Inestables y en derrota

Le derecha intenta motivar a sus desunidos socios con un nuevo cuento tan vulnerable y poco serio como sus fábulas anteriores. Sus practicas revelan el rigor mortis de la decencia política al jugar con la inestabilidad.

Este es la suma de un circunstancial, oprobioso, recurso dialectico, inventado, en  base a la ficción, de que todos estamos o debemos estar- angustiados por el terrible dolencia de la inestabilidad del país. En su tango, y plañidera, todo se va a pique, se hunde el país, y el caos, está a la vuelta de la esquina. Sus lánguidos mensajes así lo presagian.

De ser cierto supuesto negado-, ¿estos ciudadanos que son minoría, alcanzarán, acudiendo al terror, y a las lagrimas, surgir como alternativa de poder¿. Temo que es un nuevo camelo.

Su liturgia actual es un mero poema a un ejercito en desbandada. Solo el himno para su equilibrista, joven llevado en andas para coronar su trágica carrera con una estrepitosa y previsible debacle. Mero detalle. No poca cosa, el General John Kelly, jefe del Comando Sur de los Estados Unidos que controla la Cuarta Flota, les acaba de decir: en Venezuela todo va a seguir igual, la expectativa es que gane Nicolás Maduro; Data-Análisis habla de 16% de votos a favor de Maduro y otras dan hasta 20% .

Por no dejar, preguntamos: ¿Podrá un grupo de partidos que deambula entre la nada y el delirio ¿; ¿sin lideres, programa, estrategias llegar a ser la alternativa¿. Démosle el beneficio de la duda. Pero se exigiría, como mínimo, transformarse -no travestirse-. Condición imposible de lograr dada la diversidad política, partidista e ideológica de los partidos que coinciden la Mesa, adonde, la palabra unidad está prohibida.

De allí que, unirse, cooperar y apoyar un líder aunque, sin mínimos  signos visibles de triunfo, con poco tiempo, para reordenarse- es lo único que les queda. No hay otra posibilidad.  Pero concretarlo, antes de la elecciones: imposible.

Quién de ellos es capaz de crear programas alterno que mejoren los sistemas de bienestar social vigentes.  Imposible sueño. Esta idea, contradice las apetencias, ideológicas naturales de la derecha. Afrenta a quienes son sus patrones y financistas internos y externos. Simple alucinación.

¿Como sustituir el orden político vigente¿. Real. Destacado por, programas de educación pública libre; servicio estatal de salud universal y gratuito; seguridad social con sistema de pensiones basado en el principio de repartición y no de capitalización o el ahorro forzado, que a la final, caso Chile, termina por ser otra forma de acumulación de dinero en bancos privados que en caso de quiebra tienen  que acudir al socorro del Estado-. Como suplantar este modelo que se basa en el control soberano de los bienes estratégicos o monopolios naturales -petróleo, agua, correos, transporte: propios y mas que seguros, en manos de organizaciones del estado.

No como el de muchos países que por impulso de organismos multilaterales y grupos de la derecha, dedicados a privatizar hasta el agua, que lo hicieron, y, fuertemente, en Argentina, Chile, Bolivia, un poco menos en Perú y Colombia. Lo similar pasó en Uruguay. Alli le toco a la gente acudir a un plebiscito, que después de grandes batallas rechazó esa fórmula y las empresas privatizadas de control del aguas, volvieron al Estado.

Esas, sin duda, fueron medidas terroristas tomadas por la derecha. Ahora lo niegan. Pero sabemos que su alma mantiene estos resabios. Para el pueblo esta aberración de la privatización del agua es tan brutal como privatizar el aire.

La inestabilidad la intentan mantener con una campaña electoral al difamar sobre supuestos y mentirijillas todas relacionadas con la enfermedad y muerte del Presidente Chávez.

Son todas infantiles maromas que en nada afectan las preferencias electorales de las clases populares. La suya es una pasión decaída, y único vínculo, que logran con la política del país. Muy difícil que consigan apoyo con esta nefastas declaraciones de la derecha. Que recién descubre su centro nervioso de inestabilidad, en la organización FIL tutelada Vargas Llosa,  en asociación con un conjunto de socios, mas cercano a un circo o una casa de mal vivir, que al de una institución política de supuesta defensa de la democracia.

Entendamos, estas maniobras, son un pobre ejercicio de alto descarrío, que les hace llevadera su ya contabilizada derrota. Nuevo error. Demostración de su fascinación por todo lo que huela descalabro. Son una opera en la que se canta a la utopía de un joven embolatado que están llevando a un barranco. Candidato, ni siquiera apto, para que sus andanzas, sin lucidez, logren manchar con algo de utilidad la historia de nuestro presente. ¿ Sabrá que ser lucido, viable, es pensar desde la historia, no desde una inculta visión de esta República; ahora, en dinámico ascenso.

Pero, si queremos seguir manteniendo este gobierno social pleno de derechos, no olvidemos, un Estado social no es sostenible sin desarrollo.

tuliomon@me.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1947 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a162209.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO