De metáforas y algo más

Distinguido médico Limin Wu Rodriguez, le agradezco que se halla tomado el trabajo ( no sé si la penosa tarea ) de leer mi articulo último, publicado en esta valiosa página; APORREA. Solo que no comprendo su réplica. Réplica a qué o a quien? A la denuncia de la posibilidad de ser victimas de un estilo de penetración de la política exterior gringa? De que señale la presencia de malaria en el sur del País, situación señala de por ultimas noticias, a quien por cierto no le replicastes nadita.

Eres tu solo el que replica o alguien más, que si sabe de malaria y algo más y teme dar la cara y capaz de llorar de rodillas para decir ..."yo no fuí". Sera que no entendistes bien lo que quise decir en el articulo? O más bien prácticar la dialéctica del gato con el tema de la malaria, que tanto compromete nuestro gigantesco y excepcional esfuerzo en los logros como Pais que puntea en el continente en alcanzar las metas del milenio? Fijate Wu, yo no soy ni pretendo ser un experto en malaria. De médico, solo angiologo o quizás escleroterapeuta. Y de ministro, solo ex. Y de la gestión me siento muy orgulloso de lo que hicimos el equipo que me acompañó y yo.

Creo que no me corresponde calificarlo. A otros les toca esa responsabilidad. Tu ya lo hicistes. Creo que no comprendes que actué como lo que soy: un cuadro político comprometido desde hace 54 años con la Revolución (o lo que yo entiendo como tal). Y como tal escribo mis opiniones. Hay temas que tocas, no sé si con deliberada ligereza, a los que no respondo, porque son problemas de Estado.y es una provocación en la que no caigo. Sabes Wu, hace tiempo que deje de pescar sardinas. Intento cazar tiburones.

Porfa, no dejes de leer mis artículos. Gracias. A si, por cierto, casi me olvido...te felicito por tu agudo olfato clínico. Tu sabiduría logró detectarme como agente patógeno, capaz de producir la enfermedad del Presidente. Muy importante. Ya que ya procedí a pedirle a toda mi familia y a los no pocos amigos que tengo para que acudan urgentemente a realizarse sus exámenes de sangre, investigar sus marcadores, en fin que descarten cualquier cosa. Porque si el amor inmenso y profundo respeto, admiración, y disciplina en el cumplimiento a sus decisiones es un agente patógeno, también a los míos les puede ocurrir. te agradezco, quizás estas salvando a mis seres amados. De nuevo: gracias.
Roger Capella Mateo
rogercapella@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2218 veces.



Roger Capella Mateo

Médico, gremialista. Fue ministro de salud en el gobierno bolivariano.

 rogercapella@gmail.com

Visite el perfil de Roger Capella Mateo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: