Los gringos no pueden invadirnos: entérese por qué

LOS GRINGOS NO PUEDEN INVADIRNOS: ¿ENTÉRESE PORQUÉ?



En efecto, no podrán los gringos invadirnos,sencillamente, porque hace tiempo que nos tienen invadidos. Años ha, se adueñaron de la mente de nuestros jóvenes y de la gran mayoría de los adultos. Hace rato ya que la gente camina, bebe, duerme, mira, habla, viste, estudia, ama, como los gringos, es decir destempladamente. Vamos a poner algunos ejemplos: Resulta que nuestros muchachos ahora no se llaman Ernesto, Pedro, Miguel. Esteban, se llaman, Cristofher, Jhón, Dick, Larry, Petter, etcétera. Nuestras muchachas, no se llaman Carmen, María, Teresa, Jasmin, no, se llaman, Hillary, Peggy, Lady etcétera. De ahí que surjan nombres muy simpáticos: Steveson Josayú, Kennedy Gonzalez, Wiston Machuca, Klart Chourio. Notamos que hay por lo menos un desbalance: los Gringos no le ponen a sus hijos Guaicaipuro Bush, Mara Kelly, Montezuma Clinton.


Aquella vieja historieta del inocente Tarzan caló muy hondo en el subconciente de nuestro pueblo, nos creimos el cuento aquel, de que éramos negros, chiquitos, cabezones, feos y por lo tanto malos, brutos e inferiores. La tarzanomía se explaya ahora en sus efectos devoradores del principio de identidad. Y así nos estamos llamando como los gringos, sin haber nacido allá en las tierras del tio Sam. No importa el nombre, lo importante es que sea de Hollivood: Una amiga puso a su hijo Panty, mucho tiempo después le explicamos que aquella palabra significaba pantaleta, pañales desechables, pero que ya nada podíamos a hacer porque ya su niño se llamaba Panty; y cambiarle el nombre costaría cerca de cien millones de bolos, Que se llamaba Panty y Panty se quedaría para el resto de su vida y de su muerte.


La fiesta ahora no se llama fiesta, se llama opening. La gente no está alegre, está Fashion, o cool. Estamos inundados de la cultura light (no sé si esta cosa se escribe así): la cerveza light, el refresco light, la universidad light, el estudio light, el marido light (es aquel que no le mete mano a su mujer), la mujer light (el mismo caso anterior) Un caso light de los más emblamáticos es de los estudiantes que quieren graduarse en la Universidad sin haber leido un solo libro, de hecho nos dicen que se han graduado.

Fuimos víctimas del chantaje de una amiga que nos gustaba: si no entras conmigo a este Mac' Donald, no te hablo más y por lo tanto te tienes que olvidar de mi manzana. Si asi era la cosa, por las buenas, entramos, en el mostrador, le pedimos a la muchacha dependiente que nos bajara una macoya de papas, aquella niña se puso de todos los colores, su rostro parecía que iba a estallar de indignación. "Primero", nos dijo, "esa no es una macoya y segundo, eso no se llama papa, se llama Mac' Papa". La que así nos hablaba vivía en el barrio el Ultimo Peo (o sea uno de nuestros barrios de maracaibo donde vive una buena cantidad de nuestra gente excluida). La pobre muchacha había sido víctima también de un lavado cerebral. Tan efectivo fue aquel lavado que ella no se daba cuenta que le estaba cambiando el nombre a un tubérculo cultivado ancestralmente por nuestros hermanos incas del Perú.


Nos invitaron a una fiesta, y de repente descubrimos que era un Baby chawer. ¿Un Baby Chawer en el Hediondito?, nos preguntamos. Pedimos disculpas no sabemos si esa cosa que anuncia el advenimiento de un niño gringo se escriba así, no somos expertos en ese idioma.


Nos parece que a la misión cultura le dieron el día libre. ¡Qué dura tarea tiene por delante!
Esperemos que la inician ya, sin desmayo, sin aspavientos y con efectividad.


tutas13@yahoo.com



Si no fuésemos capaces de construir un mundo mejor,entonces nuestra vida sería suceptible de ser revisada por aquellos que estan trabajando en ese noble propósito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3615 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15575.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO