuera de Venezuela.

Pocas semanas después, el 14 de abril, hubo elecciones que ganó Maduro, con un margen menor, un cuarto de millón, equivalente al 1,4%. Enorme la decepción de los opositores y centros de poder en el exterior, esperanzados en que la ausencia de Chávez sería también un golpe mortal al chavismo, y de verdad creyeron que era la gran oportunidad para acabar con la revolución bolivariana. Henrique Capriles consideró esos resultados insuficientes y tramposos, llamó a sus partidarios a expresar su arrechera en la calle, y como quiera que se lean, dejó 12 muertos y numerosos heridos. No contento, desconoció a Maduro como presidente y pretendió que lo siguieran sus partidarios en tan absurda política, e insistió en adelantar todas las acciones posibles dentro y fuera del país a ver si alguien le hacía caso.

Entretanto, desarrollaron una intensa campaña contra el CNE y todo el sistema electoral, el más confiable y seguro del mundo. Durante toda esa campaña de descrédito nunca dijeron cuál era el porcentaje mínimo necesario para reconocer el triunfo de un adversario. Esos comicios, y sus repercusiones, llenaron abundantes espacios informativos en todos los medios, hasta que se convocaron las elecciones municipales.

La oposición venía de dos derrotas en elecciones presidenciales, y una más abrumadora todavía en las de gobernadores, cuando perdieron en 20 de 23 estados, tres de ellos de enorme importancia política como Táchira, Carabobo y Nueva Esparta.

Sin embargo, meses más tarde se volvieron a equivocar cuando en lugar de ver que habría 335 elecciones locales, dijeron que se trataba de una confrontación plebiscitaria Maduro-Capriles, que esta sí era la gran oportunidad de derrotar al chavismo, estimaron que ganarían hasta un 60% de las alcaldías. Nuevo fracaso. De las 335 alcaldías, triunfaron en 75, sacaron el 45% de los votos y perdieron en 20 de las 30 ciudades más pobladas, aunque algunas de esas 10 son de las más importantes. Estas derrotas están en la agenda del Psuv para su análisis.

El año cierra con el diálogo que tanto esperaba el país entre gobierno y oposición, esta vez, entre el presidente Maduro y los 75 alcaldes y los tres gobernadores. Un encuentro nunca antes visto, que, además, transmitido por TV, permitió escuchar a los alcaldes y gobernadores de oposición decir lo suyo con absoluta libertad.

Si el año no fue nada bueno para la oposición, ustedes juzguen por este resumen, en 2014 no habrá elecciones que los aglutine y mantengan su unidad pegada con saliva de loro; seguramente estarán obligados a mirar a su interior, examinar sus heridas, examinar las causas de tantos reveses y ver si comprenden mejor lo que ocurre en Venezuela.

México comparte ahora con los trasnacionales la explotación del petróleo, mexicanísimo desde 1938, nacionalizado por el presidente Lázaro Cárdenas, y en Perú andan por el mismo camino con Petroperú. Cuanta diferencia con la política petrolera que impuso el presidente Chávez y le dio fuerza a su política exterior.

Últimos libros recibidos en 2013: Guillermo Morón con el primer volumen de sus memorias en “Este pueblo de Cuicas”; “Imaginario al aire: radio, cultura y opinión pública”, la historia de la radio en Yaracuy, de Sazkia Montagna Valbuena; “Periodismo institucional” (Premio Nacional de Periodismo 2006), de Orlando Utrera; “Mandela”, de Ipapedi de la Universidad de Carabobo, edición bilingüe; “El primer periódico de Venezuela y el panorama de la cultura en el siglo XVIII”, de Ildefonso Leal. Y dos revistas: el volumen 10 de “Quórum académico”, de la Universidad del Zulia, con Orlando Villalobos, editor, contiene trabajo especial del diario Clarín y el golpe de estado de 1976, y el N° 760, de SIC, con motivo de su 75° aniversario. Una proeza la edición de estas dos publicaciones.

Mejorar el record de 20 jonrones 34 años después que con 20 lo impuso Baudilio Díaz por Álex Cabrera, obliga a recordar que el de 60 de Babe Ruth (30/9/1927), también duró 34 años, hasta el 1° de octubre de 1961, cuando lo rompió Roger Maris con 61, que soportó 40 años; en 2001 lo destrozó Bary Bonds con 73. ¿Cuánta durará el de Cabrera?

En la Feria navideña del Teresa Carreño conseguí de Daisy Gutiérrez “Nuestros Valores”, de Adela Altures “Nuevo Mundo jazz band, “Hoy voy a guindar la hamaca” de Edgar Graterol, y recomendado a los yaracuyanos, del conjunto “La vencedora de Guama”.

¿Ustedes sabían que producir 60 litros de gasolina cuesta Bs 20, pero Pdvsa lo “vende” por Bs 4,56? Cada vez que se llena un tanque de 60 litros, el país pierde 15 bolos con 44 céntimos. Solo los extremistas de la oposición se oponen a un razonable aumento del precio.

Y cierro deseándoles a todos lo mejor para el próximo año.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3982 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a179247.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO