¡Que vaina Sancho, fíjate que ya ni ladran !

Curarnos en Salud

El seguir sometiendo a través del “Baremo Privado” al pueblo y gobierno bolivariano ante el sector privado de la enfermedad (léase clínicas y hospitales privados), encontró su anillo justo al dedo con las pólizas populares de seguros privados de hospitalización, cirugía y maternidad. Palabra común entre estos dos engendros capitalistas, privados. Es decir, desde los institutos autónomos, empresas del estado venezolano y desde el gobierno mismo, se ha llegado al acuerdo con el sector privado para establecer un baremo y pólizas para un tercio aproximadamente de la población venezolana, garantizando y fortaleciendo aún más el aporte económico para este sector, que en mi pueblo se llama: Privatización de la salud. No se cómo lo llaman en el de ell@s.
Si bien escuché al presidente en su alocución desde la Habana - Cuba, ayer domingo, el hablaba de injerto, no de engendro. Pero como que no entendieron y se insiste en ese engendro que históricamente ha llevado, como becerr@s al matadero a montones de venezolan@s a las clínicas privadas, a través de miserables pólizas de exigua cobertura, que sólo le otorga a l@s usuari@s irrisorio margen económico para pagar o darle acceso a los primeros auxilios, escasos exámenes para-clínicos (laboratorio, Rx, Tomografía, RMN) y unos pocos días de hospitalización, alguna cirugía baratonga, o dos a tres días de terapia intensiva. ¿Y después qué?. Después para el hospital. No sin antes firmar letras, que deben pagar sin aviso y sin protesto los familiares o el paciente si sobrevive. Sino, tocará ir a pedirle a los entes del estado que darán el brinco rabioso, en efectivo constante y sonante para cancelar las abultadas cuentas, a las que sabrán los empresarios de la enfermedad, hacerle la vuelta, para cubrir los imponderables.

Esta política deja ver a todas luces el bojote. El bojote de dinero que enriquecerá aun más, a este sector que ha tenido y tiene una responsabilidad histórica con la inflación desestabilizadora del último decenio; quienes sin dudas han encontrado caja de resonancia, desde y entre las filas “revolucionarias”, para que los apuntalen en el mantenimiento de sus menguados ingresos económicos de los últimos tiempos; porque así es el capitalismo, insaciable. Todo el dinero del mundo siempre les parece poco y perennemente están perdiendo, según ell@s. Quienes si hemos perdido no sólo mucho dinero, sino mucho tiempo, hemos sido l@s ciudadan@s, el pueblo y el país.

El Sistema Público Nacional de Salud, la medicina auténticamente salvadora, la promoción, prevención y educación en salud, no ha terminado de florecer, porque mientras el curativismo reine se asolarán nuestros esfuerzos de una “salud saludable” y seguirá el fomento y auge de la “salud reparadora”, “la salud mercantilizada”. Es en el taller de la enfermedad donde están los dividendos. Crudamente hablando, la plusvalía del negocio privado de la “salud”, está en la enfermedad. Necesitan un pueblo enfermo para que el negocio sea rentable. … y toda esa alharaca es, para que todo quede como estaba. ¡Que vaina Sancho, fíjate que ya ni ladran!.


felipeguzman17@hotmail.com
felipeguzman17@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1781 veces.



Felipe Guzmán

Médico Gastroenterólogo venezolano / Vocero de la CONAMEV

 felipeguzman17@yahoo.es

Visite el perfil de Felipe Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas