Toby Valderrama y Cómo Va El Socialismo. ¡No Te Calles!

Entre mis amigos y amigas (camaradas) suelo oír con frecuencias, comentarios adversos a las reflexiones de Toby Valderrama. Cuando trato de establecer las razones de esa expresión: “no me gusta Toby Valderrama”, me encuentro con un cierto fanatismo y la idea de creer o más bien suponer, que una parte de esto que llamamos realidad, no está fuera de nosotros, sino que nace y es observable sólo en la mente. Idealismo consciente o inconsciente, más que una manera de hacer uso de la teoría crítica.

A raíz del nombramiento de Rafael Ramírez como Vicepresidente en el área económica, tomé un tiempo (considerando este no me “gusta Toby Valderrama) para ver la evolución (o involución) de su discurso y compararlo con la proyección que oía sobre un pronto giro. Ya había leído una nota o reflexión sobre el punto, que no voy a discutir ahora[i], pero que no se contraponen a lo que expondré. En lo personal, quería dar más tiempo para ver si estos camaradas a los cuales nos les gusta Toby Valderrama estaban en lo cierto: Toby dando un giro.

Transcurrido ya un tiempo, que no es definitivo aún, extendí la consulta entre otros camaradas y los resultados no cambiaron mucho. Ese “Toby no me gusta” prevaleció y esto tiene sus lecturas.

Definitivamente Toby Valderrama no es monedita de oro[ii]. En los personal, soy un seguidor constante de sus reflexiones y es posible que uno de sus trabajos no me haya convencido, pero lo sigo y estoy consciente, desde mi perspectiva (respeto las otras), sus escritos son una importante referencia para tomarle el pulso al proceso. Leyendo a Toby Valderrama me veo como frente a un semáforo y sus luces. Desde hace mucho tiempo, este semáforo está en un cambio de amarrillo a rojo y de rojo pasa amarillo. La luz verde es fugaz y tenue cuando la ofrece. El semáforo se la ha pasado entre amarillo y rojo, pero mis camaradas, desde mi perspectiva por supuesto, no ven el cambio de luces así: amarillo-rojo-amarillo. Para ellos, todo está en verde.

He leído y oído en tertulias y discusiones que Toby Valderrama es una voz de Rafael Ramírez. No discuto eso. Es decir, me incomoda oír que una persona pertenece a otra y mi incomoda todavía más, cuando un camarada reconoce así muy orgullosamente, que es del alguien y con ello quiero decir, que esta persona está alineada (más bien alienada) a un ser, que muchas veces no tiene ideas a las cuales seguir. Es frecuente oír en reuniones: represento a corriente tal y esta corriente tal, no tiene ni cables que lleven energía. Se puede ser fidelista, chavista, guevarista, gramsciano, leninista y maoísta porque en cada uno de estos personajes hubo y hay ideas y proyectos de vida, pero cuesta creer que exista la posibilidad de ser, bernaloista, cabelloísta, fariaoístas u otro “oísta” porque le falta sustento. No tienen ni cables y menos llevan energía: Luces.

Pensando en esta supuesta o real condición de Toby Valderrama –voz de Rafael Ramírez- y la proyección de un giro para abandonar sus reflexiones teóricas duras, me aboqué a releer sus últimos trabajos y veo a Toby Valderrama en su punto sin dar el giro por sentirse acomodado y “panita” de Ramírez; si es que efectivamente es voz de Ramírez.

Puedo elegir al azar varios trabajos de Toby Valderrama para mantener la esperanza, frente a un profundo déficit de intelectuales orgánicos y un superávit de intelectuales acomodados burocráticamente.

En su último trabajo que leí de él con el título: Misión Conciencia – Socialismo en la Decadencia y disponible en www.elaradoyelmar.tv y en www.aporrea.org, podemos leer:

“Si añadimos las cruzadas del gobierno persiguiendo especuladores de pacotilla y simultáneamente fortaleciendo al sistema capitalista que es el gran especulador. Cuando el gobierno nos alegra con facilidades para que consumamos productos superfluos, y simultáneamente legitima, deja a la sociedad, al planeta a merced del sistema capitalista que nos roba la vida, nos reduce a una existencia miserable, nos despoja de la fraternidad, del amor. Cuando el gobierno persigue a una tienda y simultáneamente va horondo a inaugurar a la nestlé, o se enorgullece de la alianza con la samsung, o con los privados en otras áreas vitales de la economía”.

“El gobierno habla de un Socialismo (…) [y] lo cambia por precios baratos. Sus triunfos, su épica, se reduce a ganar una elección en el congreso. Se olvida del Poder Popular, del pueblo en la calle, de la construcción de nuevas relaciones sociales, se sacia con participar en el "pan y circo" para sacar más alcaldes que el "enemigo", que ya se confunde con él” (los subrayados son míos)

Fue esta voz de Rafael Ramírez quien hace unos días no dijera esto:

1) “El principal abastecimiento de una Revolución es el político”

2) “Siendo así, a la par del "Órgano Superior de Economía" es necesario crear el “Órgano Superior de Conciencia y Política”, este debe coordinar la verdadera guerra revolucionaria, allí debe estar la espada y la pluma, como diría Martí: la acción y la teoría, el músculo y el alma”

3) “La batalla hoy no es ya por controlar al capitalismo, que está suficientemente comprobado que no acepta controles, lucha contra ellos a muerte. No podemos seguir con la política de estimular al capitalismo y luego pretender controlarlo, darle dólares y después hacer misiones de control. Está demostrado que esa vía no funciona, conduce al aniquilamiento de la posibilidad revolucionaria”

4) “El deber del gobierno revolucionario es hacer la Revolución. No controlar el capitalismo, superarlo” (parte de los subrayados son míos)

En un trabajo publicado el 31/10/2013, Toby publicó “El Brics, Paradigma de Miseria, Camino al infierno …. Las Seducciones del Capital”[iii]. En este trabajo cuestiono el puente o la alianza que Venezuela pretende realizar con el Brics, que uno de los esquemas de expansión que utilizan las trasnacionales del capitalismo. Se anunció con platillos y cohetes el convenio con la samsung[iv] y también uno con una trasnacional norteamericana de producción de autos.


Frente a este déficit de intelectuales orgánicos y un superávit de intelectuales acomodados burocráticamente, viendo el semáforo perfecto y con una intensa luz verde; tengo mi derecho a mantener la esperanza de un Toby Valderrama en su punto de reflexión. Tal vez brinque la talanquera Antonio Aponte, pero pido y mantengo la esperanza que Toby no se calle y siga ahí.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1638 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a177114.htmlCd0NV CAC = Y co = US