¿Para qué la campaña electoral?

Cuando ya se está cerca de las fechas en que los dos únicos ---hasta
ahora--- candidatos que optarán el venidero 7 de octubre a la Presidencia
de la República de Venezuela, formalicen su inscripción ante el Consejo
Nacional Electoral, resulta oportuno hacerse la siguiente pregunta: ¿Para
qué la campaña electoral que se realizará durante los meses de julio,
agosto y septiembre?

La respuesta a esta pregunta depende de la perspectiva estratégica en
donde nos ubiquemos, en función de los diferentes actores que intervendrán
en la campaña electoral, la cual no será si no una fase más de diferentes
estrategias político-comunicacionales que se han venido desarrollando
durante meses o años. Sin embargo, para simplificar este artículo, vamos a
tomar a los actores visibles más importantes: Hugo Chávez Frías (HCF) y
Henrique Capriles Radonsky (HCR).

Tomando en cuenta las cifras ---y dándolas por ciertas--- que hasta ahora
se han revelado, cada uno de los dos actores mencionados tendría objetivos
específicos que alcanzar. Las cifras son las siguientes: a. La cantidad de
electores será de unos 19 millones; b. La abstención estimada será de un
20%, lo que significa que los votos válidos rondarán los 15 millones; c.
Los resultados previstos indican que HCF obtendría el 60% de la votación,
lo que significa unos 9 millones de votos, en tanto que HCR, con el 40% de
la votación, obtendría unos 6 millones de votos, el doble de lo que obtuvo
en las primarias de la MUD.

Como se trata de unas elecciones donde sólo habrá dos candidatos, y dado
el marcado clima de bipolaridad política existente en Venezuela, a estas
alturas del partido ya las tendencias en las preferencias electorales
deben estar bien marcadas. Por eso, en el caso de HCF, quien cuenta con
una estructura organizativo-partidista en todo el territorio nacional, la
campaña electoral de baja intensidad debe servir para consolidar su
influencia en aquellos sectores de la población que tradicionalmente lo
han apoyado y que son beneficiarios de los amplios programas de beneficios
sociales y económicos que ha implementado el gobierno nacional. Por su
parte, HCR debe aprovechar esos tres meses de campaña electoral, para
consolidar una votación bastante significativa, que le puede permitir
quedar como el principal líder de la oposición, y a su partido, Primero
Justicia, como la principal fuerza opositora en Venezuela, con una
importantísima influencia en el Área Metropolitana de Caracas. Así que,
en el marco de un deseado escenario de normalidad democrática, ya cada
actor debe saber bien qué es lo que debe hacer.

* alportillo@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1918 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas