Sentir Bolivariano

El Partido en movimiento (II)

La continuación del articulo anterior era obligatoria, ya que ha causado tanta piquiña y revuelo en la oligarquía ultra derechista venezolana y extranjera, la cita del CHE Guevara referida a no olvidar otros métodos de lucha, más allá de lo electoral, la cual él expone dentro de su escrito “Cuba: ¿Excepción histórica o vanguardia en la lucha contra el colonialismo?”. 

Los revolucionarios y las revolucionarias estamos claros en la intensión de un mensaje dirigido a la conciencia revolucionaria, a la profundización y debate de una de las líneas estratégicas de acción política que demarca la necesidad de convertir al Partido Socialista Unido de Venezuela en un “Partido-movimiento al servicio de las luchas del pueblo”. 

Claros estamos en que, tal cual como también lo dijo el CHE: “sería un error imperdonable desestimar el provecho que puede obtener el programa revolucionario de un proceso lectoral dado”. 

Por tanto, para continuar estimulando el debate sano y objetivo en esta “batalla de las ideas” y teniendo presente la consigna popular “Prohibido olvidar”, les invito a recordar los antecedentes de este proceso bolivariano, en esta época bicentenaria; sobre todo en lo relacionado con las vías validas para lograr, como pueblo, la liberación verdadera, la derrota definitiva de la derecha nacional e internacional, en la consolidación de nuestra revolución. 

Primero: El levantamiento cívico-militar del 4F-92, heredero de levantamientos armados precedentes, es muestra de una opción de lucha muy valida, cuando el poder oligárquico, represor y excluyente, no deja otra vía posible. El país había llegado a una situación de “Adormecimiento”, de conformismo, de incredulidad –con mucha razón- en el sistema electoral de la época, que era la única manera de “participar” cada cinco años en los problemas del país. 

El “Por ahora” de Chávez fue un despertar para nuestro pueblo; de tal manera que aquella acción de intento de toma del poder político a través de un movimiento cívico - militar, por la vía armada - insurreccional, fue en ese momento una derrota militar, pero una gran victoria política. 

Segundo: A finales de 1996, luego de debatir durante más de un año, en diferentes tipos de reuniones, se decidió en el MBR-200 –génesis de nuestro PSUV-, participar en las elecciones de 1998, con Hugo Chávez Frías como candidato a la presidencia. Todo ello, después que el Comandante Chávez cumplió dos años de cárcel y ya con dos años aproximadamente de recorrido por todo el país explicando el proyecto bolivariano y organizando una fuerza político-revolucionaria en la calle. Es decir, el Movimiento Bolivariano, después de sufrir una derrota militar el 4F-92, decidió optar por la toma del poder político, para continuar la lucha por la auténtica liberación de la Patria, a través de la vía electoral, sabiendo que íbamos a participar con las mismas “armas melladas del capitalismo”. 

Tercero: En diciembre de 1998, el pueblo venezolano, como parte de ese nuevo despertar, votó mayoritariamente por el comandante Chávez para que fuese el nuevo presidente constitucional de la República. Bien claro, ese pueblo, que votaba por iniciar un cambio radical en las estructuras existentes en el país, como producto del pacto de punto fijo: cuarenta años de falsa democracia, de persecuciones, de asesinatos, de exclusión; de la acumulación del poder político y de las riquezas del país en las pocas manos de la burguesía criolla y de las transnacionales del capitalismo, mientras la mayoría de la población se hundía en la pobreza. Es decir, se inició la construcción del Socialismo Bolivariano echando mano a la vía electoral. 

Cuarto: Inmediatamente se desató en las fuerzas de la reacción nacional y extranjera, la intención clara de utilizar diversas formas de violencia para tratar de frenar el proceso que se iniciaba: en ese momento intentaron desconocer el resultado de las elecciones; después, en 2002, montaron un golpe de estado sangriento, un paro petrolero, saboteos de todo tipo en el transcurso de estos años de avance de la revolución. La unión y la conciencia del deber social de este pueblo, junto a nuestra Fuerza Armada Nacional, como manifestación cierta de un movimiento cívico-militar indisoluble, es lo que ha impedido que la ultraderecha nacional, dirigida por el gobierno norteamericano, logre sus objetivos; es lo que ha permitido que podamos continuar por la vía lectoral, por el camino de la paz, esta construcción socialista.  

Quinto: Entonces, es la oposición venezolana y extranjera la que propicia la violencia, el desconocimiento a la voluntad popular. Lo hemos dicho en diferentes oportunidades: queremos seguir por el camino de la paz; propiciando la participación popular, donde una de las maneras es manifestarse a través de las elecciones. En el supuesto negado, que la revolución perdiese las elecciones presidenciales en 2012, se entregaría el poder político que ello representa –como se ha hecho ya en gobernaciones y otros cargos de elección popular - . Ahora bien, si tratan de montar otro golpe, o se le ocurriese al imperio realizar intervenciones directas o indirectas en nuestro suelo - como lo han hecho en otros países de nuestro continente, como lo están haciendo en Libia - ; se encontrarán con toda la disposición patria de este pueblo, de nuestro movimiento cívico - militar, de defender nuestra revolución por los medios que sean necesarios. O sea, si alborotan el avispero –pero no es lo que queremos-, tomaremos las armas para defender nuestra revolución bolivariana, nuestra libertad y soberanía.  

Por ello, es que no podemos olvidar las tácticas de lucha, por el contrario, debemos tenerlas presentes y explotarlas al máximo. Por supuesto, conjugadas con otros elementos, como la organización, la planificación, la unidad y la conciencia revolucionaria. Entonces, éstas se convierten en la mayor arma para estar alertas ante cualquier amenaza que atente contra el avance en la construcción del socialismo bolivariano. 

Todo esto nos llama a estar cada día mucho más alertas, más atentos a todas las contingencias, porque el enemigo no descansa. También decía el CHE: “Una vez iniciada la lucha antiimperialista, es indispensable ser consecuente y se debe dar duro, donde duela, constantemente y nunca dar un paso atrás; siempre adelante, siempre contragolpeando, siempre respondiendo a cada agresión con una más fuerte presión de las masas populares. Es la forma de triunfar”.  

Vamos pues, con mucho amor revolucionario, con mucha pasión patria, con optimismo y convicción a seguir luchando por el socialismo bolivariano, seguros de que nos encontramos en “ese camino empinado” hacia la victoria cierta, hacia la victoria popular, hacia la conquista de nuestro Chimborazo!!. 

Patria Socialista o Muerte

Venceremos!!!

sentirbolivarianobarinas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2243 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a126129.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO