¡La puntualidad del Sol!

La conciencia es, por excelencia, el campo de batalla donde se dirime el camino a seguir. La subconsciencia, por extensión, en tanto que base sine qua non de la conciencia, es determinante para que, una vez escogido el camino bolivariano, tú no te vayas por el atajo.

El Socialismo nuestrovenezolano no está aún en ninguna parte adonde podamos ir a buscarlo. La realidad nunca está sólo afuera de nosotros, también lo está adentro.

Si queremos transformar y desarrollar el cercano entorno comunal, debemos depurar nuestra contaminada conciencia, de vicios y temores que nos atenazan al egoísmo y a la violencia.

El basurero de ideas que tenemos en la cabeza es una barrera que se opone a los cambios a favor del pueblo trabajador y, en especial, de los obreros asalariados. Las televisoras, periódicos y emisoras de radio sembraron durante años y años, ideas extrañas a nuestro gentilicio, a nuestra identidad, por encargo del imperialismo y a cambio de un puñado de treinta monedas de plata, para mantenernos esclavizados. Para liberar a nuestro sufrido pueblo de tanta basura acumulada en la cabeza, tenemos que apelar a nuestra inteligencia y a colosales esfuerzos.

El socialismo que debemos desarrollar a tales efectos, ha de tener caras y, entre ellas, la del socialismo de carne y hueso, la de la ciencia- pero, no de la ciencia escuálida, es decir, sin ética, ciencia que no es ciencia-verdadera, revolucionaria, rigurosamente apegada a la verdad y sin cortapisas, sin condicionamientos de ninguna naturaleza, la de los sentimientos, de la producción, del arte y muchas otras caras que, de conjunto, caracterizan la acepción genérica de socialismo.

Pero, es indispensable identificar a los más potentes enemigos de nuestros esfuerzos de liberación del pueblo venezolano; la escuela vieja en la que el maestro dogmático encajona al muchacho y lo domestica, es uno de nuestros peores enemigos por lo que advierto que el hombre nuevo en la escuela vieja es una utopia absurda.

El origen de la violencia se incubó en las escuelas y en las cárceles a las que el pueblo socialmente desasistido, excluido, empobrecido, ha sido expuesto durante décadas y décadas, con uno que otro matiz de pañito tibio y, en particular desde 1958 hasta 1998, era de la IV Republica durante la cual los adecos de Ledezma y los copeyanos de Julio Borges se repartieron inmensas fortunas y, en el reparto, exclamaban: ¡Partí mitad y fen!

Inclusive, cada 5 años se repartían, además, los votos de sectores progresistas. Durante cuarenta años hubo sólo 8 días de “democracia morbosa”- las ocho elecciones- y el resto de ese tiempo lo dedicaron a robar y a matar.

Es preferible ser ignorante que doctor en vaguedades porque los más destacados de ese aprendizaje malparido son unos inútiles, zánganos y vendepatrias.

La exclusión de la escuela a la que durante cuarenta años fue sometida la población venezolana, en cierta manera resultó próvida porque determinó que nosotros tuviésemos menos contaminación académica y tanto es así que cualquiera pueda sacar unas cuentas bien buenas.

El capitalismo depredador que aquí se instaló a partir de la bestial explotación petrolera, confinó a los esforzados trabajadores venezolanos en inhóspitos ranchos de cartón en cinturones de miserias alrededor de las incipientes urbanizaciones de la élite depredadora nacional, ancestros de Primero Justicia y de sus conmilitones tanto antecesores como derivados.

Huelga decir que el plan colonial impuesto por USA a Venezuela durante la época de la guanábana AD-COPEI, (que hoy se disfraza de Primero Justicia y etc.), contra los pobres, incluyó el generalizado analfabetismo y, cuando mucho, acceso hasta la escuela primaria, no más de ahí.

Y, a los pocos que tuvieron la desgracia de entrar a esa escuela, se les vedaban los primeros siete años, es decir, que los niños pobres no tenían acceso a la escuela antes de haber malgastado lo mejor de lo mejor de su posible desarrollo evolutivo, se perdían los más preciosos años para desarrollar el potencial del cerebro porque cuando un mocoso llega a los siete años ociando, se le hace improbable en lo sucesivo, usar la cabeza en la plenitud de su potencial y esto es deducible de los espléndidos hallazgos de la neurociencia que están al alcance todo el mundo. Excepto que hubiese jugado mucho a campo traviesa, el niño de entonces se convertía en un manso gatico y peor si hacía la primera comunión.

Y, por añadidura, la mayoría, desertamos tanto de la escuela perejimenista como de la de Betancourt que fue peor a la anterior, de esa escuela represiva muchos paramos en la cárcel, todo conato de liberación popular era reprimido sin contemplación.

De ahí venimos, por lo que uno puede establecer comparaciones y asumir responsabilidades.

La oposición venezolana acusa a Chávez de la violencia que todavía pulula en las calles pero hay que saber que la violencia tiene sus raíces enterradas en ese pasado pervertido y de exclusión a que ha sido sometido nuestro pueblo trabajador.

En las escuelas y en las cárceles siempre se ha practicado la violencia, por eso el socialismo que proponemos debe derogar el viejo currículo y a la vez demoler la inapropiada estructura física de las escuelas y sustituir uno y otra por nuevas propuestas revolucionarias, que se afiancen en las recomendaciones de los desarrollos científicos modernos, tanto como en las sabias propuestas del Consejo Comunal.

Si todo esto se da, no habría razón para abrir más cárceles y más bien las que existan, para entonces, deben ser convertidas en centros de trabajo para elevar la dignidad del presidiario y recuperarlo para el bien social.

No siempre hay una solución única y a veces no hay solución. Por ejemplo, sí tu analizas la conducta del alto clero venezolano puedes concluir fácilmente que la educación religiosa anula facultades en los niños, es de suponer que todos ellos fueron alguna vez niños (sí no me equivoco). Observarás a priori y sin exprimir en nada tu imaginación la perniciosa catadura que los asiste, inoculados de un dogmatismo incurable, herméticamente cerrado, ese clero escuálido y criminal ostenta, además, el boato y el mal gusto, tal vez hasta se embadurnan de aguacolonia para incrementar la inteligencia, ¡Bah!, sólo son eso, son incurables, irrecuperables pero, en tanto que eso, tienen derecho a entrar al santorio y a recibir toda la atención necesaria. Se trata también de presidiarios, presidiarios del dogmatismo.

En el socialismo deben ser atendidas las necesidades de todos, sin exclusión de ninguna naturaleza. Es un reto de inmensa proporción, transformar la sociedad en función de un humanismo revolucionario, en contraposición con el humanismo burgués.

Está demás decir que a los obispos, arzobispos y “Papanatas” yo les pondría un pico y una pala y los obligaría a trabajar alguna vez en sus ociosas vidas porque eso de comer sin trabajar no me convence.

¡¡¡“Por ahora”!!! La cara más visible del socialismo sólo es un diluvio de esperanzas, fecundas esperanzas.

Y, no me pelo porque burro viejo mañas tiene.

El impaciente no espera la luz del semáforo. Creo que a muchos compatriotas hay que recordarles ese detalle a cada rato. No pretendamos que en diez o en quince años se resuelvan completamente problemas que tienen más de quinientos años de vigencia pero con el agravante de que durante los últimos cuarenta años previos a 1998 hicieron crisis a reventar; pesada carga a la que Chávez hace frente, de eso se trata.

Los problemas se resuelven, en primer término, con inteligencia, con la cabeza fría, sin guabineos, trabajando organizadamente con método, con herramientas apropiadas pero sobremanera, con la cabeza clara y con una perfecta noción de porvenir, al menos, y a sabiendas de que el imponderable suele venir a buscarnos.

Sí por lo contrario nosotros nos atenemos al dogma de un cielo que no existe, vamos a estar jodidos.

Tú debes negarte a creer lo que tu mente no acepta. La remembranza del cielo que los farsantes que hablan en nombre de Jesús te dan, está llena de embustes, de pajaritos preñados-burda costumbre de la élite celestial-sólo para llenarte de fantasmas chimbos, contra el socialismo, en nombre de un falso Dios al que nadie ha visto.

Jesús nunca autorizó al Vaticano ni al resto de farsante de malas pulgas, a nadie, para que hablase en su nombre y, con tramposerías, menos. No obstante, muchos se lo tomaron a pecho para hacer negocios.

La estrategia enemiga consiste en tratar de domar nuestra conciencia para luego someternos por la fuerza, tal como lo hicieron los días previos al once de abril de 2002 y durante ese día en el que masacraron tanto a nosotros como a su propia gente, sin misericordia, mediante francotiradores contratados por Pedro Carmona. Este detallito hay que remachacárselo a los zombies.

Los sentimientos son el accionar de los sentidos. La intensidad de los sentimientos de todo revolucionario verdadero tiene que estar en función del bienestar del pueblo trabajador y de los niños.

Recientemente me conmoví de modo especial, era uno de esos días en que la necesidad de reencontrarme con el aire limpio que no lo hay en la ciudad me empujó a preparar el morral y noté que me faltaba una brújula que me orientara, esencialmente, para salir de esta ciudad que asfixia.

En el trajín de ir a un centro comercial, al respecto, tuve una experiencia imborrable: De la mano de su lazarillo- su hermana mayor o quizá su mamá- venía una mocosita bonita, tenía puesto un camisoncito multillamativo, con faralaos, tan bonito que me sedujo de lejos, lucía también algunos perifollos en su cabecita y en el cuellito, y blandía su testigo negro y blanco en la otra manito, sólo entonces me percaté de la verdad porque sus pupilas no le hicieron caso a mi presencia, pero presiento que ella me vio de alguna manera y hasta pudo preguntarse ¿quién será ese viejito medio atarantado y medio turulato-es decir, completo-que quiere darme besitos? Y, siguieron. La vi andar como una menuda garcita a la orilla de una laguna de agua dulce, o como los flamencos a las orillas del mar, sus pasitos eran como un valet en camaralenta, hasta que desapareció dejándome lleno de inquietudes, una, la certeza de que ella no mira como otras niñas, la puntualidad del Sol.

La puntualidad del Sol es el fenómeno natural y cotidiano más trascendente habido y por haber, cuando lo presencias, sabrás la ubicación de los cuatro puntos cardinales a partir del Este. Desde el Ocaso hasta el Orto el Sol no deja de alumbrar, sólo que no lo vemos pero tenemos la certeza de que vendrá y así, el socialismo es como el Sol.

Y, cierro mis ojos o me los tapo con mis manos y sé que puedo abrirlos de par en par cuando quiera, como ojos de vendedor de prendas, por lo que no es lo mismo que tenerlos cerrados y tener la certeza de que no los podrás usar nunca. Solo importa el uso que demos a cada una de nuestras facultades, no basta tenerlas y quienes carecen de alguna de ellas, entonces se valen de otras para remediar en algo la situación. Es por lo que debemos ayudar a quines no puedan hacer todas las cosas por sí mismos, para que puedan valerse por sí mismos en lo posible.

Pensé que si me dejaran la mocosita por mi cuenta, la llevaría a la playa para describirle las nubes que surcan el cielo verdadero, contarle embustes bonitos, agarrarla por los piececitos y zambullirla de cabeza en el mar así como hacía Celedonia conmigo, cuando me sacaba los piojos y las garrapatas para luego sujetarme las manos, escarrancharme la boca, apretarme la nariz y zamparme un purgante de pazote con ruibarbo y ricino, que me desparasitaba bien bueno, y una vez largar esos bichos ¡chupulúm! que ella me zambuía de cabeza en los caños del Orinoco.

Por asociación, evoqué mi película personal, no sé por qué pero, tal vez era el automatismo del subconsciente que se disparó para buscar una posible respuesta al intenso sentir que me aturdió entonces.

Era para mí, la experiencia, una contemplación singularmente inédita y que me devolvía a pisar la tierra con gran fuerza, como para afianzarme aún más en mí mismo y estar seguro de revisar mis pensamientos; yo concluí que esa era una arista de la realidad a la que el socialismo tendrá que atender con el mayor esmero posible. La coherencia entre el pensamiento y la acción revolucionaria es indispensable para que el proceso no se desintegre por desviaciones, de ahí que la determinación de asistir de manera integral a los niños con alguna necesidad especial, es un compromiso ineludible para el socialismo bolivariano y ya se han dado pasos muy firmes en esa dirección.

El escualidismo camina como a 10 metros del suelo, por lo que no pueden ver la realidad, se creen superiores, se autodenominan como la meritocracia y desprecian la voluntad de los pobres pero, Chávez sabe que liberar el potencial creador de las bases populares es el más formidable impulso que se puede dar al socialismo, a ello hay que agregar la toma de conciencia y de ahí que sea necesario que asumamos la mayoría decisiva de la Asamblea Nacional e impulsar leyes que asistan expresamente a los más necesitados. Hay que transferir poderes al pueblo y evitar que la ultraderecha guerrerista los confisque como en el pasado y vuelva a mirarnos por encima del hombro, con todo su odio y su desprecio por los necesitados.

No sé quien es ni donde está ni si puedo verla de nuevo- a la mocosita- pero la tengo grabada en el corazón y en la cabeza y como a ella, todos y todas deben ser objeto prioritario del socialismo bolivariano en marcha.

Y, me pregunto cuál será su noción de lo que es el día y de lo que es la noche, del mundo de las formas y del de los colores. Y hay que proporcionarle, al menos, un mundo de afectos, de paz, en el que su desempeño sea lo menos traumático posible. Son estos niños los más susceptibles de sufrir los miedos inducidos, se trata de niños muy vulnerables, por lo cual hay que protegerlos de agresiones.

Los efectos primarios de exponerse a un mundo hostil tal vez sean visibles pero, los daños profundos a su conciencia tal vez sean una incógnita para todos y que deben ser investigados.

Para conformar al “hombre nuevo” del que hablaba el Che y que nosotros hacemos nuestra la idea, hay que ir profundo y tempranito a echar las bases. Hay niños discapacitados y hay niños superdotados, unos y otros deben ser atendidos de manera especial y apropiadamente en el socialismo. Hay que inventar la manera de descubrir las aptitudes de cada quien y ajustarnos a sus necesidades.

En todos los países hay niños especiales y niños superdotados, pero en cada parte cada quien tiene su criterio al respecto. En los países donde impera el capitalismo salvaje, el Estado se desentiende de esa realidad; mientras que en los países socialistas, resolver esas demandas constituyen un objetivo prioritario del Estado.

El problema es mundial, si todos nos pusiésemos de acuerdo al respecto, eso sería magnífico, beneficioso para todos los niños del mundo pero la realidad refleja lo contrario. Entre tanto, nosotros hemos tomado la iniciativa.

Otro testimonio que cito, sucedió hace poco luego de patrullar.

Observé que el Camarada Luís Mariño suele equivocarse de mano al saludar, tomé las cosas a bromas y se lo hice ver pero él me explicó lo que ocurre.

El camarada Mariño estudió primaria a finales de los años cuarenta en el Grupo Escolar República de Chile de Barcelona donde lo echaron a perder; es que el es zurdo pero la maestra Blanca Rivero de Liscano, a su vez esposa del Director Luís Liscano, lo obligaba a escribir con la derecha y hasta le zampaba sus cipotazos. Él aprendió a escribir con la derecha pero la escuela le desgració la vida; “muchas veces echo a perder más de un cheque como secuela de esa experiencia”-me dijo-y usa ambas manos pero no con la eficacia con la cual la Naturaleza lo singularizo.

Cheché, gran amigazo aunque ultraescuálido, matasanos, es de Ciudad Bolivar. Él también es zurdo, no conozco los detalles de su paso por la cárcel primaria pero casualmente me contó una vez, que tuvo que operar a un chamito y usó una tijera derecha, que le fue incomodo pero que todo salió bien.

Y, para no quedarme atrás, yo también confronté esa “cárcel” pero pude escaparme, (…con la vieja Luna / en el momento en que / la noche llega…), afortunadamente.

En “Carta para Gabriela” que está enredada-en la red-expongo mi poco edificante caso pero que complementa estas reflexiones. (Siempre y cuando el lector no sea escuálido).

En resumen, el mundo capitalista esta diseñado en serie en función de la ganancia. Las tijeras, los pupitres, los instrumentos musicales, y etc.,

¿ ? - ¿ ? - ¿ ?- ¿ ?


oceanoatlanticoguillermo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a126169.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO