Un adiós sin despedida…y el comandante se queda, se queda

¨Te digo adiós y acaso con esta despedida, mi más hermoso sueño muere dentro de mí… Pero te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti¨

…José Ángel Bueza



Seremos millones los que recordaremos al Comandante eterno, pudiera ser fácil hacer una referencia, pues no ha sido mucho y no será demasiado, cuando se trata de nuestro presidente, ausente de su presencia física. Sin temor a exagerar, hombres como Chávez son difíciles de conseguir y como dijo el poeta, el de los fríos polos del sur, el también inmortal Pablo Neruda, en su coloquio lleno de poesía con el Padre Libertador, ¨ ¿Padre eres tú?´´ Y con una magistral respuesta, Neruda lo interpreta ¨Despierto cada 100 años cuando despiertan los pueblos¨.

Ciertamente que Chávez hizo florecer a nuestro Padre Libertador y con él, a los pueblos oprimidos del mundo y junto con sus sueños, los pueblos de América. Hizo renacer la esperanza un 4f, un 4 de febrero de 1992, fecha que marcó para siempre el rumbo que tomaría Venezuela en la Historia contemporánea, la moderna, la Venezuela del siglo XXI. Seguro la retórica de todos y todas, la podemos percibir de este titán que surgió de los paisajes más modestos de nuestra Venezuela llana y sencilla, convirtiéndose en una de las historias más existentes que tengamos los venezolanos.

Lo que hemos visto y oído en el antes, el en y el después de la existencia del Comandante, tal y como lo manifiesta aquella y bien lograda propaganda ¨esto nunca se había visto en Venezuela¨ y como el mismo nos repitió miles de veces, en aquella frase bíblica ¨el que tenga ojos que vea¨

Será duro, muy difícil para aquellos que lo amamos y amaremos, hasta el fin de los siglos, este sentimiento de amor que ha traspasado todas las barreras de los espacios en el tiempo. Nunca nos cansaremos de darle gracias a la vida, que nos ha dado tanto, nos dio el sendero que nos ha tocado en este paisaje, en esta era seguirá siendo lo más hermoso que nos tocó a esta generación. Conocimos al hombre más grande que ha parido este planeta. El hombre que después de Cristo y Bolívar, reivindicó al ser humano, en todas sus dimensiones y como dijo maduro, en su discurso de dolor desconsolado en la juramentación como presidente encargado, el más irrespetado, injuriado y vilipendiado por la oligarquía universal, pero el más honrado y amado por los pobres del mundo, siguiendo el pensamiento martiano, haciéndolo suyo ¨con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar¨ , después de su cambio de paisaje, se le bautiza como el Redentor de los pobres.

Hoy sabemos, que aquel que se colocara a la derecha, a la izquierda, delante, detrás de los, los huérfanos de justicia, los oprimidos del mundo, ni después de muerto se quedará solo. Esa soledad y es paz de los sepulcros, no estará con este gigante humano, habrá un pueblo que le hará la guardia por la eternidad.

Vamos a extrañar su voz como un trueno en medio de la tormenta para anunciar su presencia, así como sus Aló Presidente, rompiendo records de sintonía, sus cuentos, sus risas, su llanto, su ira ante la ineficacia, sus canciones, sus concejos, un verdadero maestro de la comunicación, seguirá siendo una aula de clase, hasta el infinito.

No podrán tapar la claridad con sus medios de miasma como les diría él, al apagarse un lucero brilló el sol más grande de América, que dio la luz a los escondidos de la tierra

El pueblo lo llora, un llanto que seguirá paseándose por todos nuestros corazones, sin embargo a la canalla le duele, pues le cuesta ocultar el sollozo del pueblo, difícil para los enemigos de la patria, luchar con esa fuerza alimentada por el dolor. No conocen ni conocerán las mieles del amor verdadero, el amor de un pueblo por su líder, sus soledades serán perpetuas, ese será su mal eterno, por su egoísmo y envidia, sus miserias les acompañarán por siempre.

Los dragones de komodo muy bien bautizados por Diosdado, gozan con el dolor del pueblo, siguen escondiéndolo, siempre lo han hecho, lo siguen manifestado con sus discursos llenos de infortunio, levantado sobre las ruinas de sus almas, llenas de resentimientos, como lo muestra el representante a candidato por los apátridas. No volverán, el muro de la dignidad está más fortalecido que nunca, alimentado por un amor infinito. Es la resurrección de la resistencia que vuelve con Chávez.

Son 500 años de dolor, que se acentúan con la partida adelantada del comandante, el redentor de los pobres, el líder se multiplicó, su marcha fue un paso a la victoria inmortal, donde cada uno de nosotros le acompaña, no se equivoquen, serán barridos con la fuerza del huracán del amor. Ya vienen recibiendo el látigo del pueblo, La canalla se manifiesta con una mirada perdida y un discurso que cae en el vacío. Más nunca volverán. Ya el comandante dio la orden, estamos para obedecer. Siga mandando mi comandante, desde siempre que seguiremos obedeciéndoles para siempre.



Aún después de partir, sigues presente, el amor nunca morirá.



Norma.rojita@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1522 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a161379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO