El capitalismo hace llorar a Italia

Diciembre de 2012 ha presentado un acontecimiento verdaderamente estremecedor, Mario Monti, economista tecnócrata que, desde mediados del mes pasado, sucede en el cargo de Primer Ministro de Italia al multimillonario empresario Silvio Berlusconi, ha presentado ante el Parlamento de ese país, el plan de ajuste presupuestario de 30.000 millones de euros que aprobó su Gobierno el pasado domingo, el cual incluye drásticos recortes en los derechos laborales de la población.

El plan de reformas contempla cambios en el sistema de pensiones y la aplicación de nuevos impuestos. Monti aseguró que no pretender minimizar la magnitud de los ajustes de su plan, pues reconoció que se trata de “fuertes sacrificios” para evitar que Italia caiga en el “abismo”, pero indicó que son necesarios ya no solo para sentar las bases del futuro crecimiento económico del país, sino también para contribuir a la supervivencia del euro. La noticia estuvo acompañada por un episodio cuyas imágenes han recorrido el mundo, cuando la ministra italiana del Trabajo, Elsa Fornero, rompió en llanto al intentar explicar los sacrificios que deberán hacer los ciudadanos, verbigracia, un aumento que fija en 66 años la edad para la jubilación y que para acceder de forma anticipada a este beneficio los hombres y mujeres deben cumplir 42 y 41 años de contribución, respectivamente. La jubilación en el sector privado lo obtendrán las mujeres a partir de los 62 años y los hombres a 66 años en 2012 con una penalización del 3 % por año para los que se jubilen antes, mientras que la equiparación total de edades será de 66 años en 2018, aseguró.

Se sabe que la deuda pública de Italia, que actualmente ronda el 120 % del PIB, es una “exigencia vital” y que cualquier desviación de ese objetivo hace que el país corra el riesgo de adentrarse en un “abismo”. Este plan aprobado en Consejo de Ministros extraordinario mediante decreto ley, congela las pensiones superiores a 960 euros al mes, mientras que se mantiene su actualización basada en la inflación para aquellas inferiores. Como corolario de esta política antipopular, está estimado el incremento del IVA en dos puntos, hasta el 23%, a partir de septiembre de 2012 y el aumento de la edad mínima para jubilarse y los años mínimos de cotización para acceder a las llamadas pensiones de antigüedad.

Sin duda las medidas aplicadas en Italia conducirán al desmedro de la gobernabilidad y la estabilidad política, sobremanera ahora que movimientos sociales de nuevo tipo, como los indignados, se extienden rápidamente por Europa y Estados Unidos (Occupy Wall Street), aunque resulte apreciable que dichas multitudes luzcan, por ahora, lejos de convertirse en vanguardias organizadas capaces de subvertir la hegemonía del régimen imperante.

Constitucionalista. Profesor de estudios políticos e internacionales.

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5995 veces.



Jesús Silva R.*

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a135517.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO