Dip. Fernando Soto Rojas; Presidente.

A la Junta Directiva de la Asamblea Nacional

Dip. Aristùbulo Istùriz;1er. Vicepresidente.
Dip. Blanca Eekhout;2da. Vicepresidenta.
Representantes de la bancada del PSUV,PCV y demàs miembros para la
constituciòn del Polo Democràtico.

Presente.-

Desde comienzos del año 1959,los gobiernos de Acciòn
Democràtica y COPEI,contando con el apoyo de la Federaciòn de Càmaras
de Comercio,la Confederaciòn de trabajadores de Venezuela,altos
representantes de la Iglesia Catòlica,las empresas multinacionales y
la oligarquìa criolla,ejecutaron y apoyaron la suspensiòn de las
garantìas constitucionales que produjo la prisiòn de
congresistas,ilegalizaciòn de partidos polìticos,represiòn de las
protestas populares y allanamiento de universidades.Esto trajo como
consecuencia diversas formas de lucha que iban desde manifestaciòn
armada hasta la expresiòn de ideas disidentes que movilizò a
obreros,campesinos e intelectuales en frentes del campo y la
ciudad,sumàndose sectores militares cuya expresiòn se concreta en los
alzamientos del Porteñazo y el Carupanazo.

Dentro de este clima de confrontaciòn, el Estado adoptò
una abierta polìtica de represiòn bajo la consigna de "disparar
primero y averiguar despuès". Se inaugura asì un periodo de terrorismo
de Estado que con diferente intensidad durò aproximadamente treinta
años,abarcando los gobiernos de los presidentes Ròmulo Betancourt,Raùl
Leoni,Rafael Caldera en sus dos periodos,Carlos Andrès Pèrez en sus
dos periodos,Luis Herrera Campins y Jaime Lusinchi. En estos nefastos
periodos,Venezuela,al igual que el resto de Amèrica Latina,conoce por
primera vez la figura del detenido desaparecido,para lo cual se
instalan los centros de reclusiòn y tortura denominados Teatro de
Operaciones (TO), que siguieron los mètodos aprendidos en la Escuela
de las Amèricas.

Fue tan profunda y grave la violaciòn de los derechos
humanos,que aùn hasta esta fecha no se conoce el destino de cientos de
personas detenidas y posteriormente desaparecidos con la complicidad
de los òrganos judiciales de la època. Fueron inùtiles las mùltiples
denuncias y diligencias de todo tipo efectuadas por parte de
familiares y amigos, a pesar de contar con el testimonio de personas
que dieron fe de haber visto con vida a muchos de los detenidos,èstos
desaparecieron hasta el dia de hoy.

Estas graves violaciones a los derechos humanos,como las
desapariciones de personas cuya identidad està claramente
establecida,son motivo suficiente para regular a travès de la
propuesta del ANTEPROYECTO DE LEY CONTRA EL SILENCIO Y EL OLVIDO DE
LAS VICTIMAS DE LA REPRESIÒN POR PARTE DEL ESTADO EN EL AÑO DE 1959 Y
DE LAS DÈCADAS DE :1960,1970,1980 Y 1990. Se trata de permitir el
esclarecimiento de la verdad sobre los hechos ocurridos,asì como el
nombre de los responsables materiales e intelectuales de sus
ejecuciones y asuman ante los tribunales correspondientes sus
responsabilidades,ya que los delitos de lesa humanidad no prescriben.
Debe ser un compromiso moral y responsabilidad ètica
de los parlamentario bolivarianos y los aliados del POLO
PATRIÒTICO,con el resarcimiento de la memoria y la justicia.


(*) Militante del PSUV
Miembro del colectivo audiovisual de PANAFILMS.
y adherente de la Fundaciòn Capitàn de Navìo Manuel Ponte Rodrìguez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1822 veces.



Luis Palencia (*)


Visite el perfil de Luís Palencia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: