Respuesta a "Hindú y Lanois", a sus artículos en Aporrea

Los buhoneros de Caracas son un caos

Lo que pasó en Sabana Grande, verdaderamente es lamentable, triste y deprimente para los soñadores que estamos comprometidos con un verdadero proceso de cambios revolucionarios.

Lo que pasó con el “buhonero” se podía haber evitado mi apreciada amiga Hindú y amigo Lanois.

Les anexo una conversación escuchada en la esquina de una de las tantas plazas

caraqueñas:

Tomasito, como que estás preocupado

Ripidio, si por esta vaina, Caracas parecía Faluya,

Co…, que vaina Tomasito, pensar que luego de varios años de proceso estamos como siempre con estos buhoneros, llamados ahora modernamente “economía informal”

Los buhoneros son en realidad, los dueños de las calles y por ende de la ciudad, simplemente por una razón, no se ejerce la autoridad ni se hacen respetar las leyes y ordenanzas que existen ya al respecto, no se aplica la ley ni las ordenanzas.

Es verdad, dice Tomasito, esto me parece que es una guarimba orquestada por los terroristas enemigos del proceso y de que las leyes se cumplan contra la nueva Leyes y ordenanzas de recuperar los espacios, plazas, parques, aceras y calles para el pueblo, el peatón, el paseante el anciano que quiere disfrutar de su ciudad, sus plazas, sus fuentes y monumentos.

Claro Tomasito, dice Ripidio aprovecharon el momento oportuno y la complicidad algunos golpistas usan a los buhoneros para formar un alboroto en cualquier esquina y calle.

Yo, simplemente les aplico la ley, eso sí, sin disparar un tiro, a los buhoneros tanto extranjeros como nacionales, los reeduco y les doy un nuevo trabajo, pero la buhonería no es una manera de vivir con dignidad, y menos en revolución, ni es tampoco ninguna profesión

Barajo ripidio, tu eres arrecho dice Tomasito.

Ripidio, o se aplica la ley a estos buhoneros o nos joden simplemente.

Mira Tomasito, toma nota de esto, este estudio sociológico fue hecho: “unos amigos disfrazados de buhoneros, (curas y periodistas entre otros) realizaron un trabajo de campo precisamente en Sabana grande y en otros sitios de la ciudad de Caracas. Constataron que: estos buhoneros no son en primer lugar políticos, ni idealistas, eso les importa un comino, al contrario lo explotan a su favor. Los buhoneros apoyan al que les conceda y les de lo que ellos pidan, que no es otra cosa que trabajar en las calles sin costo alguno para ellos, ni pago de personal, ni patentes, local, electricidad ni agua. –Los más son enemigos del proceso.

- La luz se la piden prestada a los faroles o puntos de las calles y se conectan de las líneas del teléfono público de gratiñan y viva la Pepa.

Si, Tomasito, ellos no están con este gobierno, muy pocos lo están en verdad y pocos tienen conciencia política menos ideología, una gran masa de ellos ni siquiera están nacionalizados, lo que sí lo están, no están inscritos en el registro electoral, luego no votaron, ni votan, -ese no es su problema- pues eso no les importa un comino. Aparte muchos de ellos repito son enemigos del proceso.

Pero como toda regla tiene excepciones continua diciendo Ripidio, conocimos un buhonero que vendía a pié pateando la calle, que era del partió comunista, y nos dio hasta una clase de marxismo, nos dijo que ejercía ese oficio desde hace años, y que le gustaba pues no tenía amo, y se sentía completamente libre.

Tomasito, se creen y en efecto lo son, pequeños empresarios y panas de los escuálidos. Ripidio: Los buhoneros Tomasito, manejan capitales en mercancía de millones, otros son empleados o testaferros de comerciantes poderosos y son revendedores a sueldo de dichos señores. -

Caracha Ripidio, eso es la verdad, además, los más, votan contra nuestro presidente Chávez, y son enemigos de Jorgito el Alcalde. Y los que votan, “pocos” votaran en su contra, lo que pasa es que para saber estas cosas hay que trabajar en la calle, infiltrarse entre ellos y hacer labor de inteligencia como lo hicieron estos señores.

Mira Tomasito, en todos lo países existen vendedores ambulantes, pero deben implementarse leyes y ordenanzas que los regulen.

Existen proyectos, dice Ripidio, para erradicar este flagelo de nuestras ciudades algunos muy humanos e interesantes, pero existen intereses subterráneos que no dejan que se lleven a cabo. Yo, Tomasito elaboré uno con el nombre de Luz y Trabajo, pero nadie me paró, donde lo llevé ni siquiera lo han leído entonces, me pregunto:

¿Existe de verdad interés de erradicar este eterno problema?

Cara Ripidio y tan bonita que se verá nuestra ciudad en un futuro sin buhoneros, sería más limpia, se vería más amplia, podría caminar tranquilo por sus calles, sin miedo a tantos arrebatotes y robos. Mira como está quedando de bello el paseo del cementerio, antaño paraíso de los buhoneros.

Claro Tomasito, eso es ansina, pero a quienes les toca arreglar este despelote es al alcalde Jorgito y a su policía, que para eso lo elegimos, para que administren la ciudad y la ordenen, junto a las demás autoridades, pero con contraloría social de nosotros y con nuestra participación protagónica.

Claro Tomasito ansina mismo es.

Ripidio; Me voy, que tengo una reunión con el zurdo. ¿Con el presidente, Ripidio? no vale con mi amigo el zurdo Antonio.

requenave1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2742 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor