Rareza: el rector Vicente Díaz está callado, carga batería y arma su ataque; cuando abra la boca será un cráter

Bien dice el pueblo que la responsabilidad se aprende practicándola. Es lamentable que el rector del Consejo Nacional Electoral Vicente Díaz  sea tan irresponsable, dado el alto cargo que ostenta.

Es rareza que él esté callado en momentos en que el pueblo venezolano celebra un aniversario más del Presidente de la República.

Sus ataques contra el Presidente Hugo Chávez cada vez que se avecina un evento electoral, se inscriben en la agenda imperialista, sólo hay que seguirle la secuencia y el tenor, para descorrerle el velo.

Si el CNE es un organismo colegiado y su vocería es competencia de la Rectora Tibisay Lucena, es de mal gusto que el rector Díaz sea descarado al extremo de sembrar cizaña y maledicencia cuyo trasfondo es poner en tela de juicio al propio organismo del que es parte.

No tardará  el tal Díaz en acusar al Presidente de esto y que si aquello, es su mala costumbre, por lo que haber estado callado estos días es índice de que está acechando para desembuchar sus miserias, en cualquier momento él empezara  a proferir necedades, es su modus operandi.

No nos desentendamos de que la puja electoral ya empezó y al enemigo hay que pararle los mochos temprano. En este caso, no se trata sólo de un enemigo del pueblo sino de un enemigo del Estado, enquistado en la estructura del Estado.

Corresponde al Poder Electoral curarse en salud y poner en su sitio al tipo, antes de que éste pretenda encaratar la vaina. La justa electoral que se avecina es crucial y demanda altura institucional, no olvidemos  que quienes pretenden tumbar a Chávez ahora ensayan minar lo que lo sostiene: El pueblo y las instituciones del Estado.

Por ejemplo, sembrando dudas contra el Poder Electoral, preparan el camino para gritar fraude cuando la MUD quede con las tablas en la cabeza.

Acaparando alimentos y demás artículos de primera necesidad, pretenden golpear la moral del pueblo. Y, para eso se presta el referido rector Díaz, un rector que no tiene cara sino careta.

Ya basta de enemigos encubiertos, ya basta de provocar la paciencia del pueblo.

¿Por qué el rector Díaz hostiga al CNE desde adentro? ¿Es eso inocente?

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3403 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a127472.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO