Ponchados Tibisay Lucena y los rectores con el bate en el hombro y el 7-O de Chávez

 ¡Qué tal, camaradas!  Siempre en esta eterna lucha, cada quien desde su tribuna, en defensa de la Revolución, en lo defendible. Porque hay cosas que no podemos. 

Defenderemos la obra de Chávez, con sus errores, porque es el único Líder de la Revolución Bonita y trabaja denodadamente, así como a la de algunos de sus hombres de confianza, pero no podemos, aunque nos lo exija el PSUV o el Presidente, la de gobernadores y alcaldes que desviaron sus rumbos revolucionarios, y para nada socialistas.  

¡Lástima por la Revolución, lástima por las comunidades y en especial, mucha lástima por ellos! 

Pocos nos habíamos pronunciado en contra del CNE, principalmente por Tibisay y por los rectores, aún cuando percibimos la torta puesta. El Presidente, respetuoso de los poderes, pocas veces los llama a botón para que los retrógrados no ahonden en sus críticas de que están bajo el manto de Chávez y opinó como debería ser. 

Los retrógados son tan brutos, o insidiosos, que creen, o presionan a la opinión pública, diciendo que los jefes de los Poderes Públicos hacen lo que les indica el Presidente. Y lo corroboran, piensan, cuando en actos públicos todos comparecen y saludan al presidente con sonrisas. 

Será que quisieran que lo vieran como con la cara e hipocresías de cuando la gran perdedora Maricori se consideraba la Cristina, la Dilma o, allende nuestras fronteras, la Hillary, o más allaíta, la Margaret de hierro. Esta dama de plastilina no tiene pueblo ni antichavista, y no ganaría ni un consejo comunal, claro porque, además, son populares.  

Estaba crecida, como otros, cuando al visitar comunidades populares algunos las acogían con simpatía. No saben que es una característica cordial de los moradores populares ante visitas de líderes. 

Siempre recuerdo cuando Claudio Fermín, candidato un poco más carismático que todos estos retrógrados, moreno él, simpático, populachero, se asombraba con los pocos votos a su favor y mencionaba que le extrañaba porque a donde iba lo abrazaban. 

¡Son retrógradas y Brutos, no? Primero es un irrespeto total hacia esos profesionales, y hacia todo un personal, profesional, técnico y administrativo que labora en las instituciones. Quieren hacer ver que, por ejemplo, el Contralor, ahora la Contralora, cuando ordena una investigación exige los resultados a favor de quien él decida.  

Los trabajadores en esos organismos de los poderes públicos son de variado color político y ninguno es un eunuco mental. 

Y, segundo, olvidan que todos, jefes y subalternos, trabajan cumpliendo con las obligaciones inherentes a sus cargos. 

Para descargo de Lucena, y de los otros rectores, menos del escuálido Vicente Díaz, ellos aflojan cuando hay requerimientos de la oposición para que no sean vistos como chavistas. Pero parece que aflojan demás. 

Por aparecer transparentes en su apoyo dejaron que los “monstruos de la MUD para las trampas” se los devoraran. Se pasaron de inocentes en creer en las palabras, aunque intimidatorias, de Ramón Guillermo, que hasta en la liga de Béisbol habrá negociado por sus costumbres copeyanas.  

Y cuando los nombre -no serán muchos- me disculpan que les dé escalofríos: Omar Barbosa, Ramos Allup, Antonio Ledezma, y todos los demás miembros porque, sin lugar a dudas, tienen cara de miembros… de la MUS 

Creyeron en el rostro y actitud de mosquita con parabrisas de santa Teresa Albánez. Todos, aunque no sea en carnaval andan con disfraces de caperucita roja (cada uno con su color) con el que ocultan a verdaderos lobos feroces de las trampas de la vieja politiqueadera. 

Esos tres (3) millones trajinados, sin huellas, sin cuadernos, sin mostrar el chiquito mojado, (quemados utilizando a su juventud quemadora, para que en cualquier caso digan que son cosas de muchachos) servirán para presionar por el resultado de las próximas elecciones presidenciales. Expondrán que esa cantidad se debió a que no fue una contienda directa contra Chávez, y que lo poco que sacarán es por fraude del CNE. 

Tibisay, en “José Vicente Hoy”, reconoce que son ambiguos, consideran que el CNE actuó bien para estas primarias, y para las de gobernaciones y alcaldías que ganaron y las de los diputados, pero nunca aceptan los resultados que les adversan, y se preparan, como última esperanza de vida política central, para declarar fraude electoral cuando gane Chávez en octubre.  

Será el 7-O no por fecha, sino como un resultado de un partido (esta vez contra los partidos moribundos) por paliza o por goleada. 

Sí ganarán elecciones de gobernaciones y alcaldías en la proporción en que ganaron las de los diputados por la ineficiencia regional. Cómo será tan arrecho el descontento que en algunos estados, lamentablemente, los chavistas se debaten entre votar por los ineficientes actuales o por algún retrógrado. ¡Abráse visto!  

Sin embargo, conscientemente, comentan que hay que calárselos porque, con tristeza, más vale malo conocido que escuálido-retrógado por gobernar.  

Y aún en contra de nuestra voluntad acataremos lo que diga el Líder-presidente.  

¡Que Dios lo ilumine!

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2262 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor