La moral de la burguesía

La burguesía está presa e hipnotizada, al fundar la "moral" sobre el sentimiento la destruye; el arreglar su conducta a las inspiraciones del sentimiento es condenarse a no seguir ninguna fija y a tenerla frecuentemente muy inmoral y funesta, es divinizar las pasiones, y las pasiones divinizadas son extravagancia, inmoralidad, corrupción, crimen. La burguesía emplea la hipocresía para engañarse a si misma, acaso más que para engañar a las masas. Rara vez se dan propia cuenta del móvil de sus acciones, y por eso aun en su irrealidad se confunden con la realidad, la mentira con la verdad, las imágenes se suceden a través de los medios de comunicación negando lo que los ojos y la mente ven como una verdad, tergiversando como una especie de realty show, acontecimientos y vivencias de cada día, pensando que, a pesar de lo que los ojos, las neuronas perciben en un momento determinado, les engañan.

Tratan justamente de desaparecer la verdad, por espantosa que sea, como las cárceles clandestinas de la CIA en los países invadidos en donde, torturan y asesinan "pero sin violarles los derechos humanos" a hombres, mujeres y hasta niños por los países que integran ese club de asesinos que comprende la OTAN, y los lacayos que están a sus ordenes. La mentalidad burguesa carece de dimensión adecuada. Le es imposible concebir lo que es mayor que su propio entendimiento. Nadie comprende aquello que es superior a su capacidad.

¿Sabéis por qué los malvados mercenarios de la derecha fascista comprometen, por decirlo así, la reputación de los congéneres de su misma clase? La razón de esto es que no tienen otro amor ni otra razón que los mantenga en campaña que el que les inspira el odio y el estipendio, el cual no basta para que estén prestos a morir. Porque estos malvados de "gran talento" todos piensan, de un malvado necio nadie se acuerda; porque forman un vivo contraste la iniquidad y el "gran saber", y este contraste hace más notable a estos delincuentes. Esta es la línea divisoria fundamental entre la política de la lucha revolucionaria y la política de la conciliación sin principios.

La mentira está  determinada socialmente entre estos energúmenos. Refleja las contradicciones entre los individuos y las clases. Se hace necesario siempre que hay que ocultar, suavizar o pulir una contradicción. Allí donde las contradicciones sociales tienen una larga historia la mentira asume un carácter equilibrado, tradicional y respetable. Sin embargo, en una época como la actual, cuando las luchas entre las clases y las pasiones se han exacerbado como nunca, la mentira adquiere un carácter turbulento. Además, ahora la mentira tiene a su disposición los opinadores de oficio y mercenarios tarifados en la prensa escrita, radio y la televisión. En el coro mundial de mentiras el imperialismo no está precisamente a la retaguardia.

La lucha frontal de la burguesía es por la privatización del petróleo y el saqueo de la tierra, la avidez por descabezar al líder del movimiento revolucionario, al pueblo venezolano y pisotear la democracia dentro del país, la necesidad de engañar, dividir y aplastar la revolución, la necesidad de incitar a los asalariados de una tendencia contra los de la otra, ese es el significado real que busca la burguesía en su beneficio propio.

Víctimas del vértigo, sin acaso distinguir desde allí más que la explotación, han despreciado el sano instinto del pueblo, la resultante de las inteligencias y medias, y no han visto que la gran obra común la hacen los trabajadores poco a poco desde abajo, el panal, las abejas siervas del trabajo y no los nobles zánganos, que son expulsados cuando fecundan a la reina. Víctimas del vértigo han despreciado la historia, hasta que, o por impurezas de la realidad o por cubrir su flaco y el bien parecer, se han revestido de ella. ¡En mala hora lo hicieron!

El sector influyente de la burguesía dice: Es imposible gobernar con los viejos métodos, hay que llegar a un acuerdo; tenemos que garantizar concesiones parciales para salvaguardar lo fundamental, es decir, la riqueza del subsuelo y la propiedad privada de los medios de producción. Este precisamente es el sentido del imperialismo.  

Chávez patria se hizo al mismo instante esperanza. Y con su voz de Por ahora el 4F de 1992, la mirada firme, la frente en alto, los sin nada, explotados, afrodescendientes e indígenas dieron su paso al frente. Descubrieron que su tiempo y acciones de 1989 -y otras ancestrales o recientes- pese a lo dolorosas y los caídos, no fueron en vano. Fueron historia y permitieron que apareciera quien ahora nos libertaría.

-Conocer la historia una de nuestras primeras necesidades. El ignorarla nos lleva a las tinieblas.

¡Gringos Go Home! Libertad para los cinco héroes de la Humanidad.

¡Pa'lante Comandante! Lucharemos, Viviremos y Venceremos.

Hasta la victoria siempre y Patria socialista.

 manueltaibo1936@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4020 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a153979.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO