Análisis abierto

Estremeciendo al PSUV

Las bases del PSUV han sido nuevamente tocadas por el prodigioso empuje que ha mostrado dar el Comandante HUGO CHÁVEZ, sin embargo, cada vez que lo intenta hacer, los malos pasos de quienes aún mantienen tapadas las arterias estructurales revolucionarias se hacen dueños de las funcionalidades del Partido, dejando a un lado a los dirigentes y su radio de acción, golpeando una y otra vez más las mejillas de las bases, creándose una gigantesca resaca a quienes verdaderamente luchan en las sociedades contra la burguesía reformadora y gatopardiana. El PSUV llegó para transformar las políticas partidistas de la Revolución, tratando de engrasar y unificar los ejes entuertos que venían ejerciendo los partidos vacíos y oportunistas, que sólo demandaban cargos gubernamentales y comisiones, dándose un auténtico telaje de corrupción extorsionista contra los gobiernos de turno. El Partido ha sufrido una desaceleración producto del deslindaje de sus burócratas hacia el dirigente-base, donde el líder local no ha podido acicalar las angustias y exigencia del Pueblo a las instituciones públicas, matando la esperanza y enfriando el frenesí de las luchas sociales. Quizás el peor error cometido en el PSUV ha sido abordar el Partido como instrumento mediático pero con una gran perdida de esencia, donde sus activismo sólo se aplica en momentos eleccionarios, convirtiéndose en un Partido industrial y no en un Partido de lucha Social constante. Por un lado, se van reformando los enquistadores de poderes económicos y políticos sobre las políticas públicas, estableciendo métodos perversos para el nuevo enriquecimiento burgués; es decir, el gobernante o funcionario público se embute dentro de la administración pública para bañarse en los ríos de las corrupciones. Queridos lectores analíticos, el PSUV ha fijado un cambio estructural, a pesar de esto, se ha usado una regla interesante, donde se escogerán propuestas desde el seno de los 60 en el caso de nuestro Estado Falcón, para conformar el Equipo Político Estadal. Un viejo amigo petrolero llamado Fernando me decía: “ese Equipo Político ya está contaminado por el Señor Montilla, porque él fue quien lo puso”. Pues yo le respondí que eso no era tan así, debido a que en nuestro Estado hay diversos líderes, que buscan de una manera u otra abordar el Partido, y allí se puede encontrar con todo tipo de intensiones buenas e maléficas; dirigentes que fueron pasados al baúl del olvido por gran parte de los burócratas del PSUV, que nunca fueron tocados por los gobernantes y quedaron truncados por las piedras de la desesperanza política. Un claro ejemplo es el empeño codicioso de mantener un enrosque sectorial del Partido desde el gobierno regional del Estado Falcón, auspiciando enfrentamientos absurdos contra la Alcaldía del Municipio Miranda, expresándose un claro enfoque de corrientes, dándose una crisis de evolución interna en el PSUV, agonizando una que se resiste morir y naciendo otras que insisten en emerger para unificar y reivindicar las luchas de un Pueblo, es por ello que CHÁVEZ se ve en la necesidad de llamar al Polo Patriótico, para abrir el compás revolucionario pudiendo entrar los que fueron condenados injustamente por los traidores de los aplausos del Pueblo, pero agrupando partidos que no se dejen envenenar y seducir como ya ha pasado; quizás el PCV en Falcón tendrá su oportunidad ahora para deslindarse de la lisonja de quien lo dirige y ha perdido su brújula, para recuperar su moral y ética revolucionaria comunista, dejando ser un cazador de cargos gobiernero a volver ser el glorioso PCV. Al Señor Montilla se le ha volteado el dominio del Partido, debido a que dentro de los 60 conviven corrientes distintas y, dependerá de cada una mantener el equilibrio en sus propuestas, allí es donde el camarada Luis Reyes Reyes invocará la sabiduría para no dejarse cautivar ni alucinar por la vieja política cuarta republicana que viene ejerciendo el Señor Montilla dentro del PSUV, prácticas que supo aprender de los adecos cuando estos fueron sus aliados en aquellos años 90, donde no tuvo la mínima expresión y sentir de un izquierdista siguiendo solapadamente los pasos de cualquier Petkoff; pues, y ahora dice ser chavista mientras que en el año 1997 negaba del apoyo hacia el Comandante HUGO CHÁVEZ para la candidatura presidencial. Hay que sentarse con algún alcalde y sentir la impotencia política de la desunión o acaso el temor de que se les pueda reproducir la amarga e injusta acción que fue víctima el ex alcalde Capitán Marcano; sin embargo, desde el municipio Miranda hay vestigios significantes de irreverencia en las discusiones, no obstante, se mantiene la disciplina en las decisiones y el avance ha sido expresivo y relevante, radiando la esperanza socialista por nuestro, con líderes dignos como los revolucionarios y revolucionarias La Chiche Manaure, Alberto Castelar, Rafael Pineda, Tibisay de Medina, Oswaldo Rodríguez León, Melvin López Hidalgo, Ulises Mora, entre otros y otras camaradas, y así poder extirpar la 5ta columna y derecha endógena, para crear el buen vivir revolucionario en nuestro Partido y sus aliados en Gobierno y Pueblo.

Abgdo.

carlosg2021@yahoo.com

Twitter: @carlosg2021


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1556 veces.



Carlos Gutierrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a116502.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO