Opinión i Política

Patria socialista: llego el momento de ampliar los límites geográficos i culturales (Parte I)

“La autocrítica debe ser para revisar,

rectificar y para reimpulsar siempre

la revolución por dentro de ella misma”

Hugo Chávez Frías



I

Repito de comienzo, la frase de mi respetado coterráneo i Constituyente Yldefonso Finol: “los resultados de las elecciones de hoy 14-A en Venezuela no son de mi agrado. Pero ganamos”. I más adelante otra: “por primera vez el electorado se muestra partido (casi) en dos mitades. Eso hay que atenderlo y estudiarlo con seriedad”. Es obvio que ambos estamos felices del triunfo de un líder obrero como Nicolás Maduro, recomendado por el mismo Comandante Chávez, visto sus notables progresos en la política, luego del desempeño de importantes cargos a su lado, su lealtad i el amor por su patria i el pueblo que forma la nación. El “casi” entre paréntesis es mío, porque era indispensable señalarlo así, ya que el electorado sigue siendo en mayoría chavista, pese a lo llamativo del descenso en comparación con el 7 de octubre, sobre lo que se ha especulado mucho, aunque estimo debido a la recia campaña desestabilizadora con apagones, acaparamiento de productos de la cesta básica, el descuido de Indepabis con la especulación de los precios, i la campaña de los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, que atemorizaron i pusieron a dudar a los que han visto al proceso revolucionario como un simple cambio de gobierno, i no como el enfrentamiento de dos grandes posiciones en el mundo: capitalismo salvaje i socialismo bolivariano que, aunque tenga relación con el socialismo tradicional i el marxismo, es algo nuevo, genuinamente inspirado en el pensamiento de Simón Bolívar i de su gran maestro Simón Rodríguez.

Lo que sucede en nuestro proceso revolucionario, es que para los presidentes de la IV República, los límites del país, eran sumamente estrechos; por el norte el Mar de las Antillas (así decían los textos escolares); por el este Petare, por el sur los valles del Tuy i por el oeste Los Teques. Lo otro, era un territorio lejano i desconocido, igual que sus pobladores. Era raro ver viajar un presidente al interior del país, i en el exterior, algo más notable; recuerdo que hasta se hacían chistes; cuando CAP anduvo por el sur de la India i algunos archipiélagos cercanos, dijo que iba a mejorar el transporte urbano adquiriendo elefantes, i en el caso de Luis Herrera, regresar disgustado porque solamente le mostraron Medio Oriente. Para ellos no existían aguas territoriales al norte, el lago de Maracaibo solamente valía por el petróleo i Cabimas un montón de obreros ofreciendo trabajo a las transnacionales por salarios de campesinos arruinados, i Guayana únicamente la inspiración de Rómulo Gallegos para escribir Doña Bárbara i Canaima. Con razón se dice que Hugo Chávez nos dio Patria porque la conocía de cabo a rabo, en especial a su gente i a las etnias indígenas, i cuando llegó al poder por elecciones bien ganadas, luego de una rebelión fallida, pero que demostró ser responsable de sus actos i nos puso un “por ahora” de esperanzas. Nos enseñó a cantar e himno i amar la bandera. Entonces, ese conocimiento de su país i el sufrimiento de siglos de su pueblo lo llevó a planificar el gran rescate de la dignidad ciudadana, como Fidel había recobrado la dignidad de Cuba i de América Latina. Comenzó por ir cumpliendo una a una sus promesas electorales: convocar a una Constituyente, elaborar una Constitución lo más perfecta posible i someterla a la aprobación de su pueblo; alfabetizar a su gente, hasta lograr el reconocimiento de su éxito por la UNESCO i otras instituciones internacionales, haciendo a los aborígenes, ciudadanos venezolanos de verdad. Antepuso lo social i humanitario, de principio, como lo más importante i vinieron luego las Misiones, donde no hubo problema alguno de dejara de tomarse en cuenta i buscarle solución, Fueron 14 años de trabajo intenso, sin ningún descanso o vacación como la que hacía Bush, cuando el huracán Katrina destrozó a Nueva Orleans. Trabajo continuo como no podemos encontrar algo parecido en la historia universal, empezando con la tragedia de Vargas, la cual atendió personalmente i se negó a la entrada de los “marines” i que para proporcionar ayuda, lo que hubiese representado la misma intervención que descaradamente han hecho en Haití. Pero ¿Dónde está la diferencia de esa meditada i eficiente labor del proceso revolucionario con lo que muchos de sus funcionarios públicos i en posiciones claves, se da con respecto a las ideas revolucionarias de Chávez? Sencillamente en lo que ya muchos escritores en APORREA, han señalado.

Algunos dicen que el proceso o el gobierno, está infiltrado hasta de un 66% de supuestos revolucionarios, pero que no estaban con el Comandante Chávez i además, permanecen en sus cargos para desestabilizar la revolución i desorientar al pueblo. Otros, se sienten con el mismo prurito de creerse grandes e indispensables, para lo que tienen que oponerse, hasta disimuladamente, a quienes tienen más credenciales i más vigor patriótico i revolucionario que ellos. La prueba la vimos hasta en los mismos constituyente (por ejemplo Froilán Barrios i el traidor mayor Luis Miquilena, para señalar solamente a dos llamativos) i otros que fueron a la Constituyente simplemente a buscar un cargo en el nuevo gobierno, casos de Herman Escarrá, Jorge Olavarría, Alfredo Peña, Pablo Medina, Vladimir Villegas, Liborio Guarulla, David de Lima, Carlos Tablante, William Ojeda, Henry Falcón, saltadores profesionales de talanqueras. Porque si bien otros muchos constituyente pasaron a cargos en el gobierno, lo hicieron fieles al proceso revolucionario i a su extraordinario líder. Sin embargo existen otros personales que sin haber estado en estos grupos, llegaron a diversos cargos de ministros, directores, jefes diversos, etc., que se sintieron importantes i poderosos, hasta en la dirección de un periódico.

De ellos, me ocuparé en próximo artículo, con mucho tacto, porque cuesta asimilar posiciones como las suyas, siguiendo las palabras de Chávez de revisar, rectificar i reimpulsar la revolución.

(Continuará)

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1719 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a164472.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO