¡Jab de Aristóbulo derribó al diputado sigatoka!

¡Eh, ese es mi negro!-(exclamé)-¡Ha debido darle un cogotazo de ñapa!

El “diputado sigatoka” debe estar bebiendo “ague´mango” luego de recibir el jab de mi negro, apenas iniciadas las acciones en la Asamblea Popular-AN-y en la que el Equipo revolucionario completó la faena de demostrar que el cambur verde mancha.

Mi negro Aristóbulo es como un “Boxeador” inteligente; creo saber alguito al respecto, no en balde, en mi ya remota infancia, tuve el privilegio de cargar el tobo donde Luis Vallejo-“Cabañita”- escupía.

Es de aclarar que en el boxeo, cada vez que termina un asalto, se debe subir al ring, a la esquina de cada púgil, un cubo con agua para que éste escupa y/o escurrir el agua que se le echa en la cara para refrescar la mente.

Un gran púgil es tal no sólo en función de sus facultades físicas sino en mucho, de su condición de pensar con rapidez y, bien; sí quieres un ejemplo palpable, ahí está Chávez, que piensa con la velocidad del rayo y, bien, lo que le permite tomar decisiones acertadas en momentos críticos; acuérdate el 11 de abril de 2002.

Más aún, Chávez acierta porque estudia la realidad y la conoce, Chávez es un líder estelar que se nutre de la sabiduría del pueblo y esa es una razón fundamental para que, desde la base popular, nosotros le suministremos insumos de ideas para el combate.

A sabiendas, de que Chávez tiene un núcleo duro en su personalidad de líder-lo ha demostrado hasta la saciedad-yo confío en él. Sé que el pueblo confía en él.

Prueba de que Chávez es Chávez, la tenemos en el designado equipo económico comandado por el Maestro Jorge Giordani, quien demostró muy bien que el cambur verde mancha y los otros cuatro ministros, se ocuparon de afinar pero el cambur pintón.

Chávez es un Cassius Clay de la política.

Pero, vuelvo al pasado. Para entonces ya Heli Montes se perfilaba como tremendo entrenador del boxeo criollo y “Cabañita” era el gran prospecto del peso pluma, muchísimo antes de que Pedro y Antonio Gómez, “Cochocho” Renjifo, Carlos “Morocho” Hernández, el “Loco” Cruz Marcano, Vicente Paúl Rondón, Betulio González y muchos más, dieran lustre al boxeo venezolano.

“Cabañita” era implacable con el jab. Aristóbulo me hizo recordar esos tiempos, cuando sin ton ni son, largó ese brutal jab que derribó al “Kid” Sigatoka y lo dejó loco de perinola. Ya en la sesión anterior, el sigatoka pareció haber dicho “La bendición a…y que me traigan a Foster” pero ahora pudo haber dicho “La bendición a Foster y que me traigan a…”, obviamente porque no coordinaba el entendimiento.

Sigo expresando que esos golpes se hinchan, se maduran y se pudren, él sigatoka debe tomar pócimas y darse bañitos de aguae´mango que es bien bueno para curar amoratados.

Y, en cuanto al camarada Aristóbulo, muy bien; él es un gran muchacho pero sí quiere llegar a viejo debe recordar que entre todos los golpes clásicos del boxeo, el jab se usa más que todo para tomar distancia, para abrir camino, para ablandar, para descifrar la finta del enemigo, antes que para derribarlo; para esto es mejor el gancho al hígado que le revuelve la bilis al contrario, que se desconcierta y luego, tú aprovechas de entrarle con el uppercut a la barbilla.

Nada es más parecido al boxeo que la política; a veces, derribar al enemigo de una sola trompada, no conviene, entre otras cosas porque no divierte pero, fundamentalmente, porque el pueblo no tiene la oportunidad de ver a tu enemigo en toda su miseria.

Al Sigatoka hay que dejarlo actuar para que el pueblo lo vea en la dimensión de toda su miseria.

Aquello en la Asamblea Popular-AN- con el Maestro Giordani al frente, fue y es algo más que un Equipo de Ministros; sobrada razón para dejar a la banca opositora, rota. No sé cómo expresar en una sola palabra, una banca que está rota pero me puedo guiar por el sarcasmo maravilloso del Maestro Giordani cuando se autocalificó de equipo de los brutos para significar que el jab de Aristóbulo fue brutal; en consecuencia, os digo que el enemigo es una bancarrota.

Recomiendo que el Camarada Aristóbulo le quite fuerza a su Jab de izquierda; quiero significar, que lo dosifique, vea que “El Sigatoka” cayó “esplatanao” como una rana peluda, nomás entromparlo tan tamprano; es de imaginar por un momento que “Madame Frasquitera” se atraviese por el medio y reciba el cipotazo, entonces vendrán con el cuento que a una mujer no se le pega con el puño cerrado.

[¡Mosca, se debe hacer, en tal caso, con la mano abierta, para que no sea, faltae´respeto, sólo en tal caso, en sentido figurado, mosca!]

Sir “Taparita”, “Kid” Sigatoka, la “Frasquitera” (Maríaricardo) y el “Frasquitero” Ricardomaría, y etc escuálidos, deben escampar bajo una mata de mangos. A la banca (rota) escuálida, hay que dejarla que hable y hable para que meta la pata, diga embustes y embustes y embustes.

Es de saber que nadie puede sostenerse mucho tiempo sobre mentiras evidentes. Sólo se sostiene en el tiempo y trasciende quienes dicen verdades evidentes.

Nota: La banca (rota) también debe comprar alpargatas para el baile de su propia procesión funeraria.

Re-nota: El Jab de Aristóbulo pudo tumbar a “Kid Pambelé”

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3129 veces.



Guillermo Guzman


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a118388.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO