Capriles Radonski, el "flaquito" mentiroso, malicioso

  Recuerdo con mucho cariño a mi madre querida del alma y a mi maestra Alba de Ippolito, por allá en mi querido Sanare del estado Lara, quienes con gran responsabilidad nos enseñaron a No decir mentiras, a, por sobre todas las cosas, ser sinceros, honestos, buenas personas. 
 

"El hombre vale por la palabra", decía Renato Salazar, el señor de la pesa (carnicería) allá en el Jardín de Lara. "El hombre puede ser cualquier cosa, pero jamás mentiroso ," solía decirme mi Mamá Carmen.
 
Ahora bien. ¿Por qué el Sr. Candidato Chayota miente descaradamente en  frente de las cámaras de televisión, a los venezolanos, al mundo entero?  Jalonado y sacudido violentamente por la inseguridad y la desconfianza, el Sr Chayota no encuentra otra forma de tratar de ser aceptado como un estadista y un legítimo aspirante a la silla de Miraflores, que no sea mentir compulsivamente , descaradamente, evidentemente. El mentir es un recurso muy fácil, que está a la mano, de aparentar "saber" sin tener que pasar por las penurias de el esfuerzo por estudiar, revisar, investigar, aún a sabiendas de que se corre un tremendo riesgo en caso de que se sea descubierto en la mentira. El caso en cuestión es que el hecho de la mentira se hace en contra de un hombre en concreto, de una gestión, de un proceso, de una Revolución. Y lo grave de la mentira es que está hecha de manera planificada, estudiada, analizada, con el objetivo de dañar a la persona que se envidia y así tratar de "cambiar" la imagen que de esta persona y de esta gestión tiene el Pueblo de Venezuela. Yo creo que el mentiroso siempre "planifica y estudia" de qué manera, cómo, es que va a decir la mentira para que cause un gran impacto y aparente ser coherente y no choque tan evidentemente con la información que ya se tiene, que es "pública y notoria."
 
El "flaquito" Radonski no está mintiendo sencillamente porque desconoce la realidad de Venezuela. ¡No! El Sr. Chayota sabe perfectamente que la inversión social del gobierno Revolucionario  ha sido un éxito. Él sabe que la política petrolera soberana del Gobierno Bolivariano ha traído bienestar a las clases mas desposeídas de Venezuela. Él sabe que la aceptación del Presidente Chávez en el corazón del Pueblo ronda el 64 0 65 %. Él sabe o sabía que el documento de la Fuerza Armada Bolivariana Revolucionaria era falso. Un mentiroso tiene que tener en cuenta LA VERDAD (¡Qué contradicción!) para que no se le "escape" ni un ápice de ella, porque entonces sería sorprendido en la mentira, puesto en evidencia, y perdería credibilidad.
 
Entonces, ¿Por qué miente, poniéndose en entredicho con mi Mamá Carmen y mi profesora Alba, quienes son ejemplos de venezolanas rectas ?
 
Porque esta mentira que se llama Capriles Radonski es planificada, está estudiada y fríamente calculada  desde un  laboratorio especializado en guerra psicológica y bombardeo mediático ubicado en algún punto de la gran Caracas y administrado desde el exterior. Porque es parte de lo planificado por sus asesores quienes no hayan cómo revertir el amor del pueblo por su presidente.
 
Ahora bien, el mentir consuetudinariamente conduce a padecer un trastorno de la personalidad que se llama "Pseudología Fantástica", que es una compulsión a imaginar una vida, una historia, que le haga aparecer como un héroe, un mesías, un Robin Hood.   El mentir es ocultar la verdad, y es, de acuerdo a ciertas religiones, un pecado. A las personas quienes  dicen una, dos, tres, muchas  mentiras frecuentemente se les califica de mentirosas. Y es verdad y bueno aclarar que quien miente no lo hace inocentemente, sin darse cuenta. El Mentir supone un engaño intencionado, consciente, y estudios demuestran que el ser humano tarda más mintiendo que diciendo la verdad.
 
Tomas de Aquino distingue tres tipos de mentira: la útil, la humorística y la maliciosa. El flaquito mentiroso ha utilizado las tres. 1. Cuando dijo que él era descendiente de Bolívar en 8vo Grado estaba mintiendo con el fin de que el pueblo le asignara dotes de libertador, de héroe. Es una mentira útil. ¿les parece? 2. Cuando dijo que no se había casado porque no tenía tiempo, mintió humorísticamente porque todos sabemos su poco gusto por las mujeres, y se lo respetamos. 3. Cuando colgó un documento planificadamente trucado, maliciosamente forjado, mintió maliciosamente. ¿Qué tal?     
 
Tal vez debo decir que a Pinocho le crece la nariz cada vez que miente y es por eso que lo descubren. Pero a Capriles no le crece la nariz. Yo sospecho que el mentir le hace bajar de peso. De seguir mintiendo perderá el apoyo de un 29% de los venezolanos que aún le siguen, y le siguen sencillamente porque a veces a nosotros nos maravillan los mentirosos, pero al final una vez descubiertos los descartamos. Yo creo que  si miente más quedará como un palillo!  Lo cierto es que a nosotros no nos gustan, no nos caen bien, los mentirosos y menos para que sean presidentes!    
 
Les dejo tres refranes o proverbios que conseguí en la web y que son muy buenos aplicados al flaquito- chayota mentiroso.  
 
1. "De vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientes."
 
Jules Renard (1864-1910) Escritor y dramaturgo  Francés. 
 
  
2. "El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad."
 
Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.     
 
3. Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti.
 
Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán.
 
¡No volverán!
 
El autor es: Profesor en la Universidad Politécnica Territorial del Estado Mérida "Kléber Ramírez."
                              
villegas_41@hotmail.com                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2992 veces.



Oswaldo Adelis Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas