CAP: de periodista a secretario de Rómulo Betancourt, Ministro de RI, y dos veces presidente de Venezuela

No, no me alegro de la muerte de nadie, de la de CAP, tampoco. Debió ser juzgado y sentenciado en Venezuela por sus numerosos, crímenes, torturas y desapariciones durante sus dos gobiernos y mientras fue ministro de RI. Pero no fue así, murió tranquilo en su casa familiar en Miami. Tranquilo sí, porque hombres como CAP, no comenten errores, no hacen nada malo, son elegidos y así lo consideran por un Dios muy particular –de ellos- en el cual ellos creen a pie juntillas, elegidos para exterminar a los que ellos consideran enemigos de la democracia, de su democracia, una vaina muy especial que únicamente los elegidos, como sin duda lo fue CAP la entiendes y comprenden. Hay que acabar con el demonio a sangre y fuego. El maligno somos todos los que no pensamos como ellos. Entre estos elegidos se pueden señalar a todos los ex presidentes venezolanos de la época punto fijista –Todos, sin acepción ninguna.

CAP sin duda, fue un hombre audaz, jala mecate de Don Rómulo, sobrevivió a sangre y fuego al Caracazo, sobre miles de cadáveres, que aún se encuentran en el sector “la Peste” en una tumba común. Alliegro lo ayudó a exterminarlos, total eran pobres venezolanos, nada más. –El paquetazo neo liberal CAP lo aplicó, como un buen subordinado de los gringos y de su FMI. –El pueblo que carajo importaba- Quién les manda a ser pobres.

Cuántas lágrimas de madres debes CAP, cuantos jóvenes podrían hoy estar vivos y los tronchaste en su juventud CAP.

http://mx.groups.yahoo.com/group/larosaylaespada/message/1135

El pueblo de pendejo te sentó dos veces en la silla CAP, o será que en tus gobiernos si no existió democracia ni derecho a la vida para nadie que no opinase como tu y como tus panitas adecos.

Recuerdo como torturaron y asesinaron cobardemente en tu gobierno CAP a JORGE RODRÍGUEZ. Era tu gobierno de la democracia de la que mata al pueblo e hambre y cuando protesta a balazos, luego de una sesión de tortura, de esto se encargaban entre otros tus gusanos cubanos en la DISIP como Posada Carriles y CIA.

No me alegro de tu muerte CAP, pienso que si tuviste un relámpago de arrepentimiento, en esos momentos en tu luz de conciencia debiste sufrir, viendo pasar los fantasmas de tus muertos en fila interminable, esperándote en el reino de la muerte.

Qué pena, como has debido morir atormentado por tus recuerdos, si acaso tuviste al final algo de remordimiento, algo de piedad por tus muertos en los dos gobiernos, por aquellos que no pudieron abrazar a sus hijos, ni a sus padres, y los borraste de un solo carajazo de la vida.

Dios si puede te perdone, y se apiade de tu alma, es el único que puede hacerlo.

Cuanto debiste sufrir en esos minutos de conciencia, si un rayo de piedad, de amor se asomó a tu recuerdo del pasado de oprobió, de crimen de torturas.

Requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2510 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor