La Columna del Guerrillero

Tarea difícil la que enfrentará Maduro

Presidente “las cosas fácil las hace todo el mundo, Las difícil las hacen muy pocos”

LA cultura del Consumismo en los venezolanos, tuvo su mejor momento en el gobierno de CARLOS ANDRES PEREZ, cuando a raíz del boom petrolero, los comerciantes de MIAMI lanzaron una feroz campaña publicitaria para atraer el interés de los venezolanos, ofreciendo paquetes turísticos a crédito, con el fin de que los venezolanos viajaran particularmente a esa ciudad, a llevar los dólares que estaban entrando al país por concepto de divisas petrolera.

Atractivo que provoco una verdadera centrifuga de dólares, por una parte entraban y por otra salían hacia el mismo país que los pagaba por el suministro de petróleo.

Cautivado por esa maravilla, se desarrollo el ansia consumista en la población, la cual haciendo uso del dólar barato, se convirtió en la llamada legión de mayameros, que abarrotaban las tiendas de esa ciudad los fines de semana a cambiar nuestros dólares por chatarras. El verdadero negocio redondo el que hicieron los comerciantes de MIAMI cambiar el dólar petrolero por mercancía descontinuada y usada.

Fue tan influyente en los venezolanos, la cultura del consumismo que aun en tiempo de crisis económica, como la que se vivió en los gobiernos ADECO-COPEYANO, que es distinto a GUERRA ECONOMICA , como la que han lanzado hoy contra el pueblo sus derivados, pues en ese tiempo un montón de venezolanos, viajaban los fines de semana a vaciar las vitrinas de las tiendas de Miami, cuyos comerciantes que no tienen un pelo de pendejos, llenaban los almacenes de equipos nuevos, pero de vieja data, que ya no eran del interés de los consumidores norteamericanos, por haber pasado de moda, pero que para nuestros mayameros eran él último grito y como tal arrasaban cual langostas toda la existencia.

Incluso dichos comerciantes, llegaron a pagar hasta los fletes para que se trajeran al país contenedores llenos de equipos obsoletos, para desocupar sus almacenes, y poder llenarlos de mercancía nueva. De esa manera muchos comerciantes nuestros convirtieron sus espacios en depósito de la chatarra mayamera.

Todavía queda en el recuerdo de mucha gente el famoso TA-BARATO DAME DOS, con el cual las tiendas mayameras recibían a los venezolanos.

De allí viene esa vocación consumista inducida por los medios de comunicación, que formaban parte de esa trampa que las trasnacionales les tendieron al pueblo venezolano, para evitar que escogiéramos otro modo de invertir nuestros dólares en el país.

En la medida que el venezolano fue atrapado en esa vorágine del imperio, se fue acentuando el desprecio por lo nuestro, hasta el punto que famosas textileras que habían en el país, dejaron de producir ropa de calidad para empatarse en la importación de toda esa bazofia que descartaban de su uso los norteamericanos.

Tan bestial fue el impulso consumista que se apodero de los venezolanos, que perdimos la cultura del ahorro, que estaba bien acentuada en el espíritu nuestro, para convertirnos en un país de derrochadores.

A esa cultura importada es a la que se enfrenta el camarada Presidente Nicolás Maduro, y con la cual tendrá que lidiar bien duro, para imponer una nueva cultura de consumo en el venezolano.

Tarea nada fácil, en la cual encontrara resistencia de parte de un sector de la población aburguesada, la que por mera cuestión política, no cesara en llevarle la contraria a todo lo que provenga de su gobierno.

Jamás se ha visto en país alguno, disparate mayor, donde una parte de la población, está en desacuerdo con las medidas implantadas por el gobierno para proteger el salario, sueldo e ingreso de la gente trabajadora.

Entendiéndose que dentro de esta porción de venezolanos, hay de todas las tendencias políticas, que son objeto de la voracidad insaciable de comerciantes, que no tienen paz con la miseria, ni respetan colores políticos ni religiosos, para ellos su ley es el lucro y nada mas..

Clase social que está bien penetrada por los demonios del mal, la corrupción, el consumismo, el derroche, la ambición desmedida, la riqueza fácil, el antiparabolismo, madres, de la especulación, el acaparamiento, la avaricia, la usura, y la sed de poder, que la lleva a transitar los caminos de la desestabilización como lo están haciendo con la guerra económica que le han declarado al pueblo venezolano.

Este mal llamado empresariado venezolano, entre ellos los dueños de los medios de comunicación, después que sembraron en el alma del pueblo la cultura del consumismo, le cambiaron la práctica de viajar a Miami para ser ellos los que les traen ahora toda la basura del norte que le enseñaron a consumir.

Con esta práctica nació el CADIVISMO, mecanismo utilizado por los “importadores” de baratijas y otras cosas más, para satisfacer las ansias de compras de sus cautivados consumidores. Con lo cual continúan alimentando de dólares baratos a la economía de sus dueños establecidos en Miami y otros países. O sea que estamos en presencia del mismo musiuu con diferente cachimba.

El Presidente Nicolás Maduro, consciente de los combates que le esperan, después de las medidas que ha tenido que aplicar obligados por las circunstancias políticas que acompañan la guerra económica, lanzada por el empresariado parasitario, ha solicitado poderes habilitantes a la Asamblea Nacional, con el fin de establecer mecanismos más idóneos, para hacer frente a las distorsiones que han introducidos en la economía los factores opositores, con propósitos bien definidos, que no son otros que provocar caos en la población, para crear las condiciones para el golpe de Estado, que viene impulsando el departamento de Estado Norteamericano, con el apoyo interno de la derecha apátrida venezolana.

Poderes habilitantes que darán nacimiento a leyes que buscaran establecer reglas claras en el manejo de la economía, tanto en lo productivo como en lo comercial.

Aprovecho esta Columna del Guerrillero, como humildemente la he titulado, para hacer un llamado al Presidente NICOLAS MADURO a propósito de la Ley HABILTANTE que le aprobara la Asamblea Nacional y que gracias a la página de APORREA, llega a sus miles de usuarios, que por cierto, quiero agradecer a varios camaradas del MBR-200 que se encuentran en el exterior, por reproducir mis artículos por las redes sociales, tal como me lo han hecho saber vía internet.

El llamado es el siguiente, Presidente uno de los problemas más serio que tiene la economía productiva del país, es el monopolio de varios renglones alimenticios en manos de la empresa POLAR del sr MENDOZA, dueño absoluto de la mercancía que genera la mayor ganancia de todas las que se venden el país.

Este productor de cerveza, NO CONFORME como todo AVARICIOSO, con las inmensas ganancias, que le deja la venta del producto líder de sus empresas, tanto la que vende aquí como la que vende en el exterior, que por cierto es producida con materia prima, traída con dólares preferenciales, pero cuya producción no es para el consumo de los venezolanos, sino para el mercado exterior donde la venden a precio en dólar, cuyos dólares se quedan en los bancos de los países donde las exportan, también se ha aprovechado estratégicamente, para instalar una cadena de empresas productoras de alimentos que forman parte la cesta básica de los venezolanos.

Monopolio que logro gracias a gobiernos complacientes y desprevenidos de los peligros que representa para un país, dejar en manos de un solo empresario buena parte de los productos que alimentan a su población.

Condición que aprovecho este sujeto, para tener el control de la comercialización de rubros alimenticios, que han sido utilizado como agentes desestabilizadores, unas veces dejándolos de producir, otros acaparándolos dentro de su cadena de comercialización, y cuando no escaseándolos artificialmente.

En consecuencia mi llamado es que, la LEY HABILITANTE, sirva para poner freno a esta irracionalidad económica OLIGOPOLICA desarrollada por este sr Mendoza, que ha resultado altamente perjudicial para el país, por el grado de distorsión causada a las políticas productivas emprendidas antes por el gobierno Comandante eterno y ahora a los esfuerzos que en esa materia está haciendo el gobierno del Presidente Nicolás Maduro...

Diversificar la producción es comenzar a transitar el camino de la socialización de la renta petrolera y el desprendimiento del yugo monopólico a que ha estado sometida la producción nacional.

La otra sugerencia para el Presidente Maduro, es que al utilizar la Ley habilitante para castigar las ganancias exorbitantes, hacer que ese esfuerzo, se traduzca en la aprobación de un código de comercio ajustado a los nuevos tiempos, que recoja los efectos producidos por la aplicación de la Ley Habilitante. Que discipline la actividad comercial y que ayude a crear una nueva cultura en el comerciante venezolano sobre el tema de la ganancia.

Así mismo que el gobierno impulse una intensiva y permanente campaña ilustrativa y pedagógica con divulgación obligada en los mejores horarios de los canales de televisión, educando al pueblo sobre una política de ahorro contra el consumismo, con un llamado permanente a los movimientos sociales que militan en el poder popular para que se sumen en la tarea cotidiana de educar con el ejemplo. Son muchos los años que lleva este pueblo, recibiendo diariamente LA INOCULACION de ese mal llamado CONSUMISMO.

Finalmente dentro de ese conjunto de Leyes importantes que trae la HABILTANTE, tengo cifradas las esperanzas de que por fin vamos a encontrar la fórmula para crear conciencia en nuestros industriales y los productores del campo de la necesidad que tenemos de alcanzar nuestra definitiva independencia, produciendo en Venezuela los rubros alimenticios, que hoy son objetos de importación, para acabar con LA ECONOMIA DE PUERTOS.

Nefasta herencia que arrastramos de los gobiernos de la Cuarta Republica QUE NOS HACE TERRIBLE Y PELIGROSAMENTE UN PAIS DEPENDIENTE EN MATERIA DE ALIMENTOS Y PRODUCTOS DE PRIMERA NECESIDAD.

El gobierno tiene un mandato constitucional, que genera un derecho de todos los venezolanos, como es garantizar la alimentación y los servicios básicos a la población, por lo tanto se impone la necesidad, de crear una superestructura del Estado, que aglutine a todas las dependencias, que hoy tienen competencias en materia de producción de alimentos y bienes y servicios.

Este SUPRA ORGANISMO PARA LA PRODUCCION NACIONAL se avocara de inmediato a concentrar todo ese poder, ECONOMICQ LOGISTICO Y BUROCRATICO para ejecutar un plan macro de producción tanto de alimentos como de bienes y servicios.

EL COMBATE POR LA LIBERACION ECONOMICA DE VENEZUELA NO ES SOLO DE MADURO ES DE TODOS LOS VENEZOLANOS QUE AMAMOS ESTE PAIS.

Que nadie se llame a engaño, con la Ley Habilitante, comienza la verdadera batalla contra la guerra económica.

VAMOS TODOS CON MADURO



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1641 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a177333.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO