El Socialismo de Castas del Siglo XXI

Se me revolvieron las tripas cuando escuche la noticia de marras 50% de aumento a los “militares bolivarianos del pueblo socialistas”, por el pecho, y no es que no lo merezcan pues con la inflación galopante no alcanza el sueldo ni para comer caliente una sopa de nabos todos los días. Si no existiese MERCAL, PEDEVAL y otros entes que sería de nosotros el pueblo, combatiente y trabajador del 13 de abril, que salvó al presidente de la mano de los golpistas carmonianos. Hablando a calzón quitao, los militares no se movieron hasta que vieron al pueblo en las calles dispuesto a morir por su presidente Hugo Chávez.

Ahora según me parece, en el socialismo del siglo XXI, los trabajadores o seas el pueblo sin armas ni discriminación ninguna compuesto por: obreros, empleados, técnicos y universitarios, también se merecen ese aumento del sueldo de 50%.

¿Cierto señor presidente?

De lo contrario me recuerda esto a la cuarta república.

¿Dónde está entonces la igualdad del socialismo?

Entre el pueblo y sus fuerzas armadas bolivarianas y socialistas.

¿Dónde quedan la ideología y los principios?

Esto parece, por ahora, más bien otro bozal de arepa, como sucedía en el pasado para mantener contentos a los que son dueños de la fuerza de las armas.

Contentos y felices a fuerza de billetes, pero vacíos de principios e idealismo.

Señor presidente una vez más usted se equivoca.

Son estas decisiones imparciales e infelices las que rompen la igualdad, la fraternidad el codo a codo entre el pueblo y sus fuerzas armadas.

¿Todo el poder para el pueblo?

Señor Presidente, con todo respeto y consideración, con decisiones como esta, usted levanta barreras entre su pueblo y las fuerza armada por ahora bolivarianas.

Aquí vale el por ahora suyo, ya famoso pues parece que si no se les aumentaba el sueldo no seguirían fieles a los principios e ideales de este su proceso, eso es lo que piensa el pueblo a las primeras de cambio

Señor Presidente, no es esto un bozal de arepa como decimos nosotros para callar las protestas y mantenerlos por ahora contentos.

¿Y…..a las milicias?

¿También les toca este aumento?

Recapacite señor presidente, los obreros, campesinos, pescadores, profesionales universitarios y empleados públicos también son merecedores de este aumento y quizá con más razón y justicia merecida, pues trabajan y producen, para engrandecer ese PIB de la patria.

El militar hace la guerra, da golpes, reprime al pueblo cuando así le manda un superior con la fuerza de sus armas, como ya ha pasado tantas veces en la historia de nuestro pueblo y de los pueblos del continente y del mundo.

Señor presidente debemos crear una sociedad de iguales y no de clases una sociedad justa y no desigual. Existimos aún muchos viejitos de la edad dorada sin pensión ni seguro social, entre ellos el que esto escribe que tiene setenta años.

Señor presidente no es oro todo lo que reluce.

Recuerde a su amigo, el presidente Libio y como lo traicionaron los que el creía sus panas.

Recuerde a Salvador Allende y quienes lo traicionaron.

Recuerde al propio Bolívar y quienes lo traicionaron.

En estos días cercanos a unas elecciones patria o muerte, me parece que medidas como la que usted ha tomado de no corregirla o ampliarla, son impopulares entre la masa del pueblo, pueblo. De aquel pueblo glorioso del 13 de abril, que ya parece muchos han olvidado.

Requenave1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2148 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor