Caso Dianela Parra, ¿Puede el sectarismo político, desarticular el mapa del cerebro humano?

Luego de la revisión que hago en horas tempranas de la mañana, a mi correo electrónico, doi respuestas o inicio escritos, me pongo a leer la prensa que, por razones obvias ha quedado reducida solamente a PANORAMA, pues jamás he vuelto a comprar un ejemplar de los periódicos capitalinos (excepto en ocasiones a ÚLTIMAS NOTICIAS). El resto de mi información es por Internet i por los libros que compro semanalmente i, además, los leo. También los análisis de política internacional de Walter Martínez en DOSSIER. Hoi, entonces, me tocó alterar la digestión para no poder desayunar, al leer en la página 2-6 del diario mencionado, la columna Frente a Frente, respecto a lo que opinan dos parlamentarios contrarios, sobre la amenaza de muerte al Presidente de la República; como es natural, encuentro la opinión de mi colega, la Dra. Dianela Parra de Ávila, en el mismo tono de fanatismo partidista i, en consecuencia, como otras veces, con los rasgos lógicos del discurso inadmisibles. Conviene, en consecuencia lógica, gremial i de amistad de muchos años, dejar asentadas unas premisas.

Primero, creo que a Dianela tuve ocasión de conocerla desde estudiante i yo de profesor de la Escuela de Medicina. La vi formarse como una médica capaz, inteligente i convertirse en especialista en Neurología. Luego, por su simpatía i gracia, como una linda mujer, la vi triunfar en la Escuela de Medicina como profesora en su especialidad, i sus ascensos, creo que Directora primero i luego Decana: también candidata a Rectora i Presidenta del Colegio de Médicos. La apoyé para Decana, por amistad i méritos universitarios, no por tolda política en la cual ya destacaba como mui sectaria, especialmente cuando AD la propuso para Rectora i Presidenta del Colegio de Médicos; i en los tiempos del triunfo del presidente Chávez, de las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente (que creo fue candidata) i tiempo de Constituyente, en una ocasión, en un programa político de televisión por “Niños Cantores TV”, junto con mi colega Dr. Humberto Bracho Vale, tuvimos un sólido enfrentamiento, naturalmente político que, a la salida la hizo llorar mi colega, pues creo que en el programa no supo defenderse. Sin embargo, por amistad i consideración, le presenté excusas i la consolé con mucha consideración, actitud que he mantenido siempre, pese a que la veo declarar i discutir, a veces, de manera no solamente fanática, como si sus juicios fuesen apodícticos, resultando al contrario absurdos. Ahora, ante esta página hablando del probable o pretendido magnicidio, me resulta tan ilógica i parcializada que, no he podido contenerme en responderle. I no quiero puntualizar lo ilógico en filosofía, para que no crea ser mi intención hacerla quedar mal en este campo.

Lo planteado por la periodista María Cecilia Perozo, es: “Magnicidio: ¿Realidad o cortina de humo? I de seguido recoge la opinión de Dianela (AD) i del diputado Saúl Ortega (MVR). El título de lo planteado por la colega es que “se trata de una estrategia para llamar la atención” (primera incongruencia) porque creo que no hai presidente democrático en América actualmente, que llame más la atención o interés de los pueblos, sin proponérselo, que el presidente Chávez; lo que nunca sucedió con tanto presidente opaco que hemos tenido en los tiempos del Puntofijismo, a no ser CAP i Lusinchi por corruptos e inmorales. Además dice que “el Gobierno esta debilitado”. Empero, lo que realmente me alarma semáticamente, en lo político, lo filosófico i lo social es esta “perla”: “Tratan de desdibujar el interés del norte a nivel de la defensa de nuestra democracia” (¡!) Es un adefesio de juicio tal que, o el fanatismo i la ceguera política de esta señora raya en trastorno de la personalidad (que no es enfermedad, pero casi llega a eso) o no vive en el planeta Tierra. Es una frase infeliz gramaticalmente i una ironía de celebración mundial. I como es imposible pensar que no viva en la Tierra, parece que fuera de los libros de medicina, la doctora Parra jamás ha tomado un libro de Historia Universal, Historia de América o la que corresponde a países protagonistas en el mundo contemporáneos, i mucho menos textos políticos i filosóficos. Desde luego que pienso no me ha leído casi nunca ni menos la página de APORREA, porque hasta en un artículo que publiqué hace pocos meses, titulado COMPARANDO LAS DEMOCRACIAS, resumidamente hacía ver lo falla, incompleta o falsa que es la Democracia Norteamericana, empezando porque a lo que apunta esa que llamamos representativa, allá es más falsa todavía por ser indirecta; el pueblo norteamericano no escoge sus presidentes de manera directa, sino que permite unos pasos previos en los que se hacen tantas trampas, (recordar la primera elección de Bush) como las hicieron Acción Democrática i COPEI por siempre. Además, los conceptos sobre ese imperialismo viene desde los tiempos de nuestra independencia, i la doctora Parra o no conoce o deshecha los conceptos que sobre ese país, tenía desde aquellos tiempos, con profundo análisis i visión profética, nuestro Libertador Simón Bolívar. ¡De manera que los Estados Unidos, con un hombrecillo anormal (ella como neuróloga debería estar más al tanto de lo que dicen algunos psiquiatras norteamericanos sobre su presidente) lo que quiere es defender nuestra democracia! ¡Quiere defender la democracia, como lo ha hecho recientemente en Afganistán, Haití e Irak! Como la defendió en Centroamérica machacando i estrangulando la libertad i la soberanía de los pueblos hermanos; como la defendió en Chile, Panamá, en Grenada o muchísimos países del mundo en África, Asia, Oceanía o en la misma Europa…¡Vaya cinismo, dogmatismo o ignorancia! Las aves de rapiña defendiendo conejos, las serpientes cuidando ratones o las zorras defendiendo la democracia del gallo en el gallinero! O como popularmente se decía: “Zamuros cuidando carne o Drácula Director del Banco de Sangre”. ¡Los descendientes de la pérfida Albión i de los más grandes piratas de la historia, defendiendo el oro de los galeones españoles de la Colonia! ¡Napoleón, Hitler o Stalin, defendiendo las democracias! ¡Los asesinos en serie, defendiendo los Derechos Humanos!

El presidente del país donde se han asesinado más presidentes en el mundo, donde todavía ni en los maravillosos triunfos después de años, “de los casos no resueltos” no han podido saber quienes mataron a Kennedy; el país de la doctrina Monroe “América para los americanos”, pero los únicos que llevan el cognomento que nos legó Vespucio, son ellos; el país que para cuidarnos i mantener la paz, solamente puede poseer armas nucleares i ya amenaza a otros países i planifican el negocio de otra gran guerra. Sin embargo, esta colega con más ingenio que Ágatha Cristie, considera que todo es una estrategia de distracción, lo del magnicidio, porque no hai pruebas. Si antes del golpe de estado se decía que había conspiración, como no se le tomó un video en reunión de conspiradores, ni se encontró un documento que dijera “estamos conspirando con el respaldo de mister Bush i la ayuda de la CIA”, “tenemos gente e instituciones recibiendo dólares para que el golpe resulte feliz i exitoso” o grabaciones i fotos de los intercambios con Washington, realmente no había pruebas del golpe; tampoco se consiguieron pruebas así, antes de asesinar a Kennedy, ni a Marilyn, ni para aplastar a Chile i al presidente Allende. Jamás en la historia, se consiguieron pruebas escritas, gráficas, con planos inclusive, para los asaltos a Bancos, a trenes o a vehículos blindados. Si Dianela hubiese escrito novelas policíacas, hubiese sido un fracaso; los detectives en esas obras (Holmes o Poirot) no podrían seguir una pista por unas manchas de sangre, una colilla de cigarrillo o unos pelos; i actualmente por el ADN. Ella admitiría que se prepara un magnicidio, si el hecho se diera, como sucedió en Saravejo para desencadenar la Primera Guerra Mundial. En fin, el país que más cuida sus reservas petroleras pero exprime i se quiere posesionar de todo el petróleo del planeta, i más adelante será el agua o hasta el aire, por lo cual desencadena guerras, hace invasiones i estrangula económicamente con deudas impagables, a sus esclavos terráqueos, es incapaz de planificar un magnicidio contra un presidente que los ha derrotado en elecciones nueve veces i en un golpe de estado que duró 47 horas, i lo que vino después. A ese país, tan democrático i justo, querría pertenecer Dianela i lo ve como defensor de ¡nuestra democracia! Lo que sucede es que no aclara; ella llama “nuestra democracia” no a la del presidente Chávez, la más amplia en el mundo de hoi: protagónica i participativa que, pese a iniciarse en el 99 con la tragedia de Vargas; pese a la oposición irracional que produjo paros, golpe de Estado, saboteo petrolero, alzamientos diversos, guarimbas i cuanta infamia antipatriótica se les ha ocurrido, estamos al frente de América Latina en lo económico, en salud, en educación i ante una realidad de progreso indiscutible que, todos los países serios i democráticos del mundo reconocen, menos los Estados Unidos, una parte recalcitrante de España i todos los “yancófilos” de la oligarquía criolla i la “mayamera” iracunda. La historia de Venezuela, ahora orgullosamente República Bolivariana de Venezuela, Dra. Parra, pese a que mucha la han escrito adecos i copeyanos reaccionarios, i la tergiversan en lo posible, la historia, repito, les acusa por una dictadura de partidos de más de cuarenta años, i por continuar todavía entorpeciendo la vida política de los venezolanos. Esa historia está allí; no la pueden borrar, porque las consecuencias quedaron a la vista: un país inmensamente rico por su naturaleza privilegiada, fue saqueado, humillado i empobrecido en un 80% POR USTEDES. Existe una virtud que se llama dignidad; mi lema ético es “la virtud, es virtud puesta a prueba”, pruebe sus virtudes i rescate su dignidad. Reflexiones doctora; no embadurne su inteligencia con fanatismo político. Su imperio del norte, pese a lo poderoso que lo vea, va a seguir el mismo ciclo histórico de todos los imperios. Lea algo de Filosofía de la Historia. Lea el libro de Noam Chomsky sobre el terrorismo como política exterior de USA. Ya ve un presidente que recibió del anterior, el presidente Clinton, acaso más humano porque el amor a las mujeres le dejaba menos tiempo para programar maldades i atropellos, le dejó una economía con grandes riquezas i ahora el país tiene el déficit fiscal más grande del mundo, mientras sigue promoviendo violencia, invasiones o guerras i además de aprobar el presupuesto de guerra más grande de la historia, i sin embargo, acaba de solicitar 80.000 millones más, para seguir humillando a Irak, en una guerra que ya quedó demostrado se fundó en puras mentiras, escondiendo la voracidad por el petróleo. Usted, doctora Parra, por un odio irracional al hombre que derrotó a su nefasto partido i ha demostrado que se puede hacer del pueblo i de los indígenas, verdaderos ciudadanos de la patria de Bolívar, ¿desearía su asesinato i la humillación de su patria por una potencia extranjera? La cortina de humo es la suya i la de toda la oposición. Es verdad, no hai pruebas concretas, ni por estúpidos o cretinos que fueran para dejarlas; pero ¿I la lógica más elemental? ¿I las lecciones de la historia? ¿I el análisis científico i juicioso de las motivaciones? ¿Eso no cuenta? Usted como médica es científica ¿Cómo se investiga en la ciencia?

Sé que le sorprenderá este artículo i hasta me retirará su amistad, pero su razonar i su sectarismo, le hacen daño. Usted gana un gran sueldo i hasta creo que ha abandonado su profesión i no sé si la docencia, por ser una activista política de un partido que, hagan lo que hagan ya no tiene vida. Hicieron como Hernán Cortés: primero un daño terrible; luego quemaron las naves: no tienen ni líderes ni ideas, pero al menos usted tiene un compromiso con el pueblo que la eligió i que han reportado lo tanto que falta a sus deberes de parlamentaria. Al terminar de leer estas líneas, sé que ya no será amiga ni estimará a su profesor de otros tiempos o del docente del cual usted fue Decana; pero decirle la verdad no es irrespetarla. Es, al contrario, un noble esfuerzo por rescatarla de las aguas turbias de la irracionalidad política i el sectarismo. La patria, lo es todo. Aprenda a amarla i respetarla. Piense en el porvenir de los que tienen tanto derecho a la paz i a la felicidad, como nosotros. Somos aves de paso.









Esta nota ha sido leída aproximadamente 3557 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a12362.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO