EE.UU le ordena a Súmate llamar a la abstención

Como parte de la estrategia golpista contra Venezuela, los cipayos de Washington que hacen vida en la oposición han comenzado a llamar abiertamente a la abstención en los venideros comicios del 7 de agosto.

En un reciente comunicado, la trasnacional Súmate, el principal brazo político del presidente Bush en su cruzada para derrocar al presidente Chávez, ha manifestado de manera tajante que "el 7 de agosto no habrá elecciones limpias y la culpa será del CNE [porque] sus rectores han envilecido la institución del sufragio, despojando a los ciudadanos del derecho fundamental de la democracia: el derecho al ejercicio de la soberanía popular..." Con la mayor desfachatez, Súmate "no acepta votar bajo condiciones indignas" y le imputa al CNE la "alta abstención", que a menos de un mes para la contienda electoral, ya está contabilizando para la oposición contradiciendo la tendencia histórica de poca participación en elecciones municipales.

En efecto, como sacado del propio Departamento de Estado, Súmate asegura que "la abstención del 7 de agosto... no puede ser confundida con tendencias electorales anteriores o teorías abstractas del comportamiento electoral [ya que] por primera vez en la historia democrática del país se registrará una abstención que no estará vinculada a la indiferencia y a la apatía, sino que estará vinculada a la desconfianza electoral y al miedo político", aunque lo mas patético de la expresa cobardía que ha caracterizado su comportamiento político la lleve a asegurar que "no promueve la abstención electoral."

El llamado que hace Súmate a favor de la abstención se produce precisamente cuando uno de sus directivos y financistas extranjeros, el anticastrista Otto Reich, le sugirió al palangrista Roberto Giusti de El Universal (10 de Julio de 2005) que Venezuela tenía la opción de Ucrania, donde "el gobierno tenía la fuerza y trató de cometer un fraude, pero el pueblo salió a la calle y gracias a eso el mundo supo lo que estaba ocurriendo...", y tras la publicación de un informe de la organización estadounidense "Dialogo Interamericano", de clara tendencia neoliberal y altamente influenciada por los mas acérrimos enemigos de la Revolución Bolivariana, en el que se acusa al presidente Chávez de "acaparar los poderes públicos" y "restringir radicalmente la competencia democrática."

El gobierno intervencionista del presidente Bush está trabajando junto a Súmate y demás agrupaciones golpistas de la oposición para que en las elecciones del 7 de agosto se produzca una alta abstención que pueda ser interpretada como un rechazo al gobierno bolivariano y que sirva de preludio a campañas mucho mas agresivas y desestabilizadoras de cara a las elecciones de diciembre y las presidenciales de 2006. De esta manera, Washington podría propiciar una intervención directa o solapada en Venezuela bajo el argumento de que el gobierno bolivariano ha cometido "nuevamente" fraude y quebrantado la voluntad popular.

Es por ello que el campo de la próxima batalla contra la intervención extranjera se dará en los centros electorales de todo el país. Hombres y mujeres bolivarianos están obligados a votar en las elecciones municipales del 7 de agosto, ya que superando la abstención histórica en este tipo de comicios es la mejor forma de darle un puntapié en el trasero al yanqui opresor y a sus cipayos lamebotas.

(*) Internacionalista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2820 veces.



Antonio G. García Danglades(*)


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas