Seguid el ejemplo de Robeilys Peinado

Juventud, divino tesoro,

¡Ya te vas para no volver!

Cuando quiero llorar, no lloro…

Y a veces lloro, sin querer.

-Rubén Darío-



Maravilloso, espectacular, esplendoroso, único, y majestuoso fue el salto que le dio la medalla de oro a una joven de tan sólo 15 años, en el Campeonato Mundial de Atletismo Sub-18, realizado en Donestsk, Ucrania. Por eso la primera estrofa del famoso poeta Nicaragüense Rubén Darío, dedicada a esta hermosa muchacha quien se elevó como si fuera un papagayo que intentara tocar los cielos. Esparramó toda la energía que puede tener una joven de 15 años de edad, como ella. Demostró seguridad en sí misma, y cuando lo necesitó, en los momentos más cruciales, controló sus nervios, para lograr el salto que le permitió adjudicarse la medalla de oro, y convertirse en la primera atleta de pista y campo que hace vibrar nuestro Himno Nacional en una competencia de esa naturaleza.

La juventud venezolana tiene en Robeilys Peinado, caraqueña de nacimiento, el mejor ejemplo a seguir. Ella, seguro estamos, desde pequeña se propuso una meta, una vez que se dedicó al atletismo de pista y campo. Llegar a la cima e ir más allá. Por eso decimos que coronó este primer paso, importantísimo, por demás, y ahora irá más allá… en la búsqueda de más preseas, como un resultado de su dedicación y perseverancia, a tan temprana edad. Pero no la deben dejar sola, con su talento. Las autoridades del atletismo venezolano, así como el gobierno revolucionario deben podar y cultivar esta rosa, como ejemplo para las nuevas generaciones.

La juventud venezolana, dedicada a las diferentes disciplinas deportivas está respondiendo a la inversión que está haciendo la revolución. Por eso el fallecido presidente Hugo Chávez, exclamaba cada vez que se le presentaba la ocasión que estábamos en presencia de la “Generación de Oro”, para referirse al medallero que estaban cosechando nuestros atletas en los diversos eventos deportivos realizados tanto en América Latina, como en el resto del mundo. El presidente Chávez no escatimo esfuerzo alguno para apoyar al atleta venezolano en escenarios internacionales. Esa fue su política y esa debe ser la política que despliegue el presidente Nicolás Maduro.

La quinceañera Robeilys Peinado, orgullo de la parroquia caraqueña La Vega, fue recibida por la ministra del Deporte, Alejandra Benítez, joven y laureada deportista, así como un grupo de atletas de pista y campo, quienes se siente sumamente orgullosos del triunfo alcanzado por la joven Peinado. “Este triunfo no es sólo mío, es de mi padre, de mi madre, de mis primos, de mi abuela, mis entrenadores, del equipo de atletas que estuvo conmigo en Ucrania, y sobre todo, es un triunfo de mi Venezuela”. Y señaló, que lo periodistas que cubrieron su llegada en el aeropuerto de Maiquetía, “Estuve muy nerviosas en mis saltos, sobre todo en la semifinal, pero ya en la final pude controlar mis nervios y me sentí mucho mejor, hasta el gran salto de 4,25 metros, que me permitió adjudicarme la Medalla de Oro. ¡Que ejemplo a seguir, juventud venezolana!

¡Chávez, vive, la lucha sigue! Viva la Generación de Oro!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1240 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a170173.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO