Vicente Díaz no ve televisión

¡Qué tal, camarada! Observando los progresos de esta extraña campaña electoral. Fue iniciada de frente por Radonsky (sugiero que se le nombre por este apellido que suena extranjero de la high) y el CNE no ha dicho nada.

La MUD, o la trilogía que manda; Leopoldo López, Julio Borges y María Corina, según el Diputado Sánchez, formó un comando electoral que sugiero tampoco debe ser nombrado en nuestros noticieros, ni en programas ni en intervenciones, ya que Simón Bolívar no les cuadra para nada.

Hacerlo con el nombre del militar de USA y su segundo apellido gringo, que nombró nuestro Jefe de Campaña y mejor revolucionario, Jorge Rodríguez, con lo que se sentirán muy a gusto.

Vicente Díaz, gordo de sus papas con Allup, en su pataleo de siempre sembrando dudas parcializándose con la oposición, destacó que un artículo, sólo uno, en un diario del gobierno, dijo, Un Grano de Maíz, incitaba al odio y que pudiese haber muertes por él.

Por eso se le puede llamar como lo hacen los argentinos “es un boludo”, por lo menos en lo verbal, ya que pareciese que nunca ha leído durante más de catorce años todos los artículos agresivos, los programas de radio y de TV contra el Líder Chávez y la Revolución y los que incitaron a revueltas e incitan al odio.

Es más, se le olvidó todo el esfuerzo mediático opositor que culminó en el golpe de Estado contra Chávez, con el nefando y súper dañino paro petrolero.

Vicente, parpadeando o no con su tic, nunca dijo nada, ni lo dirá.

Ocurre que dicen lo mandaron, la CIA inclusive, a que se pronunciara para hacer ver al mundo que el CNE está consciente de los atropellos del “gobierno” y los tolera. Y del pseudoventajismo que, según él, observa.

Apoyado en esa observación de evitar esos artículos y el ventajismo, en especial el mediático, vuelvo con una especie de utopía personal: ordenar en los medios radiales y en especial los televisivos para que sus programaciones de noticias, todas, sean generadas por ellos mismos dándole mayor empleo a periodistas.

Con ello podemos prohibir la lectura de periódicos mostrándolos, ya sea directo del papel o de las páginas de internet, y con ello equilibraríamos la información. Nada de ventajismos permanentes que envenenan a los que sólo se adhieren a esas porquerías.

El que quiera verlos que compre sus periódicos, pero no podemos calarnos toda esa diarrea de información falsa, tendenciosa, o exagerando problemas que nos muestran a toditos, bien cuando amaneciendo o cerrando las noches.

Vainas vomitivas como Tal Cual, el Nuevo País y pare usted de enfermar, que nadie compra ni por urgencias sanitarias de carretera, nos las calamos tanto los revolucionarios como, y con peor efecto psicológico, los escuálidos y los ni-nis.

¿Qué dice Vicente Díaz al respecto?

Además, si es necesario, legislar al efecto aunque la sigan chillando, para que exista un verdadero equilibrio informativo, por lo menos en las primeras y últimas páginas. Por cada defecto, error, que hay por montones (descuidos de mucha gente) que muestren en fotos o titulares, al lado debe presentarse un logro de las mismas dimensiones.

Equilibrio informativo. Menos ventajismo visual opositor. Comenzar a medio ganar, aunque sea una batalla, en la inclemente guerra de cuarta generación, que nos están ganando y es lo único que nos perturba nacionalmente.

Por otra parte, debemos crear programas fijos de los Concejos Comunales que han hecho grandes progresos.

En esta época de guerra mediática arrecha considero, humildemente, que debemos aprovechar los horarios diurnos, los mejores, para ahondar en concientización, en información. Y disfrutar de una excelente música en las noches.

Deseamos escuchar programas de las comunidades. Sin muchos moderadores estrellas. Ellos mismos y sus avances. Participación de programas seleccionados de las emisoras comunitarias.

Hay globoterrores con programas hasta insultantes en radio y TVs opositores, llenos de mentiras. Si se invita a alguien y miente, deben ser penalizados entrevistador y entrevistado, y tal vez el productor y el director del programa.

Don Vicente, ¿aceptaría usted esa propuesta?

En la mass oligárquica a leen y veces repiten, sin asegurarse de la veracidad de todos, los mensajitos de texto que les llegan.

Por otra parte, que les paren bolas a los mensajes enviados en los cintillos a todos nuestros programas de opinión, donde los permiten. Terminan leyéndolo sólo los que los envían. Especies de diálogos entre unos y otros mensajetexteros. El mismo equipo de 200 para el twiterismo.

No hay respuestas. Es una falta de respeto.

Insistimos en que se den charlas semanales sobre proyectos, obras (que desconocen hasta de los mismos institutos), capitalismo vs. Socialismo, etc., en todas las oficinas de gobierno. Obligatorio para todos los funcionarios (más del 60% son escuálidos, escuálidos lights y ni-nis, quienes sólo cumplen con lo básico de sus funciones)

Queremos escuchar a los directores de gobernaciones, y de las alcaldías, del proceso, claro, conversando, dictando charlas a sus empleados, sobre esos temas revolucionarios.

Incluye a gobernadores y alcaldes. No se les escucha nunca. Menos cuando andan de visitas en centros comerciales, en espacios de reuniones. La revolución debe ir por delante.

Sin miedo. ¿Queremos cambiar mentalidades? Bueno, a echarle bolas. Que a Vicentico no les gustan, que no estarán de acuerdo, que es ideologización, discutámoslo también.

Que se escuche vibrar la Revolución en las comunidades. Queremos debates. Calle pareja. Megáfonos.

Hay que darle un revolcón a muchos. Chavistas inclusive.

Como será que la mayoría de los funcionarios de vaina sí se ponen las gorras y franelas rojas en manifestaciones o mítines para que los vean los jefes y revolucionarios. Les da pena con los vecinos. Con los de las panaderías donde compran. Hasta con los compañeros de trabajo porque son escuálidos y quieren respetarlos.

Al inteligente ministro Villegas, por favor, con el debido respeto considero lo más conveniente que haga una encuesta nacional para hacer una real y firme política informativa del gobierno.

Una política participativa y protagónica. Todos tenemos alguito que aportar.

Y luego, que esté en cada rinconcito de las oficinas públicas orientando, informando. Labrando esperanzas.

Que se aguanten nuestra fortaleza. Revolución o pelazón. Vencemos o perdemos. Obligatorio es cambiar.

¡Viva Chávez eterno! ¡Viva Maduro!

carlosepf@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2154 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor