Comunicado de Asopetroleros del día 3 de diciembre


Caracas, 03 de Diciembre del 2.002


Dr. Alí Rodríguez Araque
Presidente de Petróleos de Venezuela, S.A. y demás miembros de la Junta Directiva.

Con asombro y estupor le escribo, para rechazar las acciones que lamentablemente un grupo minoritario de trabajadores de nómina mayor y ejecutiva en puestos claves atentan, una vez más contra la continuidad operativa de la corporación, para con iguales fines de la agenda política del pasado mes de abril del corriente año, impactar la dinámica sociopolitica nacional e irrumpir contra el hilo democrático del país..

No podemos dejar de estar asombrados quienes estamos trabajando hoy más que nunca para minimizar el impacto de la perversa e insana actitud de otros trabajadores políticos que dejaron hace rato de ser trabajadores petroleros y, asombra aún más la pasividad del alto nivel de PDVSA, para denunciar y sancionar públicamente estos actos vandálicos de conducta fuera de normativa interna y en claro desacato público al marco legal de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que hoy al igual que en abril persisten en irrumpir contra el estado de derecho venezolano.

El derecho a la huelga está establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, lo que no está establecido allí es el terrorismo petrolero contra los propios intereses del negocio y, peor aún contra una población de 24 millones de venezolanos que desea vivir en paz social.

La capacidad de asombro ya la perdimos quienes sólo deseamos dentro de PDVSA, trabajar en paz y agregar valor y causa pesar observar este permisivo actuar público que lesiona los intereses del negocio medular que alimenta la economía nacional.

Nos preguntamos ¿a qué se juega internamente y quien lo juega?.

Nosotros unidos a nuestros obreros estamos atentos, trabajando y observando bien de cerca a unos y otros en lo interno como a nivel nacional.

Usted se lamenta públicamente y se solidariza , por los hechos sucedidos contra el señor Juan Fernández y el señor Gualberto Bello.

Nosotros los trabajadores institucionalistas y apegados a los Principios y Valores de esta corporación, nos solidarizamos es con el Pueblo de Venezuela que no comprende cómo en una empresa básica del Estado, sus propios trabajadores de cuello blanco persisten y atentan contra los intereses del real accionista de este negocio: el Pueblo de Venezuela.

¡El Pueblo de Venezuela NO aceptará jamás la privatización de su empresa Petróleos de Venezuela, S.A., como tampoco aceptará la ruptura del hilo constitucional en Venezuela!.



La UNIDAD es un hecho: Pueblo y trabajadores petroleros sin distingo de nóminas para defender a PDVSA y a la Nación.

Pueblo que ahora mismo está atento y seguro bajará de los cerros, al igual que el trece de abril del 2002, pero esta vez acompañado de la clase media del país y, de nosotros también a reclamar sus derechos sobre PDVSA que hoy al igual que ayer están siendo afectados por una clase interna de minorías clasistas y llenas de odio e intolerancia política y social.

Nuestros obreros son Pueblo y dignos representantes de esta Patria de Bolívar y Sucre y tienen la sabiduría para comprender que en Petróleos de Venezuela S.A. estamos en una lucha por el control del poder económico y político del sector petrolero nacional y, ahora ante un nuevo factor: la dinámica de lucha de clases interna que llegó para quedarse en Petróleos de Venezuela, S.A.

¿Con qué ética y moral, pasada esta presente coyuntura interna, los trabajadores políticos que hoy atentan contra la continuidad operativa de PDVSA, verán a sus obreros y girarán instrucciones?. Está pelea la está ganando el Pueblo que son nuestros obreros que están trabajando 100% en nuestras áreas de operación dando ejemplo de ética corporativa a quienes más ganan, quién sabe irresponsablemente y a costillas del Estado.

¿De qué liderazgo hablamos en PDVSA, liderazgo para hacer actos de violencia social interna y atentados contra la continuidad operativa petrolera?.

En PDVSA ahora hay un nuevo liderazgo de características éticas, competencias profesionales y técnicas y calidad humana, con un modelaje de palabra y acción consensual con nuestros obreros.

En PDVSA no hay espacio para la mediocridad y el anonimato que implica la realización de actos de terrorismo internos, pues están siendo observados por cientos de miles de obreros y por trabajadores de distintas nóminas a nivel nacional que estamos hoy trabajando más que en abril para enfrentar este nuevo intento de mover a PDVSA como polea económica y política para irrumpir contra el Estado de derecho constitucional.

En consecuencia, desde muy temprano nuestros obreros y líderes regionales reportan, día a día, lo bueno y lo malo que sucede en todas las áreas de operación y se toman acciones al respecto para garantizar la continuidad operativa de nuestra empresa.

De lo bueno de la agenda de trabajo nos enorgullesemos, pues el trabajo es la norma y la única forma que conocemos de aportar a PDVSA y a Venezuela.
Eso somos nosotros quienes nos agrupamos cada día más. Un nuevo entorno interno: UNIDAD del Movimiento MULTINOMINA: Obreros, trabajadores contractuales , trabajadores de nómina mayor y ejecutiva, todos asociados para coadyuvar esfuerzos y sacar adelante esta empresa y a Venezuela por un bienestar social colectivo de los todos los venezolanos.



De lo malo del día de hoy le informo:

Reportes de Puerto Ordaz y Monagas que informan que perversas manos inhabilitaron las claves de acceso al "Sistema Nacional de Administración de Pedidos" para afectar la normalidad del suministro de combustible y demás productos.

Cierre del edificio de PDVSA Unare en Puerto Ordaz por instrucciones de alto nivel y ordenes internas de para la facturación.

Conclusión:

PDVSA NO SE PARA: Tendrán que matar a todos los obreros y, a nosotros también, para poder salirse con la suya: pararla ó privatizarla. No hay retorno. Venezuela es otra en conciencia colectiva por un mejor país.

Cada quien con su conciencia, la nuestra está tranquila. Seguimos trabajando y agregando a PDVSA y a nuestro país.




“La dignidad de un trabajador, no tiene nomina “


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1579 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas