Teodoro Candidato... otra vez

Nota de Aporrea: Muchos fuimos testigos de la influencia de neoliberales como Emeterio Gómez sobre Petkoff luego de la caida del muro de Berlín.

¡Que fallo Teodoro, se evoluciona caminando pa'lante, no pa'trás!

"Yo rechazo a Petkoff porque no tengo ninguna posibilidad de superar,
¡ni quiero superar! este rechazo que tiene 40 años en mi alma."
Una "muy querida amiga" antichavista de
Emeterio Gómez (17 de Julio de 2005)

La primera vez fue en 1983, tras una década de fracasos como precandidato presidencial del MAS. Después en 1988, cuando apenas obtuvo el 2,7% de votos a pesar de contar con el apoyo de jóvenes entusiastas como Hugo Chávez, quien contribuía desinteresadamente con su campaña pegando afiches naranja en los liceos de Barinas.1 Luego se lanzó a presidir la Alcaldía de Caracas, y volvió a saborear la derrota, esta vez a manos del profesor Aristóbulo Istúriz de la prometedora Causa R.

Abrumado por tanto fracaso, Teodoro mete al MAS en el chiripero que apoyó a Rafael Caldera, quien a pesar de haber prometido acabar con la guanábana adeco-copeyana, terminó corriendo la arruga del puntofijismo pactando con el AD de Alfaro Ucero. Después de pasarse la mitad del periodo presidencial quejándose de la sistemática alineación a la cual había sido sometido el MAS por la rancia oligarquía reaccionaria, Petkoff fue llamado a Cordiplan tras la quiebra del Estado producto de las medidas neoliberales que puso en marcha el gobierno paralelo de Luis Giusti desde PDVSA. En lugar de fomentar esa "izquierda buena petkoffiana" a la cual hace ahora referencia para desacreditar al gobierno bolivariano, Teodoro se plegó sumisamente al modelo neoliberal de Caldera-Alfaro-Giusti que entre otras cosas despojó a los trabajadores de sus prestaciones sociales bajo la promesa de mejores sueldos y salarios, lo cual nunca se materializó y de lo que jamás ha rendido cuentas a la nación.

En reciente entrevista al diario Panorama (17 de Julio de 2005), Teodoro insiste en convertirse en "líder" y se lanza tácitamente a la contienda presidencial de 2006. De la manera mas "inocente", como quien no quiere la cosa, Teodoro manifiesta que "no puedo dejar de pensar en que si mi nombre ha comenzado a flotar por allí, alguna razón debe tener..." Sin embargo, no es el chavismo a quien deberá enfrentar Teodoro, sino a la rancia oligarquía fascistoide que anida en la oposición y que no le perdona su pasado guerrillero a pesar de su conversión "liberal".

Un reciente articulo del ultraneoliberal Emeterio Gómez (El Universal, 17 de Julio de 2005), pone al descubierto la miseria reaccionaria de quienes ante la disyuntiva entre Teorodo y Chávez "no dudarían ni un instante en abstenerse", debido a que el ex-guerrillero y "terrorista", a decir de Carlos Blanco (El Universal, 10 de Julio de 2005), es también visto como un "neocomunista" que "aún no ha descubierto que fue Marx el equivocado y que el marxismo es una doctrina pueril", aunque la obra del filósofo y economista alemán siga siendo fuente de estudio en las mas importantes universidades y academias del mundo.

Aun así, Teodoro sigue intentando convencer a sus detractores ultraderechistas que su "izquierda" es tan neoliberal como la derecha. Es por ello que justifica la reforma neoliberal de la Ley del Trabajo durante su gestión en Cordiplan, al tiempo que se suma a la cantaleta de las "viudas neoliberales" que anuncian el advenimiento de una crisis económica apocalíptica "a mediano plazo, a partir del 2007." Igualmente, Teodoro pretende hacer acto de contrición sobre su pasado guerrillero y rechaza de manera categórica su participación en la lucha armada, que si en realidad fuera sincero, asumiría cabalmente su responsabilidad ante la historia solidarizándose con las cientos de familias, madres y padres, hermanas y hermanos, hijas e hijos, de aquellos desaparecidos, violados, torturados y asesinados de manera sistemática por el régimen puntofijista y su policía cubana anticastrista que ahora se esconde en las faldas de la administración Bush.

Los innumerables fracasos de Teodoro como candidato presidencial, o de cualquier otro cargo de elección popular, contrastan enormemente con la habilidad política que ha tenido el presidente Chávez en descifrar los verdaderos problemas del pueblo venezolano, darle respuestas apropiadas, y sobretodo identificarse con su propia realidad a través del contacto directo, haciéndose merecedor de mas del 80% de aceptación popular. Al contrario, para Teodoro "subir cerros" y "estrechar manos" representa un "arduo trabajo" que difícilmente podrá asumir nuevamente como lo hizo en la década de los 80, por lo que seguramente optará por seguir haciendo política antichavista desde el escritorio de su pasquín Tal Cual.

Antonio Guillermo García Danglades es Internacionalista


(1) Según cuenta el propio Teodoro Petkoff en entrevista con Ibsen Martínez y Elías Pino Iturrieta (La BitBlioteca, 2000), cuando el teniente coronel Hugo Chávez sale en las cámaras de televisión tras los sucesos del 4-F para pronunciar su histórico "por ahora", el ex dirigente del MAS, Luis Velásquez Alvaray, le dice por teléfono: "¡Teodoro, ese que acaba de salir en televisión es el 'loco Chávez', el de la juventud!...¡El que pegaba los afiches con nosotros en el liceo, en Barinas!".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3084 veces.



Antonio Guillermo García Danglades


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas