Vascos peligrosos

Venezuela siempre atrajo a los subversivos y terroristas vascos, hijos, nietos, biznietos o tataranietos de la tierra de Vasconia, hoy mal llamada Euskal Herria, Euskadi o país vasco. Independizarse de España siempre fue común locura y grito de indianos o aldeanos. en Caracas o Bilbao, y por siglos Sus Majestades siguen preguntando “¿por qué no se callan?” esas voces malagradecidas que no entienden que la Iglesia pregona a los pueblos del mundo: “Nunca es tan grande el hombre como cuando está de rodillas ante Dios, o sumiso ante su señor natural El Rey.”    

VASCOS POR LA LIBERTAD

El primer enemigo del Estado español que buscó refugio (pero encontró la muerte) en Venezuela fue un nativo de la villa de Oñati en Guipúzcoa, llamado Lope de Aguirre, famoso por sus crímenes y autor de cartas retadoras e insultantes al Rey de España. Aunque la corona y la iglesia católica tuvieron la precaución de infamarlo con el título de “Tirano Aguirre” que la superstición ha conservado hasta nuestros días, no faltó otro criminal de sangre vasca, el tal Bolívar, para llamar a Lope de Aguirre “Príncipe de la Libertad”.

Ese Simón Bolívar, de familia originaria de Ziortza-Bolibar en Vizcaya, violó su juramento militar al Rey y tornose traidor al participar en el golpe de Estado del 19 de abril de 1810 y, un año después, en la revolución y secesión de Caracas del 5 de julio de 1811. Entre los vascos y criollos traidores que aprovecharon la desgracia de España invadida por los franceses para declararse independientes, se destaca ese Bolívar que, como “coronel” de milicias combatió bajo las órdenes del fementido isleño Francisco de Miranda.

Durante la segunda revolución de Caracas Bolívar cometió delitos de lesa humanidad, como ordenar el asesinato de un millar de prisioneros civiles presos en La Guaira y Caracas. A los siete años de comenzada la revuelta, los otros cabecillas insurgentes reconocen el fanatismo típicamente vasco de Bolívar, lo proclaman General y Jefe Supremo de la Gran Traición Americana y lo siguen en la horrenda tarea de destruir la civilización europea en América del Sur.

VASCOS DE HOY

Bajo el actual gobierno tiránico y dictatorial de Hugo Chávez se incrementó el culto oficial y popular hacia el vasco Bolívar, al punto que Venezuela adoptó, por referendo, la denominación de “República Bolivariana”.

No debe extrañar, pues, que los terroristas de ETA se refugien en ese país de indios, negros y mestizos, especialmente si cuentan con la ayuda del gobierno. Veamos: el social demócrata Felipe González le pidió al social demócrata Carlos Andrés Pérez que recibiera unos independentistas vascos sobre quienes no pesaba ni acusación ni condena. Uno de estos fue Arturo Cubillas quien, naturalizado y casado con venezolana, sigue en Venezuela y trabaja en instituciones oficiales. Cuando las autoridades españolas piden su extradición el gobierno de Chávez se niega alegando que es venezolano y no se lo acusa de nada concreto.

¿Acaso el gobierno venezolano pretende hacernos creer que un vasco es inocente por el simple hecho de no cometer ningún delito? Que lo extraditen a ver si nuestros tradicionales métodos de interrogatorio no lo encuentran culpable hasta del asesinato de Kennedy. Por algo sobre la policía española pesan unas diez mil acusaciones de “tortura”: nosotros sí sabemos cómo tratar a los vascos.

La corona española lucha desde hace siglos contra los terroristas vascos, llámense Lope de Aguirre, José Antonio Anzoátegui o Simón Bolívar. Es punto de honor de la monarquía, después de perder tantas colonias en América, no permitir la organización política ni el desarrollo cultural, mucho menos la independencia de los vascos. Para eso se emplean todos los métodos legales y, si necesario, los semi-legales, porque como fiel heredera del franquismo, la Corona defiende sus mismos católicos principios: los violentos deben ser exterminados.

Véase la lista de algunas acciones de justicia y paz realizadas por nuestros grupos paramilitares y parapoliciales, por fidelidad al Rey y a la Santa Tradición, coordinados por la Benemérita Guardia Civil según instrucciones del “Señor X” (Felipe González).

  • 16 de octubre de 1983: secuestro de los miembros de ETA José Lasa Arostegui "Joxean" y José Ignacio Zabala "Joxi" en Bayona (Francia). Posteriormente fueron asesinados de un tiro en la cabeza y enterrados en Busot (Alicante). Los cuerpos aparecieron en enero de 1985 pero no fueron identificados hasta 1995 a raíz de las investigaciones realizadas por el comisario Jesús García, que falleció precisamente durante la celebración del juicio en 1996. En dicho juicio resultó condenado, entre otros, el general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo.
  • 18 de octubre de 1983: intento de secuestro en Bayona por parte de cuatro policías españoles del dirigente etarra José Mari Larretxea Goñi. Los cuatro agentes fueron detenidos in fraganti por gendarmes franceses.[49]
  • 4 de diciembre de 1983: secuestro de Segundo Marey en Hendaya, al confundirlo con Mikel Lujúa (presunto miembro de ETA), por parte de mercenarios franceses contratados por la policía española. Se exigió a Francia la liberación de los policías españoles detenidos en octubre. Los agentes fueron puestos en libertad el 8 de diciembre, y Marey el día 13.
  • 19 de diciembre de 1983: asesinato del presunto militante de ETA Ramón Oñaederra Vergara "Kattu" en Bayona.
  • 29 de diciembre de 1983: asesinato por parte de un francotirador del GAL del presunto dirigente etarra Mikel Goikoetxea "Txapela", cuando estaba abriendo la puerta del coche en Bayona. Muere a los pocos días en Burdeos
  • 8 de febrero de 1984: ametrallamiento y asesinato de dos presuntos miembros de ETA, Vicente Perurena Telletxea y Angel Gurmindo Lizarraga "Stein" en Hendaya.
  • 1 de marzo de 1984: asesinato por un disparo al corazón del trabajador ferroviario Jean Pierre Leiba en Hendaya, sin ninguna relación con ETA. Un autodenominado portavoz declinó cualquier responsabilidad del GAL en el asesinato, y negó que los cuatro detenidos en Irún acusados del asesinato fueran miembros del mismo.[51]
  • 23 de marzo de 1984: asesinato del presunto dirigente de ETA Javier Pérez Arenaza Fogorb, cuñado de "Txomin" Iturbe, en una gasolinera de Biarriz.
  • 3 de mayo de 1984: asesinato por disparos del presunto miembro de ETA Rafael Goikoetxea. Resulta herido su compañero Jesús Zugarramurdi "Kixkur", supuesto dirigente de ETA, en Saint-Étienne-de-Baïgorry.
  • 26 de mayo de 1984: secuestro, apaleamiento, malos tratos y posterior liberación de dos miembros de los comités antinucleares Xavier Lorenzo y Endica Lorenzo en Algorta. El GAL reconoce que el segundo fue un error.
  • 15 de junio de 1984: asesinato por medio de una moto bomba del presunto dirigente de ETA Tomás Pérez Revilla y su compañero Ramón Orbe, en Biarriz. El primero muere a los pocos días y el segundo resulta herido.
  • 10 de julio de 1984: atentado en el Bar Consolation de San Juan de Luz (Francia) por medio de un artefacto explosivo. Resultan heridos tres vascos supuestamente vinculados a ETA,[52] José Oliva Gallastegui, Bonifacio García y Juan Jaúregui Aurria.
  • 18 de noviembre de 1984: asesinato por disparos desde una moto del bailarín Christian Olaskoaga en Biriatou. No tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno. El hermano de Christian, Claude, resulta herido. El GAL reconoció posteriormente el error.
  • Diciembre de 1984: bomba en el coche de Ramón López Abetxuko, responsable de seguridad de ETA.
  • 5 de febrero de 1985: herido por un coche bomba Christian Casteigts en Bayona. Sin relación aparente con ETA ni con su entorno.[49]
  • 4 de marzo de 1985 : son ametrallados en el bar "Lagunak" Josu Amantes y Ángel Zabaleta, ambos heridos.
  • 26 de marzo de 1985: herido de gravedad por disparos el presunto miembro de ETA Ramón Basañez Jauregui en Ciboure.
  • 29 de marzo de 1985: ametrallamiento contra el Bar "Les Pyreneés" en Bayona. Es fatalmente herido Benoit Pecasteing y son heridos Jean Marc Mutio y Pedro José Pikabea, presunto miembro de ETA. Detenido in fraganti Pierre Baldés.
  • 30 de marzo de 1985: asesinato por disparos del fotógrafo del diario Egin Xabier Galdeano en San Juan de Luz.
  • 14 de junio de 1985: ametrallamiento al bar "Trinkete" en Ciboure. Son muertos Emile Weiss y Claude Doer. No tenían ninguna relación con ETA ni con su entorno.
  • 26 de junio de 1985: asesinato por disparos en Bayona del supuesto miembro de ETA Santos Blanco Gonzalez "Aitite".
  • 8 de julio de 1985: herido el refugiado vasco Juan Carlos Lezertua en Ciboure.
  • 31 de agosto de 1985: herido por disparos en San Juan de Luz Dominique Labeyrie. No tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno. El GAL reconoció el error.
  • 25 de septiembre de 1985: ametrallamiento al bar "Monbar" en Bayona. Son asesinados los presuntos miembros de ETA José Mari Etxaniz Maiztegi "Potros", Iñaki Asteasuinzarra Pagla, Agustín Irazustabarrena Urruzola "Legra" y Sabin Etxaide Ibarguren "Eskumotza" y herido Jean Iriarte. Fueron acusados Lucien Mattei y Pierre Frugoli. Este hecho inspiraría posteriormente la canción Hotel Monbar del grupo de rock Kortatu.
  • 24 de diciembre de 1985: herido gravemente en Biarriz Robert Caplanne, muerto el 3 de enero a causa de sus heridas. No tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno. Acusados 5 miembros de la ultraderecha CEDADE e Ismael Miquel Gutierrez.
  • 17 de febrero de 1986: asesinato por disparos de Christophe Matxikote y Catherine Brion. No tenían ninguna relación con ETA ni su entorno.[49]
  • 24 de julio de 1987: asesinato por medio de bomba lapa colocada en su vehiculo de Juan Carlos García Goena. Aunque el atentado no fue reivindicado los detenidos acusaron al GAL de haberlo ordenado. El asesinado no tenía ninguna relación con ETA ni con su entorno.[49]

URBANIZACIÓN LAS PALMAS, CARACAS

Para no herir algunas susceptibilidades nacionales no se incluyó en la lista anterior el ajusticiamiento, por un comando de nuestro Grupo Antiterrorista de Liberación GAL dirigido por J. P. Cherid, el 14 de Noviembre de 1980 en la Urbanización Las Palmas de Caracas, de Jokin Etxeberria y a su compañera Espe Arana, una joven pareja de exiliados vascos sorprendidos y abatidos por ráfagas de metralleta con silenciador, mientras almorzaban en su apartamento.

La callada e ilegal pero valiosa colaboración de altos policías de Colombia y Venezuela en este acto de profilaxia antiterrorista, prueba el profundo respeto de la monarquía española por la soberanía de Venezuela. España tiene derecho a exigir idéntico respeto por parte de Venezuela, y espera que el mundo entienda que la lucha contra los vascos es tan legítima y necesaria como la del Estado de Israel contra los palestinos, o la de la Estrados Unidos contra los afganos. VIVA EL REY Y ARRIBA ESPAÑA.

rotheeduardo@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5068 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor