EEUU realiza maniobras de última hora en la OEA


El control de la OEA por parte de Estados Unidos es un elemento clave para sus aspiraciones hegemónicas sobre América Latina y el Caribe, y en especial, para obstaculizar el proceso integracionista de la región y detener el avance de la propuesta progresista bolivariana para el desarrollo. Estados Unidos pretende que la OEA sea el escenario de una política "multilateral" que promueva la democracia representativa, el libre comercio y la constitución de "buenos gobiernos" a través de la reformulación y aplicación de la Carta Democrática Interamericana "sin excepción", una intervención más directa de las misiones electorales, el avance del ALCA y la modernización de la Junta Interamericana de Defensa y Colegio de Defensa para adecuarlos a la "guerra contra el terrorismo". En este sentido, la elección de un Secretario General subordinado a los designios de Washington es condición necesaria para la consecución de su agenda neoimperialista.

El ex presidente salvadoreño, Francisco Flores, conocido en Venezuela por su respaldo al golpe de Estado del 11 de abril, cuenta con el ferviente apoyo de Estados Unidos y la amistad de George W. Bush: "He tenido algunos honores en mi vida, pero ninguno tan alto como el que el Presidente Bush me llame su amigo." Este apoyo es además una retribución al gobierno salvadoreño por ser el único del hemisferio en acatar el llamado de Washington a expresarse públicamente contra Venezuela y por su disposición de presentar periódicamente acusaciones contra Cuba en la Asamblea General de la ONU, por lo que una victoria de Flores le aseguraría a la administración Bush suficiente control sobre la OEA para convertirla en un instrumento intervencionista que frene el proceso de integración de América Latina y el Caribe. No obstante, el nuevo Secretario General de la OEA deberá contar con al menos 18 de los 34 votos disponibles, y además de Estados Unidos, Flores solo cuenta con el apoyo de El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y República Dominicana. Por su parte, el candidato chileno, José Miguel Insulza, cuenta con los votos de Venezuela, Uruguay, Brasil, Argentina, Ecuador y la propia Chile, mientras que al candidato mexicano, Luis Ernesto Derbez, solo tiene el apoyo de México, Canadá, Belice, St. Vincent, Honduras y Bolivia, por lo que el voto del Caribe será determinante para la escogencia del nuevo Secretario General.

Recientemente, los países que integran la Comunidad del Caribe, CARICOM, anunciaron que “una muy amplia mayoría de los Estados Miembros de la Comunidad ha dado a conocer, previas consultas, su apoyo al candidato de Chile, José Miguel Insulza” para que desempeñe la Secretaría General de la OEA. (La Nacion.cl, de Abril de 2005) Esta "amplia mayoría" sugiere que tan solo Belice y posiblemente San Vicente y las Granadinas, serian los únicos países del Caribe que no apoyarían al candidato chileno. De acuerdo a diversas informaciones de prensa, el apoyo de la CARICOM a Chile se produjo luego de intensas consultas bilaterales, el respaldo del gobierno chileno al embajador de Surinam, Albert Ramchand Ramdín, para que ocupe la secretaria adjunta de la OEA, y la reciente gira del presidente Ricardo Lagos por Guyana, Barbados, Grenada y Trinidad y Tobago. De acuerdo a la periodista Mariela Herrera Muzio del diario El Mercurio (2 de Abril de 2005), Chile realizó "un intenso trabajo diplomático y comunicacional con los caribeños y con altos personeros en Estados Unidos" para asegurar una "lucha limpia" y evitar que la administración Bush entorpeciera el camino de Insulza a la secretaria general de la OEA, lo cual habría sido aceptado por el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roger Noriega, el embajador ante la OEA, John Maisto, y la propia Secretaria de Estado, Condoleezza Rice. Sin embargo, las maniobras de Estados Unidos para obstaculizar la elección de Insulza no se hicieron esperar. Además del intenso lobby del que fueron objeto los países del Caribe para que se inclinaran a favor del candidato Flores, el subsecretario de Seguridad Nacional, Asa Hutchinson, anunció el pasado mes de febrero en Surinam, que Estados Unidos se comprometía a destinar 1.6 millones de dólares a la CARICOM para "expandir la coordinación contra el terrorismo", mientras que el infausto Noriega, exhortaba públicamente a los países del Caribe a que apoyaran la candidatura del ex presidente salvadoreño. Al mismo tiempo, la chancillería mexicana presuntamente daba por perdida la postulación del canciller Derbez, y se disponía a "negociar" sus votos con Estados Unidos a cambio de la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo o del Fondo Monetario Internacional. (IEI, 18 de Febrero de 2005)

A escasos días de la elección, el canciller chileno, Ignacio Walker, ha anunciado que Insulza cuenta con al menos 19 votos, mientras que Derbez parece tener solo siete, y Flores apenas seis. No obstante, el voto en la Asamblea General de la OEA es secreto, por lo que cada país no tendría que votar necesariamente por el candidato a quien haya manifestado su apoyo, tal y como ocurrió en la elección de 1994 cuando el canciller de Costa Rica, Bernd Niehaus, recibió el apoyo de 19 países pero sucumbió ante Cesar Gaviria, quien con el apabullante despliegue diplomático de Washington, logró movilizar 20 votos a última hora. Esto explica la razón por la cual Estados Unidos haya pedido "mas tiempo" para que los países pudieran analizar concienzudamente las candidaturas (EFE, 18 de Febrero de 2005), aun cuando en diciembre pasado se manifestara a favor de adelantar la elección del Secretario General para impedir que el candidato chileno continuara sumando votos. A raíz de la muerte del Papa Juan Pablo II, el Consejo Permanente de la OEA, presidido por el embajador estadounidense, Luigi R. Einaudi, aplazó por una semana la elección del nuevo secretario general, mientras que según lo revela el diario La Jornada (5 de Abril de 2005), Roger Noriega estaría realizando reuniones de última hora a "puerta cerrada" con los embajadores representantes de los países del Caribe con el objeto de salvar la candidatura de Flores y con ella su estrategia intervencionista en América Latina y el Caribe.

Antonio Guillermo García Danglades
Internacionalista, MA.



--------------------------------------------------------------------------------


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2675 veces.



Antonio Guillermo García Danglades


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas