¿Dónde van a cobrar los electores de los diputados de oposición?

A las elecciones del 26S, les ha salido un análisis, que nadie esperaba, mucho menos la oposición. Los oposicionistas, y los seguidores auto engañados, los vende patria no cuentan, están de sobra; en este inesperado análisis, los protagonistas son los  estafadores promotores de viviendas, y sus victimas: estafados clase media.

¿A que se refiere este encabezado?- A que, a la oposición se le ha  mojado la fiesta. Porque, en las pasadas elecciones, su fuente de votos estuvo representada, en gran mayoría, por la clase media venezolana. Ahora los partidos mediáticos y los cascarones vacios que han resultado ser los partidos políticos tradicionales, le están devolviendo el favor –a la clase media- de haberlos elegido a la Asamblea Nacional, poniéndose del lado de los malandros que estafaron a la clase media.

Porque la clase media consuetudinariamente ha venido votando por la oposición, obedeciendo a esa actitud parejera, que les hace creer, que apoyando a la oposición están ganando el ascenso al estatus de oligarca, por osmosis.

Bien, como a cada cochino le  llega su sábado, y la traición cuando se alimenta bien, tiene mucha vigencia. Esta caterva de  ladrones y estafadores, obtendría sus defensores en las filas de los golpistas y vende-patria, cuando el gobierno revolucionario bolivariano, le arrancó de las fauces, a esa ingenua clase media, quienes se creyeron todos los cuentos, que la MUD le decía contra la revolución bolivariana  y socialista, que estamos empeñados en consolidar, para brindarle al pueblo venezolano la mayor suma de felicidad, por lo cual luchó el Libertador Simón Bolívar.

Hoy, cuando vemos en televisión, una gran cantidad de familias, estafadas, de las más diversas maneras, el asombro por la capacidad de maldad que el capitalismo, despliega, contra el pueblo, nos desborda.

Citamos un ejemplo. En el conjunto Residencial Mata Linda en Charallave, los representantes del capitalismo, ejercieron casi todas las formas delictivas contra los compradores de la clase media: Les vendieron en planos o maqueta a precios leoninos, les quitaron una abultada inicial, tan abultada, que con ella podrían construir -sí lo quisieran-, la vivienda en cuestión. El resto del precio, se lo cobraban, con créditos a  altos intereses, y plazos muy cortos, y a esto le agregaban el cobro de un ipc (índice del precio al consumidor, léase inflación), que no era exactamente un ipc aplicado a los materiales de construcción, sino a todos los productos objeto de consumo en la nación.

Además este ipc, era calculado hasta la fecha de la  supuesta entrega de la vivienda, y ese cálculo era trasladado al tiempo presente. Luego que la asamblea nacional eliminó el cobro del ipc, estos defraudadores, disfrazaron el ipc, con un aumento unilateral injustificado del costo de las viviendas que superaba en un 300% el costo contratado originalmente. Sí, la familia no aceptaba este nuevo contrato, se le amenazaba con perder todo derecho a su vivienda.

Pero las maldades no terminan aquí, cuando el gobierno del presidente Hugo Chávez mediante los organismos competentes, interviene a favor de los compradores estafados; las familias quienes la gran mayoría de ellas ya habían pagado el precio original y más, van a buscar su casa, solo encuentran monte y más monte, y de paso, los promotores se dieron a la fuga.

Como en eso de falta de escrúpulos, la burguesía y la oligarquía, son sobresalientes, no han observado ninguna norma de buena conducta o respeto por la dignidad humana, es más, se han excedido en burlas, hacia las personas afectadas. Por ejemplo el  Dinodirigente adeco Henry Ramos Allup, se ha referido a los afectados como unos 15 o 16 vagos que quisieron aprovecharse de esa situación para hacerse de una vivienda sin pagar su precio. Por otro lado el periodista y desestabilizador profesional Carlos Fernández de Televen, sin morderse la lengua ha llamado a los estafados, como personas que no teniendo capacidad de pago quieren  obtener una casa sin hacer ningún esfuerzo.

Podemos mencionar aquí  a las televisoras Globovision, Televen, y Venevision, las cuales se han dedicadas con toda su fuerza a defender a los delincuentes prófugos, del Banco federal, Econoimvest, a todas las promotoras intervenidas y las que van a intervenir, quienes se encuentran prófugas en el exterior, aduciendo que son perseguidos políticos. Cuando, en realidad son delincuentes comunes, perseguidos por la justicia venezolana por haber delinquido contra el pueblo venezolano, en dos versiones, una primera versión, es el delito contra la mente de los venezolanos pobres, al insistir en dañarle la mente a ese pueblo con mensajes alienantes; otra versión es el delito contra la clase media que luego de utilizarla, como arma para dañar al gobierno bolivariano, lo traicionan de la manera más vil cuando no solo los abandonan, sino que los atacan y los acusan de hacerle daño a los estafadores y ladrones.

Sin necesidad de ser demagogos, nosotros los revolucionarios, si podemos agradecer, con bondad, con amor, con bienestar, con democracia, con inclusión, con justicia en abundancia. Mientras tanto; como lo ha demostrado la oposición en el caso de la estafa inmobiliaria, ellos no solo no quieren agradecer al pueblo, sino que no tienen como hacerlo, porque son pobres en todo:  en amor, en moral, en solidaridad, en decencia, en bondad, etc.

¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE!  ¡VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1985 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a112076.htmlCd0NV CAC = Y co = US