Los atrasados son ustedes

Los sectores de la derecha, dirigidos por Henrique Capriles, afirman que las fuerzas revolucionarias liderizadas por el Presidente Hugo Chávez, al proponer la construcción de una Patria Socialista, son atrasadas. A este respecto, bien vale la pena hacer algunas reflexiones, con la intención de precisar los fundamentos teóricos que sostienen ambas candidaturas, elementos que sirven de indicador para determinar la obsolescencia del pensamiento, como demostración del atraso.

Henrique Capriles ha venido sosteniendo su propuesta electoral a partir del viejo concepto del progreso capitalista; viejo no solo por lo antiguo, sino por la pérdida de vigencia conceptual. Como se recordará, en el año 1949, el día de su toma de posesión como presidente de Estados Unidos, Harry Truman planteo “la necesidad de implementar políticas de desarrollo para que los países menos avanzados alcancen el standard económico y cultural de occidente”. A partir de entonces, la idea del desarrollo fue instalada en el pensamiento económico de los países no industrializados y -de manera particular- en los latinoamericanos; propuesta de desarrollo necesaria, para la reorganización del mundo capitalista y para hacer posible la dominación de los Estados Unidos sobre los países del llamado Tercer Mundo.

Desde entonces, desarrollo y subdesarrollo ha sido un binomio categorial que ha copado el lenguaje del análisis de la “realidad” latinoamericana. Por tanto, siguiendo las añejas sugerencias de Adam Smith, el crecimiento económico ha sido el indicador a partir del cual se mide el desarrollo, de nuestros países.  Y, como consecuencia de ello, el desarrollo será progreso; mientras que, el subdesarrollo será atraso. El desarrollo será asociado a la producción de tecnología, al cientificismo y, por tanto, a la modernización. Modernización con la cual se pretendió dar explicación, a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX,  a esa falsa dicotomía de sociedades modernas versus sociedades atrasadas, sociedades viejas versus sociedades nuevas; estableciéndose, de tal manera, una suerte de conceptualización bipolar mineralizada con la cual se ha analizado la realidad de América Latina.

Como fieles seguidores de esas vetustas ideas, la derecha venezolana, jefaturada por Henrique Capriles, se encuentra  atada a la vieja concepción de la modernización que considera que el capitalismo, es la única forma de alcanzar la “modernidad” y, por tanto, que el “progreso” se logra a través de la economía de mercado. Tiene, en las cinco etapas formuladas por Rostow, el camino a transitar para alcanzar el desarrollo. Para él, el desarrollo solo se consigue con inversión, con ahorro, con crecimiento económico. Para él, no cuentan los enormes sufrimientos a que ha sido sometida la humanidad, por los desmanes del progreso y la modernidad capitalista.

¿Quién es el atrasado entonces? No puede ser, quien afirma que el verdadero progreso y el anhelado desarrollo, trasciende la concepción positivista que se ha tenido de ellos, que el progreso y el desarrollo humano integral son posibles de alcanzar, si se coloca a las fuerzas productivas en función de la plena satisfacción de las necesidades materiales, sociales y espirituales de los seres humanos; no puede ser, quien ha afirmado que hay que humanizar el proceso de producción y que éste, para hacerse humano, tiene que dejar de ser capitalista; no puedes ser, quien ha propuesto la edificación de un nuevo proyecto de nación imaginado, pensado, construido y dirigido por y para los venezolanos; no puede ser, quien le ha otorgado al pueblo su condición humana, quien lo ha convertido en el sujeto fundamental en la construcción de la democracia participativa y protagónica; no puede ser, quien hace de la soberanía y la independencia principios fundamentales para la Patria; no puede ser, quien ha socializado la riqueza nacional, quien ha enfrentado exitosamente la pobreza, la inequidad y las injusticias sociales a que fue sometido el pueblo venezolano. Lo novedoso, en este proceso electoral, es la propuesta del Socialismo del Siglo XXI; por lo que, los atrasados son ustedes, la derecha “caprilista”.

npinedaprada@gmail.com

Profesor ULA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1913 veces.



Nelson Pineda Prada


Visite el perfil de Nelson Pineda Prada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Pineda Prada

Nelson Pineda Prada

Más artículos de este autor


Notas relacionadas