El espíritu del 27 F y del 4F, frente al de 2002

No podemos menos que reconocer la esperanza y el fortalecimiento de nuestro espíritu revolucionario, que experimentamos cuando vimos al presidente obrero, Nicolás Maduro, ante las cámaras de TV, con el espíritu rebelde del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías, incorporado, desafiando los abusos del crimen organizado en Venezuela, que por siempre ha venido golpeando y golpeando al pueblo, incluyendo en los años de revolución, mediante el engaño y las trampas que han sabido montar, para burlar los mecanismos de vigilancia en contra de sus tretas delictivas, elaboradas y amparadas por las organizaciones, que lejos de ser empresariales, sociales o de cualquier otra índole son centros del poder delictivo, que se activó durante el 11, 12 y 13 de abril de 2002, que obtuvo un triunfo a medias, sobre el pueblo, cuando logró secuestrar al presidente Hugo Rafael Chávez Frías y sacarlo de tierra firme con la decisión de fusilarlo y desparecer su cadáver haciendo creer, que se había ido a Cuba o a cualquier otro destino.

En esta oportunidad esa misma organización criminal, amparada en siglas partidistas y en organismos presumiblemente gremiales, ha montado la misma jugada. Solo que para la ejecución de su libreto les falta algo, con lo cual no podrán contar jamás, como son los traidores en el seno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que hoy día, no es una casta a la cual como dijera Rómulo Betancourt, en la oportunidad de ejercer el poder burgués, se podía “Mantener feliz con reales, whisky y putas”.

Hoy día nuestra Fuerza Armada, es pueblo en armas, libre y soberano, con ética, principios, valores y un corazón henchido de patriotismo, lo que la hace más poderosa que todos los ejércitos mercenarios imperiales, porque cuenta con el amor y el apoyo de sus hermanos civiles, porque la doctrina del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, derribó aquella pared levantada por la burguesía apátrida, para dividirnos entre pueblo civil y militares; haciéndonos creer desde las tribunas con oradores politiqueros, que en los cuarteles estaban nuestros enemigos y la oficialidad formada en la Escuela de las Américas, en los cuarteles le hacía creer a sus subalternos, oficiales, suboficiales y tropas, que sus enemigos eramos los civiles, a quienes había que tratar con el rigor de la fuerza bruta, masacrarnos si era el caso. La visión bolivariana y patriota de Chávez, derribó ese infame muro y nos enseñó, que para tener patria libre y soberana, había que ser un solo pueblo, uno en armas, junto al civil, con responsabilidades por igual en la defensa de la soberanía y los valores patrios. Ese pueblo, es que estamos viendo activado dando la batalla contra la guerra económica declarada al pueblo por el crimen organizado.

Las medidas tomadas por el gobierno revolucionario de ocupar los centros de especulación y vender la mercancía a precio justo y llamar a quienes han sido estafados con la compra de electrodomésticos a que presenten sus facturas en las tiendas respectivas, para que le sea devuelto el sobreprecio pagado, es más que justa y debe tener el apoyo de todos los venezolanos. Pero más allá de esa medida tomada en las últimas horas se impone la inflexibilidad en la acción. Sabemos de muchos “empresarios” que ante la alerta de las medidas gubernamentales para evitar el robo al pueblo, están escondiendo la mercancía en existencia, para que unicamente pueda ser afectada una ínfima parte de la existencia en depósitos.

Todos los establecimientos tienen que ser auditados para establecer cuanto tienen en existencia y cuanto van a recibir en los días subsiguientes, porque ya los “empresarios” están activando sus trampas para salirse del paquete.

Otro rubro a parte del de los electrodomésticos, los alimentos, ropa y calzado, que debe ser atacado a fondo, porque es donde roban más que en la línea blanca es el de los repuestos automotriz, donde una rolinera, por mencionar algo, cuyo precio era hasta ayer de 200 bolívares, en menos de un trimestre la están ofertando en 1200 y 1500 bolívares y si vamos a los eléctricos, la estafa es mayor.

La acción del gobierno de calle es plausible y las microcadenas diarias, son supremamente necesarias y el lenguaje, llano y claro es el adecuado para que el pueblo entienda y se vaya a las calles con el mismo espíritu del 4 F y del 13 A de 2002, pero cuidándose del espíritu del 27 F, ahora no tiene vigencia, pero que lo está potenciando la derecha para mediante los saqueos enlodar la obra de profilaxia que está haciendo el gobierno bolivariano. El pueblo revolucionario debe mantenerse alerta y dispuesto a denunciar a los provocadores que se meten en las colas para bajo cuerda incitar al desorden en busca de la anarquía que les pueda generar dividendos polítiqueros.

Huy más que nunca debemos jugar cuadro cerrado al lado del gobierno revolucionario y organizar la guerrilla contra la especulación, para en vez de tomar la justicia por nuestra propia mano, poner a los bandidos en manos de la justicia, que para eso están activados el INDEPABIS y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, con la Fiscalía General de la Nación y demás organismos oficiales a quienes compete poner coto al descarado robo que la oligarquía a través de la actividad comercial viene ejecutando en perjuicio del pueblo venezolano.
También es bueno alertar sobre el discurso periodístico en los medios de la burguesía, que en vez de cubrir la noticia de la olla delictiva que destapó el Estado Venezolano, lo que hacen son editoriales en defensa del delito y satanizando al gobierno bolivariano. Basta con ver los titulares: Gentío arrasó con electrodomésticos. Es decir la chusma saqueo, no compró a precios justos. Rebaja de precios genera caos y colas. Caos, colas y saqueos por orden de bajar precios. Esos enunciados corresponden a Ultima Noticias, El Universal y El Nacional respectivamente, los tres diarios tradicionales y más im portantes de la gran prensa Venezolana. Para estos medios la medida de meter en cintura quienes como DAKA, estaban vendiendo en 60 mil bolívares, una lavadora cuyo precio real es de 4.500 bolívares, no es noticia, sino que es un suceso condenable, porque “le hace daño al país”. ¿Pero a cual país? ¿Al país productivo y de los trabajadores que hacemos los mejores esfuerzos por apuntalar el proceso revolucionario? Obvio que no. Esas medidas solo le hacen daño al país de los especuladores, de los mafiosos, al país del crimen organizado.

Pero paralelamente a estas medidas, tienen que venir otras. Una de las más urgentes, es arbitrar formulas para acabar con ese “dolar golilla”, que es el resorte impulsor del mercado paralelo y cerrarle el chorro al sector privado. No darle dólares ni que jure, por Cristo, por Alá, Jehová, Javeh o las tres divinas personas. Nada de eso, cero promesas, el que quiera que demuestre con hechos primero, porque es difícil creer en esas promesas de que ahora si vamos a producir o que somos socialistas.

El Estado Venezolano, tiene que activar ya, mecanismos que catapulten al país, a la sociedad venezolana de esa cultura rentista a la productiva, porque de lo contrario seguiremos gastado mil dolares, por cada 500 que nos suministra la renta petrolera y jamás llegaremos a construir el socialismo.

No podemos continuar regalando casas bien equipadas si de por medio no hay un compromiso moral, ideológico y ético, que obligue al beneficiario a pagar el precio justo de lo que está recibiendo y a entender que no podrá disponer de ese bien, hasta que no lo haya liberado, porque de lo contrario seguimos con una política asistencialista y populista, antes que de justicia y socialista.

Esa es la razón por la cual encontramos a personas que venden las viviendas otorgadas por e l Estado y luego salen a denigrar del proceso y a vanagloriarse de la viveza puesta en práctica y con la firme idea de colarse de nuevo en otro plan, para repetir su hazaña. O simplemente en una ciudad socialista, nos montan un comando de guarimberos al servicio de la MUD y sus aviesos planes.

Estas políticas de Estado tienen que estar acompañadas de la actividad formativa, para la claridad ideológica, para el avance de la revolución o de lo contrario estaremos afilando cuchillos para la garganta del proceso.

Por eso en esta hora de inicios de radicalización de la revolución bolivariana, tenemos que andar con píe muy firme y ojo pelao, para que sin caer en provocaciones, se mantenga el equilibrio del espíritu del 27F y del 4F frente al de 2002.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2295 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: