El momento oportuno: un tiempo para hablar

   Una de las cosas prioritarias que la Revolución Bolivariana debe tener como norte y en aras de la sobrevivencia del ser humano es la producción y elaboración de los productos alimenticios básicos para las necesidades del pueblo de La República Bolivariana de Venezuela, para ello y como elemento de punta de lanza, al decir de la campaña misión Agrovenezuela, son los proyectos y los créditos a nuestros campesinos trabajadores de la tierra y  a todo aquel pequeño o grande productor que se incluya en esta misión, necesaria y urgente para la subsistencia del ser humano. 

   No podemos comprender y nos asombra el tratamiento que, de los dineros aprobados para esta misión y los créditos que “supuestamente” se le están entregando a nuestros campesinos pequeños y medianos productores, hace ese Instituto FONDAS, anteriormente FONDASA, antigua aberración corrupta y burocrática, que aparentemente desapareció para dar paso a este “nuevo ente” totalmente nuevo y remozado. 

   Y es FONDAS, lamentablemente, viejas practicas mismos funcionarios, mismos jefes, y los nuevos contaminados por aquello de “ A donde vayas has lo que vieres” o como diría la 4ta, “el mismo musiu con distinta cachimba”, tal parece que, desde el funcionario más arriba de la escala, pasando por los intermedios, incluyendo el que cierra la reja en la cara de nuestros productores más humildes que a veces tienen exactamente el pasaje de ida y vuelta, para que les digan “vengase dentro de 15 días, o nosotros los llamaremos” corriendo la arruga una y otra vez. 

   “El Alcalde le va a entregar el crédito” es decir este personaje de turno, quiere ganar meritos con escapulario ajeno, el clientelismo y la propaganda de camaradas y afines primero antes que el bien común, no importa  si se pierde un tiempo importante para que el productor inicie sus labores y adquiera los insumos necesarios para la siembra. 

   Pero es que esto no es lo más grave, lo vergonzoso es el peaje ( o sea la comisión) que el productor tiene que pagar para que le sean entregados los dineros del elusivo préstamo, practica que se ha hecho común a la vieja usanza de la cuarta, en la mayoría de las Instituciones del estado, y que en este bodrio es practica de vieja data. 

   La pregunta es ¿Quién se conduele del pueblo de La Republica Bolivariana de Venezuela? ¿Qué tiene que hacer y de que métodos valerse el pueblo para que sea escuchado por el Líder y por los funcionarios que deben hacer los correctivos? ¿Hasta cuando se permitirá que los funcionarios honestos sean apartados para colocar en sus cargos a ladrones pico de oros que como matracas recitan a Marx con una foto del Comandante Presidente detrás pero a escondidas se frotan las manos por lo bueno que viene de la cantidad de dinero que van a robar? En estos tiempos que se avecinan, y no nos vamos a cansar de decirlo, VAMOS A NECESITAR CADA BOLIVAR, la practica de destinar millones de bolívares sin hacerles el debido seguimiento, es criminal, porque incita a la corrupción y a los funcionarios disfrazados que se frotan las manos, robándole al pueblo de La Republica Bolivariana de Venezuela lo que le pertenece. 

   En esta, que pensamos, es la nueva etapa y oportunidad para seguir hacia adelante con una posición decisiva y contundente, la Revolución no debe ni puede seguir siendo nido de ladrones y corruptos y mucho menos de burócratas y funcionarios flojos e incompetentes, y eso incluye el tiempo en que el estado y el MINISTERIO DE FINANZAS le entrega los pasivos laborales a los trabajadores que tardan 3 y 4 años o más para que sus prestaciones les sean reconocidas mientras los expedientes van y vienen entre gavetas y funcionarios, y que representan el sacrificio de toda una vida de trabajo, inclusive se muere el trabajador y tarde, mañana y nunca tardan en aparecer las carpetas, convirtiéndose en un dinero devaluado por la carestía de la vida y la crisis en que el mundo entero esta sumido,  por lo que el sueldito de jubilado no alcanza ni siquiera para las mínimas necesidades de una familia. Y esto ya lo hemos escrito aquí.

   ¿Serán los tiempo críticos que se avecinan por lo cual los ladrones y corruptos quieren ganarle tiempo al tiempo para tratar de “agarrar aunque sea fallo”? proliferan cual ratas,(con el perdón de las ratas) por lo que necesitamos de una buena dosis de revisión y limpieza en todos los estamentos, y aquí se impone el tiempo oportuno de la que habla el ECLESIASTÉS, no podemos seguir perdiendo el tiempo endulzándonos en sentimentalismos y en lo que fue y no hicimos, es tiempo de hacer, el pueblo sabe donde están sus enemigos y quienes son, que toda la voluntad y el poder realmente residan en el pueblo para que las cosas cambien y no sigan igual, pero hoy que este lema sea de verdad, que realmente “EL PODER RESIDA EN EL PUEBLO” y que no sea perorata burda y demagógica.

   Confiamos en el Líder.

anazaicon@gmail.com 
 
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1579 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor