Venezuela: Victoria Bolivariana y algunas interrogantes

Con el 99,12 % de los votos escrutados, Nicolás Maduro, y con él el legado del Pte. Chávez, ha ganado la elección presidencial en Venezuela. Pero obtuvo sólo el 50,7 % de los votos contra el
49, 1% del candidato de la derecha y del imperio yanqui, cuando en octubre pasado el Pte. Chávez (con medio millón de votos más que Maduro), había derrotado a ese mismo contrincante por 55% contra 44%. Maduro ha aceptado que se recuente el 100% de las papeletas y como ya fueron recontadas en un 54 % y según Jimmy Carter el venezolano es el más confiable de los 92 sistemas electorales que su Centro ha observado en el mundo, todo indica que el resultado anunciado se confirmará.

Pueden celebrar, pues, el pueblo revolucionario venezolano y los pueblos del mundo esta nueva victoria de la esperanza socialista ante el capitalismo en aguda crisis. Dicho esto, hay que constatar también que, otra vez, la abstención fue considerable (un 21 %), y que la derecha se hizo con casi la mitad de los votos válidos.

Y aquí empiezan las interrogantes. Pidiendo a l@s compañer@s venezolan@s que nos perdonen el atrevimiento de opinar desde afuera, nos preguntamos:

I) Si la derecha aceptará de hecho la victoria de Maduro, y si, en caso de que no lo haga, además de hacer valer todo el peso de la ley, los bolivarianos no necesitarían implementar con más rapidez los cambios enumerados más abajo, en nuestro apartado ‘III”;

II) Si la abstención y la votación del candidato de la derecha, además de reflejar la inercia de la mentalidad capitalista y el enorme poder de los grandes medios de desinformación que ampararon a aquel candidato, no reflejan también errores y deficiencias a la hora de atender eficientemente a algunos problemas concretos de muchos ciudadanos, quienes, al constatarlos, deciden no votar o sufragar por la oposición derechista; si tal es el caso, parece que la profunda autocrítica siempre pedida por el Pte. Chávez y su consigna “eficiencia o nada”, se imponen con redoblada necesidad.

III) Si para corregir esas carencias y avanzar hacia el socialismo del siglo XXI no hace falta profundizar ciertos cambios, como, por ejemplo:
1) socializar grandes medios de producción y distribución que pesan directamente en el consumo popular y en el desabastecimiento puntual y la inflación, que han persistido tenazmente; esa socialización quiere decir propiedad social directa (creando más y más empresas socialistas administradas por los propios trabajadores) o estatización (propiedad social indirecta),

2) estatizar el comercio exterior y la gran banca (para controlar la inflación que se da a través de la importación privada, y gobernar el buen uso del crédito y del dinero al servicio de las grandes mayorías populares),

3) fortalecer aceleradamente el Poder Popular, multiplicando vertiginosamente los Consejos Comunales y las Comunas, y transfiriéndoles los poderes que están hasta ahora en manos del aparato estatal heredado de la burguesía,

4) reforzar cuantitativa y cualitativamente la Milicia Bolivariana, abriendo a tod@s l@s voluntario@s la posibilidad de constituirse en ciudadan@s-soldad@s (como supieron serlo los griegos que inventaron la democracia), que nunca traicionarán a su pueblo,

5) reforzar en cada caso el perfil socioambiental de la propuesta bolivariana, mostrando que de verdad se está dispuesto a salvar el planeta (lo que implica, entre otras cosas, potenciar la educación ambiental ecomunitarista, desarrollar más la agricultura orgánica, reducir-reutilizar-reciclar recursos y residuos, y usar de más en más las energías limpias y renovables, aunque se tenga la mayor reserva petrolífera del mundo),

6) socializar (en provecho de los medios comunitarios) los grandes medios de comunicación, dejándole a los capitalistas el gozo de medios de alcance limitado (Argentina viene intentándolo a través de su Ley de Medios que prevé una distribución en tercios para el Estado, los medios comunitarios, y los privados, imponiéndole a estos últimos límites de monopolización y de alcance); como todos saben, en Venezuela son los grandes medios de desinformación el verdadero Partido de la derecha y del imperialismo yanqui,

7) combatir la criminalidad y la corrupción con todos los medios legales, la movilización popular, y las medidas sociales y educativas que sean necesarias.

Disculpándonos otra vez por el atrevimiento, aguardaremos las críticas y observaciones de l@s revolucionari@s venezolan@s.

lopesirio@hotmail.com

Filósofo – Brasil


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Sirio López Velasco

Uruguayo-brasileño-español. Filosofo y Lingüista, profesor universitario jubilado

 lopesirio@hotmail.com

Visite el perfil de Sirio López Velasco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas