Capacimetro, Tocoma y Saman

Algunos capacímetros revolucionarios se han dado a la tarea de criticar determinadas acciones políticas del Presidente Maduro. Sobre todos los capacímetros más radicales. Esos que no perdonan por nada del mundo el dizque error de Maduro de reunirse con el dueño de la Polar, qué es como decir –para estos -, por supuesto, la reunión de un angelito con el propio golpista. Particularmente comparto la tesis de muchos chavistas en cuanto a que Maduro con esa reunión con Lorencito, que de Lorencito no tiene un coño más sí de Lorensote, llamó a capítulo de quien se dice es el rey del desabastecimiento de la Harina Pan. Bastaría saber si después de ese interviu no mejoró la distribución de ese alimento en el territorio nacional, que era el propósito básico de la intención de Maduro de reunirse con Lorensote.

Es lo mismo que la reunión del Canciller venezolano, Elías Jaua con el Secretario de Estado norteamericano. John Kerry (cara de ladrillo). Y muy pronto con la Secretaria de Estado para Latinoamérica, Roberta Jacobson, por instrucciones del Presidente Maduro; debe entenderse como un recurso diplomático de alto coturno para mejorar las relaciones con EEUU sobre la base del respeto a la dignidad y soberanía de Venezuela, comenzando por el reconocimiento del gobierno norteamericano de la legitimidad del Presidente Maduro. Y no como un recule de la Revolución Bolivariana de Venezuela. Además debemos preguntarnos, sobre todo los capacímetros revolucionarios, que dirá el mundo cuando observa esa demostración política de nuestro país. Los gobiernos dictatoriales, narcotraficantes y terroristas no esgrimen ese tipo de conducta democrática. Además que hace Cara de ladrillo reuniéndose dizque con un Presidente írrito.

CAPACIMETRO (capaci-metro)

Aparato que permite medir la capacidad revolucionaria de hombres y mujeres, con tan sólo aplicar un botón. No se necesitan estudios ni experiencia para manejarlo. Es suficiente con ser miembro del TOCOMA (Todos Contra Maduro).

EL NOMBRAMIENTO de Eduardo Samán como Presidente de INDEPABIS es un mensaje del Presidente Maduro a los corruptos que hacen vida en esa y otras instituciones y a los comerciantes que les encanta estafar al consumidor. Samán, como siempre, vendrá por la goma respetando a los que de verdad trabajan por proteger el “bolsillo” del pueblo y olvidándose de los sinvergüenzas que le jugaron camunina en su primera gestión. Además debe recordar que cuando lo votaron nadie le paró bolas y lo veían cómo gallina que ve sal. Él lo sabe. Y “segurísimo” que ya los sempiternos zánganos comenzaron a reventar su teléfono. ¡Ponte pilas camarada Samán! Y que Dios le bendiga.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2590 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas