Hago caso a Britto García

Hago caso a Britto García, es calosfriante su alerta relación Venezuela-Colombia e, impresentable cizaña Santos-Uribe

Examiné con fruición un paquete de reflexiones del admirable compatriota Britto García y sentí el renovado calosfrío que me molesta cada vez que me percato de nuestra erosiva por desigual y enredada relación con la hermana y vecina Colombia, lamentablemente.

Se trata de “Colombia y los Aviones de la oposición”, escrito en el cual Don Britto refleja con brillantez el problema de nuestra errónea política exterior específica con Colombia y hace, a mi modo de ver, una implícita alerta para que eso se corrija lo más pronto posible porque, de no hacerlo, el malestar va a hacer metástasis frontera adentro de nosotros.

Don Britto no dice ahí expresamente perro pero muestra el tramojo -a buen entendedor pocas palabras bastan- así que entiendo muy bien, de lo que se desprende, que la cizaña del Presidente Santos-Uribe (valgan como una sola personalidad) le está ganando la pelea a Venezuela, siendo que Colombia ni lava ni presta la batea.

¿Hasta cuándo vamos a seguir de bolsas ante la oligarquía colombiana?

Otra cosa es el pueblo pobre de Colombia al que debemos fraternidad por ser hijos de Bolivar, no en cambio a la oligarquía santanderista.

Santos y Uribe juegan a la zanahoria y al garrote contra Venezuela pero en esencia no representan más ni menos que dos gotas de agua sucia, iguales igualitas, así que hay que amarrarse los pantalones y revisar esa relación binacional al detalle y de no ser posible llegar a un acuerdo no leonino para ninguna de las dos partes, solucionar poniendo un torniquete.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2151 veces.



Guillermo Guzman


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a168597.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO