¿A quién convendría la violencia en el país?

La oposición que ha salido derrotada electoralmente en los últimos procesos: elecciones presidenciales (07-O) y elecciones de gobernadores y consejos legislativos regionales (16-D); pero que además, y como consecuencia también de lo anterior, ha perdido la capacidad de movilizar en la calle a sus seguidores y que actualmente enfrenta la gran contradicción de una tal unidad que nunca ha existido y que antes le sirvió para vociferar “Chávez vete ya” y ahora transformaron en “Chávez vente ya”, ¿qué podrá hacer en adelante?

Los más, los engañados, la mayoría de los 6.500.000 de compatriotas que no pertenecen a nada y que aunque sueñen con vivir como el propio Rey, si a oligarcas verdaderos nos referimos, que no pasan de ser asalariados, en muchos casos del propio Gobierno de Chávez, claro muchos ganándose sueldos de hasta cinco dígitos, para que negarlo, no tiene nada que hacer sino tragarse su rabia y su odio contra Chávez y contra el deseo de las mayorías de que la riqueza petrolera se distribuya de manera más equitativa y de que todos y todas tengamos mejores condiciones de vida, independientemente de la condición social y del origen.

Los asalariados no del Estado, sino del sistema trasnacional que se plantea retornar al pasado y que los intereses foráneos dominen y controlen nuestras inmensas riquezas petroleras, seguirán trabajando y ahora más que nunca cumplirán el papel de empeñarse en confundir a la gente repitiéndole mentiras como que: vivimos en un comunismo, que el país se cae a pedazos, que PDVSA está quebrada, que los militares conspiran para que el gobierno caiga, que el próximo mes no pagaran los sueldos, que no habrá alimentos la semana próxima, que si sale Ud. a la calle lo asesinarán, etc., etc. Esto ya el pueblo lo conoce y sabe que no es más que las campañas mediáticas o matrices informativas que se generan en laboratorios, muchas veces fuera de las fronteras del país.

Pero hasta estos servidores del capital, posiblemente sin bajar la guardia, bajen un poco la intensidad de su trabajo en estos días. Ahora es el turno de otros, es el turno de individuos que realizaran acciones que muestren un clima de violencia más real y menos mediático, estamos refiriéndonos a acciones contra personas, bienes y o servicios que causen conmoción en la gente. Individuos que cobran en billetes verdes y que actúan en las sombras. Ya en el pasado no muy lejano enfrentamos el terrorismo y todos supimos el origen y vivimos los saldos trágicos que nos dejó, siendo uno de los más lamentables el asesinato del Fiscal Danilo Anderson. Ojalá que en esta ocasión no logren el cometido de aniquilar personas.

Ya el Ministro Reverol lo develó, hay quienes están empeñados en acabar con este proceso, ahora el plan apunta a eliminar al “tenientico” o al “autobusero”, después la canalla mediática completaría el trabajo convenciendo a todos de que las diferencias entre bandos generó luchas intestinas que llevaron a confrontaciones a muerte entre unos y otros.

No tienen como llevarnos a una escalada de violencia, violencia que una minoría realmente asesina desearía, pero camaradas la verdad es que la Historia nos enseña que no dejaran de intentarlo, de eso no podemos tener ninguna duda.

Alerta cuerpos de seguridad, en guerra avisada no muere soldado y si muere es por descuidado. Alerta, pueblo.

Viviremos y venceremos….

carloslunarvelo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1339 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: