(Caso PIB de Venezuela y Haití)

La Perversidad y El Periodismo

Hay un académico que escribe generalmente en Últimas Noticia. Es economista de profesión y creo que se desempeña como  Director de la Escuela de Economía de la UCV. Su nombre, creo que es José Guerra. Este señor estuvo por años escribiendo artículos sobre su versión desastrosa de la economía venezolana y jamás, en muchos años, se fijó en el crecimiento continuo del PIB. En cuanto hubo un decrecimiento del PIB, rápidamente lo utilizó para encontrarle argumentos a su deseo de ver a Venezuela en los términos que lo desea, lo piensa  y lo escribe.

Este académico escribió este lunes un artículo con el nombre de “Banco Federal y Globovisión” en el cual “justificaba” que el banco federal era una maravilla de banco y su intervención fue producto de un interés particular del dictador Hugo Chávez Frías. Un tal Farraco que es un economista, académico y experto en asuntos bancarios sostuvo mucho antes que esta lumbrera con nombre de José Guerra, que esa institución debía haber sido intervenida muchos antes. José Guerra entre las razones que ofrece, sostiene que la intervención se da para buscar dominar globovisión. En el desarrollo de este artículo al cual me he referido, nos filtra la mentira de la independencia entre medios de comunicación y el poder económico en los países desarrollados

Hoy martes (14/12/2010) en la edición de Últimas Noticias aparece una nota con el título: “Las economías de Venezuela y Haití no crecerán este año”. La fuente es un documento publicado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y uno está consciente que la información es veraz y técnicamente ajusta a los criterios que sigue esta institución para preparar sus respectivos informes y pronósticos. No se cuestiona la información, pero el titular nada tiene de ingenuo y está preparado con una clara (y perversa) orientación sobre Venezuela. La idea, como suele verse y leerse en todas las “informaciones” que se generan desde los medios privados, se orienta a sugerirnos una lectura sobre nosotros muy desastrosas, porque (insisto) además de querer mantenernos en un estado de angustia, es lo que realmente desean: El País metido en un hueco.

¿Por qué es perversa esta información?

No porque sea mentira. El Banco Central de Venezuela ha venido informando periódicamente sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) y sabemos que tiene un tiempo bajo cero. Es perversa en doble sentido, porque coloca groseramente a la República de Haití como referencia y aunque no está escrito, el texto sugiere algo así: Venezuela no crece económicamente como esa pobre y miserable república de Haití. Es también perverso el manejo de la información por parte del periodista, porque en un esfuerzo por informar veraz y objetivamente, éste ha podido darle al lector una información que no es mentira y ofrecerle un panorama más conectado con la “naturaleza” de su profesión. Ha podido decir, que el PIB de Venezuela decreció -1,6% y la de Haití es de -7,0%; pero pudo informar también, que este -1,6 de Venezuela muestra una mejor situación con respecto a otros años. No lo dice porque su interés es precisamente mantener esa sensación de desastre y si para eso tiene que manipular perversamente, no tiene ningún problema con la ética, porque los periodistas en su gran mayoría abandonaron ese espacio de la ética desde hace mucho tiempo.

El "periodista" cuyo nombre es César Contreras Altuve, ha podido utilizar otra referencia más o menos cercana al caso venezolano (-1,6%), pero uso Haití porque para él, Haití es una basura de República y si Venezuela no crece económicamente es exactamente como esa basura de república. No lo dice en el texto y no tiene que decirlo, pero es el mensaje que elabora y deja filtrar en la preparación de la nota a la que he estado haciendo referencia. Este "periodista", si tenía la intención de comunicar sanamente una información que nadie discute por lo veraz que es, ha podido manejarse con otra referencia, pero perversamente enfocó la comparación con Haití porque la referencia con Haití, cuadraba con su objetivo y su interés de colocarnos como una República de mierda.

El mensaje está muy claro y por eso se diría en su sucia consciencia; si comparo a Venezuela con esa mierda de república que es Haití, comunico también el mensaje de que Venezuela ahora es una mierda de república. Eso es la idea que periodistas y políticos de derecha tienen sobre Haití y esa es la idea que desean comunicar sobre Venezuela.

Veamos esto matemáticamente. -1,6% está más lejos de -7,0% que de 0,5%. Me explico mejor, entiendo que es mucho menor la distancia entre 0,5% y -1,6% y es mayor entre -1.6% y -7,0%. El “periodista" Ha podido usar como referencia (por ejemplo) un país o una región como el Caribe, porque en la nota se registra que la zona del Caribe tuvo un crecimiento de 0,5%, pero utilizó a la República de Haití como recurso doblemente perverso; perverso hacia uno (Venezuela) y perverso y mal intencionado sobre un país que ha sufrido y sufre aún, no por una desgracia natural, sino por determinación e imposición política.

evaristomarcano@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1340 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a113974.htmlCd0NV CAC = Y co = US