Los Intelectuales en Junio 2009

Si la memoria no me falla, en los primeros días de junio del año 2009, tuvo lugar en Caracas un encuentro de intelectuales, cuyo tema central de discusión, estuvo bajo el lema: “Intelectuales, Democracia y Socialismo”. Transcurridos dos años de ese importante evento, uno alcanza a entender que su repercusión no pasó de unos días,  a pesar del contenido de una agenda  cargada de temas esenciales para el avance del proceso revolucionario. El evento trascendió lamentablemente, más por la reacción que produjo en el alto gobierno, que por los temas y conclusiones tratadas en el encuentro. Esto pareciera un contrasentido, pero la reacción del alto gobierno se produjo sin tener conocimiento de la intención del evento y de sus conclusiones.

Este encuentro está por cumplir dos años o ya se cumplieron. Queda (por ahora) el recuerdo y un silencio que a veces es roto por una que otra individualidad, pero como movimiento, el grupo de intelectuales que se núcleo frente al tema no llegó conformarse definitivamente. Fue suficiente el insulto de Nicolás Maduro y el grito que pegó Chávez para maniatarlo o dejarlo sin brújula.  

¿La iniciativa se olvidó debido a que la agenda del encuentro fue intrascendente? ¿Sus conclusiones no respondieron a la necesidad del momento? ¿Los intelectuales no le sirven a esta revolución?

Conviene  recordar por lo menos, un punto de la agenda de ese encuentro y sus conclusiones para determinar en qué medida, el movimiento estuvo en el momento oportuno y cómo sus conclusiones cobran cada vez más vigencia. Para tener consciencia de esta situación, bien vale la pena detenerse y preguntarse: ¿Qué circunstancias promueven  ahora un “refrescamiento” del proyecto bolivariano? Es posible que cometa un error garrafal, pero siento que el “refrescamiento” del proyecto cobra sentido a partir de la tragedia de las lluvias y de la propuesta de la misión vivienda.  Es decir, la renovación del proyecto bolivariano, viene dado, más por el desarrollo de una iniciativa que corre paralela al Estado burgués que se engancha  con otra misión, que por la profundización de la transición entre un Estado que supuestamente agoniza desde la década de los ochentas del siglo pasado y un Estado que no acaba de pegar el llanto que cada criatura nueva lanza al nacer.

La renovación corre como producto de una tragedia y del lanzamiento de una nueva misión y de otras (misión empleo), que obliga al gobierno a retomar nuevos bríos pero sin una alteración sustantiva del modelo.

Cómo se recordara, uno de los temas más importante  abordado en el encuentro de los intelectuales,  tuvo que ver con una crítica al PSUV que teníamos, planteándose la necesidad de hacer un esfuerzo por abrir y colectivizar el partido para generar una iniciativa que articulara movimientos. El PSUV en vez de abrirse y colectivizarse; el partido se ha encerrado y la alternativa de la cooptación puesta en práctica para “renovar” su liderazgo es una muy buena evidencia de ese proceso. Trascurridos dos años; el PSUV de hoy, es el mismo que teníamos antes del encuentro de intelectuales. Este es un PSUV experto en llevar gente a las marchas pero continúa sin entender, que estas “movilizaciones” impresionan pero no son efectivas en el desarrollo de la organización.

Aún las fronteras entre el gobierno, la burocracia y el PSUV se hacen poco diferenciadas y uno no alcanza a saber cuándo el partido se manifiesta y cuándo lo hace el alto gobierno. En el ámbito del llamado Poder Popular, sucede casi lo mismo, no es fácil percibir cuándo se expresa un Consejo Comunal y cuándo lo hace un funcionario del PSUV. Después de dos años de ese importante evento, uno se encuentra frente a tres preguntas que angustian: ¿Los intelectuales se lo consumió la burocracia cultural? ¿Los intelectuales que militan en el proyecto no son tantos como uno supone? ¿Los pocos intelectuales que militan en el proyecto perdieron el aliento y el interés por el proyecto?

Después de dos años de este encuentro, hay algunas voces  muy dispersas y sin ninguna trascendencia. La idea de un Chávez con una cantidad de texto en su mesa, sugiriendo la lectura y la reflexión, se me está transformando en  parte de una buena  utilería

evaristomarcano@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1138 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a125398.htmlCd0NV CAC = Y co = US